SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Unas leyes de control de armas más estrictas podrían reducir las probabilidades de que los adolescentes lleven armas de fuego

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Unas leyes de control de armas más estrictas podrían reducir las probabilidades de que los adolescentes lleven armas de fuego

Pero las regulaciones estatales deben poner un límite en la posesión de armas de los adultos para tener un impacto, según un estudio

LUNES, 21 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Quizá sea menos probable que los adolescentes lleven consigo armas de fuego si viven en un estado que cuente con unas leyes de control de armas estrictas, según un estudio reciente.

Los investigadores calificaron las leyes de control de armas de cada estado según una escala de 0 a 100, y contrastaron esa puntuación con los datos de una encuesta federal que preguntó a los niños si habían llevado consigo un arma de fuego al menos una vez en el mes anterior.

Por cada aumento de 10 puntos en la puntuación sobre las leyes de control de armas del estado, había una reducción del 9 por ciento en las probabilidades de que un adolescente dijera que portó un arma de fuego, según el estudio.

"Al reducir la disponibilidad de las armas de fuego, se puede tener potencialmente un impacto notable sobre la seguridad pública", dijo el autor del estudio, Ziming Xuan, profesor asistente de ciencias de la salud comunitaria en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston.

Esta relación parece depender de la posesión de armas de fuego de los adultos, descubrieron los investigadores. Si les leyes que restringen el permiso de tener armas reducen la tasa de posesión de armas de fuego de los adultos, entonces es menos probable que los adolescentes dispongan de esas armas para llevarlas consigo, según los hallazgos.

Bindu Kalesan, profesora adjunta de la Faculta de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, comentó que este estudio está "básicamente diciendo que el verdadero problema es la posesión de armas de fuego por parte de los adultos". Kalesan no participó en la investigación.

Pero este estudio solamente mostró una asociación entre las leyes de control de armas y las probabilidades de que los adolescentes lleven armas de fuego. No probó causalidad.

El estudio aparece en la edición del 21 de septiembre de la revista JAMA Pediatrics.

Cada año, un promedio de 15,000 adolescentes fallecen en Estados Unidos, según la información de respaldo en el estudio. Las tres causas principales de mortalidad en los adolescentes eran las lesiones involuntarias, el homicidio y el suicidio, según el estudio.

Las armas de fuego tuvieron un rol en el 83 por ciento de los homicidios de jóvenes, y aproximadamente en la mitad de los suicidios había implicada un arma, comentó Xuan.

En el estudio, los investigadores clasificaron a los estados según sus leyes de control de armas mediante una tarjeta de calificaciones publicada por el Brady Center to Prevent Gun Violence. Las tarjetas de calificaciones tienen en cuenta los esfuerzos para reducir el tráfico de armas de fuego, fortalecer la revisión de los antecedentes, asegurarse de la seguridad infantil, prohibir las armas de asalto de estilo militar y restringir las armas de fuego en los lugares públicos.

Los autores del estudio hallaron una variación sustancial en las puntuaciones con respecto a las leyes de control de armas a nivel estatal; las puntuaciones promedio variaban entre el mínimo de 1.3 en Utah hasta el máximo de 79.7 en California.

Entonces, los investigadores obtuvieron datos de la Encuesta federal de conductas arriesgadas en adolescentes, que pregunta con regularidad a los adolescentes si han llevado consigo un arma de fuego al menos una vez durante los 30 días previos a la encuesta.

Los autores del estudio hallaron que las leyes de control de armas tuvieron un efecto directo en las probabilidades de que un adolescente portara un arma de fuego. Además, hubo una asociación significativa entre la posesión de armas por parte de los adultos y las probabilidades de que un adolescente llevara un arma de fuego.

Pero los investigadores hallaron que cuando tuvieron en cuenta la posesión de armas de las personas adultas, la asociación entre las leyes de control de armas y la probabilidad de que un adolescente lleve un arma de fuego desapareció.

"Esto se explica muy probablemente por el hecho de que los adolescentes consiguen las armas de las personas adultas", señaló Xuan. "Si un estado con un control estricto sobre las armas logra reducir la posesión de armas de fuego por parte de los adultos, reduciría la cantidad de niños que llevan esas armas".

El estudio proporciona una evidencia potente de que las leyes estatales de control de armas pueden influir en la conducta de los adolescentes, dijo Sam Bieler, investigador asociado del Instituto Urbano, en Washington, D.C.

"La tendencia de los jóvenes a llevar armas de fuego está relacionada con el entorno legal en el que crecen", dijo Bieler, que no participó en el estudio. "Esto es algo que los estados deberían tener en cuenta cuando estén pensando en sus leyes de control de armas".

Más información

Para más información sobre las armas de fuego y la seguridad infantil, visite la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad