SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una vida saludable podría significar más años de vida sana para las personas mayores

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Una vida saludable podría significar más años de vida sana para las personas mayores

Un estudio encontró que, además de vivir más, disfrutaban de periodos más largos sin discapacidad

VIERNES, 7 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Los adultos mayores que llevan una dieta saludable, hacen ejercicio con regularidad, mantienen una cintura delgada y evitan fumar pueden esperar vivir más años sin discapacidad, encuentra un estudio reciente.

"Hay mucha preocupación en la sociedad de que una vida más larga conducirá a una mayor carga para la sociedad", comentó la coautora del estudio, la Dra. Anne Newman, directora del Centro sobre el Envejecimiento y la Salud de la Población de la Universidad de Pittsburgh.

"Este estudio muestra que una vida más larga también era una vida mejor para los que tenían unos estilos de vida saludables", afirmó.

Según Newman, la moraleja es que los que tienen los hábitos más saludables pueden esperar que vivirán alrededor de un 80 por ciento de sus años restantes libres de discapacidad. En contraste, entre los que tienen "los niveles más bajos de hábitos saludables, solo del 55 al 60 por ciento de los años restantes fueron libres de discapacidad", añadió.

"Podemos afirmar que tener un estilo de vida saludable a una edad más avanzada fue importante para mantenerse sano y libre de discapacidad", aseguró Newman.

En el estudio, el equipo de Newman exploró datos de casi 5,900 hombres y mujeres de a partir de 65 años de edad. Al inicio del estudio, todos los adultos mayores gozaban de una movilidad completa y vivían de forma independiente en el condado de Sacramento, California; en el condado de Forsyth, Carolina del Norte; en el condado de Washington, Maryland; y en el condado de Allegheny, Pensilvania.

A partir de 1990, y durante 25 años más, los investigadores siguieron los hábitos de estilo de vida de los participantes dos veces al año. Esos hábitos incluían el tabaquismo, el consumo de alcohol y la actividad física, además de la dieta, el estatus de peso y las rutinas de socialización.

A finales del periodo del estudio, más o menos nueve de cada 10 participantes habían fallecido. En promedio, las mujeres tendían a vivir 15 años tras el inicio del estudio, y casi 11 de esos años se caracterizaron como libres de discapacidad. Eso significaba que no tenían dificultades para realizar las actividades cotidianas de rutina, como comer, usar el baño, vestirse, acostarse o sentarse y levantarse de una cama o silla, y caminar por la casa.

Los hombres del estudio vivieron en promedio 12 años, y durante 10 de esos años se les consideró libres de discapacidad.

Pero se encontró que el estilo de vida tenía un efecto sobre el riesgo de discapacidad.

Tras tener en cuenta factores como la edad, la raza, el nivel de ingresos, el historial educativo, el estado civil y los problemas de salud a largo plazo actuales, los autores del estudio encontraron que los que tenían los estilos de vida más saludables vivían más tiempo y con menos años de discapacidad que los que llevaban los estilos de vida menos saludables.

En específico, los hombres y mujeres obesos experimentaron una reducción tanto de su longevidad como de sus años de vida sin discapacidad en general de más de un 7 por ciento, en comparación con los que tenían un peso normal.

De forma similar, las personas que comían de la forma menos saludable experimentaron un descenso tanto de su longevidad como de sus años de vida sin discapacidad de casi un 4 por ciento.

Y por cada 25 manzanas adicionales que una persona de cualquier sexo caminara por semana, su longevidad y años de vida sin discapacidad aumentaron en medio punto de porcentaje.

Los hallazgos aparecen en la edición de octubre de la revista Journal of the American Geriatrics Society.

El Dr. Gregg Fonarow, codirector del programa de cardiología preventiva de la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que el estudio sugiere que "nunca es demasiado tarde para adoptar un estilo de vida saludable para el corazón y percibir beneficios de salud".

"La magnitud del beneficio en términos de años adicionales de vida sin discapacidad asociada con esos factores podrían resultar sorprendentes para muchos", comentó.

"[Pero] estos hallazgos sugieren que, incluso a una edad avanzada, tener o adoptar unos factores de estilo de vida saludable puede potencialmente alargar el periodo de vida futura con una buena salud y libre de discapacidad", señaló Fonarow.

Más información

Para más información sobre una vida saludable para las personas mayores, visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad