SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una vacunación generalizada combate unas graves infecciones estomacales en los niños, según los CDC

Una vacunación generalizada combate unas graves infecciones estomacales en los niños, según los CDC

Las tasas de hospitalización por gastroenteritis han bajado de forma marcada desde la introducción de la vacuna contra el rotavirus en 2006

MARTES, 9 de junio de 2015 (HealthDay News) -- El uso generalizado de una vacuna contra un germen que provoca infecciones gastrointestinales en los bebés y en los niños pequeños ha sido un éxito total en Estados Unidos, sugiere un estudio reciente.

Un equipo dirigido por el Dr. Eyal Leshem, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., reporta un gran descenso en el número de niños pequeños hospitalizados con gastroenteritis desde la introducción de la inmunización de rutina contra el rotavirus en 2006.

"El rotavirus es la causa más común de gastroenteritis aguda grave (vómitos y diarrea grave) en los niños de todo el mundo", dijo una experta, la Dra. Roya Samuels, pediatra del Hospital Pediátrico Cohen de Nueva York, en New Hyde Park.

Pero dos vacunas (Rotateq y Rotatrix) pueden prevenir hasta el 87 por ciento de todas las enfermedades por rotavirus en el primer año de vida del bebé, explicó Samuels, que no participó en el estudio.

En la nueva investigación, el equipo de Leshem examinó los datos de 26 estados. Encontraron un declive marcado entre 2008 y 2012 en las hospitalizaciones por gastroenteritis entre los niños menores de 5 años de edad.

Antes de la implementación de la vacuna contra el rotavirus, 76 de cada 10,000 niños menores de 5 años eran hospitalizados por gastroenteritis por todas las causas, anotaron los investigadores. Pero tras el inicio de la vacunación generalizada, esa tasa se redujo en un 31 por ciento en 2008, en un 33 por ciento en 2009, en un 48 por ciento en 2010, y en un 55 por ciento en 2012.

Hubo declives similares en las tasas en los niños de ambos sexos, en todos los grupos raciales y étnicos, y en todos los grupos de edad, según el equipo de los CDC.

Las mayores declives ocurrieron en niños de 6 a 23 meses de edad, según el estudio, publicado el 9 de junio en la revista Journal of the American Medical Association.

Antes del inicio de la vacuna contra el rotavirus, la tasa de hospitalización por gastroenteritis vinculada de forma directa con el rotavirus entre los niños menores de 5 años de edad era de 16 casos por cada 10,000 niños. Pero tras el inicio de la vacunación, las tasas se redujeron en un 70 por ciento en 2008, en un 63 por ciento en 2009, en un 90 por ciento en 2010 y en un 94 por ciento en 2012.

Los autores dijeron que, por supuesto, los bebés individuales son protegidos por la vacuna, pero que la "inmunidad grupal" probablemente también tenga mucho que ver. La inmunidad grupal ocurre cuando las probabilidades de un niño de entrar en contacto con un germen disminuyen porque hay muchas otras personas que también son inmunes al mismo, y por tanto no lo transmiten.

"Si se observan las cifras, la vacuna ha sido de verdad increíble", dijo otro experto, el Dr. Tuvia Marciano. Marciano es director de endoscopia pediátrica del Hospital de Winthrop en Mineola, Nueva York.

"Ya se habían publicado datos sobre el efecto de la vacuna", dijo Marciano, "y sabemos que redujo drásticamente las admisiones de niños enfermos con rotavirus y con gastroenteritis". Es una excelente noticia, añadió, dado que "la gastroenteritis y la deshidratación conforman un porcentaje importante de las admisiones [pediátricas] al hospital".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la vacuna contra el rotavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad