SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una proteína cerebral vinculada con el Alzheimer se detectó en adultos jóvenes

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Una proteína cerebral vinculada con el Alzheimer se detectó en adultos jóvenes

Las personas de incluso apenas 20 años de edad tienen una acumulación de amiloidea, pero los investigadores no están seguros de su significado

La acumulación de la placa en el cerebro, que hace mucho que se ha vinculado con el inicio de la enfermedad de Alzheimer, se ha identificado en los cerebros de hombres y mujeres de apenas 20 años de edad, señalan unos investigadores.

"Una cosa que esto significa es que el recurso, la maquinaria, para crear los grumos de placa que vemos en los pacientes de Alzheimer ya está disponible en los individuos jóvenes", señaló el coautor del estudio, Changiz Geula, profesor de investigación de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

"La implicación parece ser que si se quiere prevenir la formación de esos grumos cuando una persona envejece, quizá haya que intervenir mucho antes de los que pensábamos, para intentar deshacernos de la amiloidea muy a principios de la vida", planteó Geula.

Geula y sus colaboradores analizaron el tejido cerebral de 48 personas fallecidas que tenían de 20 a 99 años de edad.

El problema es una proteína anómala, o "amiloidea", que se sabe que se acumula y rodea a unas células cerebrales especializadas llamadas neuronas en las personas mayores y en las que sufren de Alzheimer. La acumulación de amiloidea se conoce como placa.

"La amiloidea es mala", afirmó Geula. "No sabemos el mecanismo exacto mediante el cual provoca daño, ni si la acumulación de amiloidea es el principal desencadenante del Alzheimer, así que no podemos decir que en realidad provoque la enfermedad. Pero durante mucho tiempo hemos sabido que provoca un daño tóxico, y no puede ser buena para la persona cuando se acumula".

Lo que es nuevo aquí y "muy sorprendente es que hallamos una acumulación de esta amiloidea en las células nerviosas de individuos de apenas 20 años", añadió Geula.

Los hallazgos aparecen en la edición del 2 de marzo de la revista Brain.

La enfermedad de Alzheimer, un trastorno cerebral progresivo, es el tipo más común de demencia en las personas mayores. Se calcula que 5 millones de estadounidenses padecen de la enfermedad, y esa cifra está en aumento.

El equipo del estudio analizó los cerebros de 13 personas de 20 a 66 años sin problemas de salud mental, de 14 personas sin demencia de entre 70 y 99 años, y de 21 pacientes de Alzheimer de 60 a 95 años.

Se prestó atención en particular a un cierto tipo de neurona, la "neurona colinérgica del cerebro basal anterior", que los investigadores apuntan es particularmente vulnerable a la muerte celular en los pacientes de Alzheimer. Esas neuronas son esenciales para la memoria y la atención.

Se observó una acumulación tóxica de amiloidea en esas células en todo el espectro de edad y salud. No se observó el mismo grado de acumulación en otros tipos de células nerviosas en regiones distintas del cerebro.

Los grumos eran usualmente más grandes en los cerebros más viejos y en los de pacientes de Alzheimer, encontró el estudio. Los autores dijeron que los grumos que crecen probablemente dañen y maten a las neuronas.

"Pero cuánta variabilidad haya en la población general sigue sin estar claro", admitió Geula. Algunas de las personas mayores estudiadas tenían unas cantidades de amiloidea más parecidas a los niveles observados en los jóvenes, halló el estudio.

"Lo que debemos hacer ahora es observar un número más alto de personas mayores para ver si las que tienen más amiloidea se enfrentan a un mayor riesgo de Alzheimer o a unas peores capacidades [de pensamiento]", planteó Geula.

La Dra. Yvette Sheline, profesora de psiquiatría, radiología y neurología de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, aconsejó precaución, resaltando la naturaleza "compleja" de los hallazgos.

Sheline, que no participó en el estudio, enfatizó que las conclusiones se basaron en solo unas pocas muestras de cerebro. También se limitaron exclusivamente al crecimiento de la placa en una parte del cerebro y a un tipo de neuronas específicas, anotó.

"No obstante, es interesante que la acumulación de amiloidea pueda ocurrir tan temprano en el cerebro basal anterior", apuntó Sheline.

Pero en una muestra tan pequeña sin evaluación mental en vida ni seguimiento, señaló que es imposible saber si esas personas llegarían a tener la enfermedad de Alzheimer, o si se trata de una parte de la fisiología humana normal.

Pero el Dr. Stephen Salloway, director del programa de neurología, memoria y envejecimiento del Hospital Butler en Providence, Rhode Island, dijo que los hallazgos podrían en última instancia señalar a un "paso clave" en el inicio de la enfermedad de Alzheimer.

"Este proceso parece ocurrir antes en esas células que en otras regiones del cerebro", anotó Salloway. Determinar el motivo de que esas neuronas basales en particular sean más propensas a la acumulación de placa que otros tipos de neuronas "proveerá pistas importantes para resolver el misterio de la enfermedad de Alzheimer", apuntó.

Más información

Para más información sobre el Alzheimer, visite la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad