SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una experta señala que al envejecer, las mascotas necesitan una atención especial

Una experta señala que al envejecer, las mascotas necesitan una atención especial

El ejercicio, las visitas al veterinario y mucho amor podrían ayudar a prolongar la calidad de vida

VIERNES, 29 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- La vejez parece sorprender tanto a las mascotas como a la gente.

Mucho antes de lo que se espera, Fido y Copito de Nieve ya no pueden salir corriendo por la puerta ni saltar a la cama. Pero con visitas de rutina al veterinario, ejercicio regular y un buen control del peso, uno puede ayudar a esa querida mascota a protegerse del inicio de enfermedades relacionadas con la edad, sugiere una experta en veterinaria.

"Al envejecer, las mascotas se parecen mucho a la gente respecto a las enfermedades", aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad del Estado de Kansas Susan Nelson, profesora asistente de servicios clínicos de la universidad. La diabetes, la enfermedad renal crónica, el cáncer, la osteoartritis, la enfermedad periodontal y la enfermedad cardiaca se encuentran entre los problemas a los que se enfrentan las mascotas con una creciente edad, señaló.

"Al igual que las personas, los exámenes y pruebas de rutina pueden ayudar a detectar algunos de estos problemas, y hacer que el tratamiento sea más exitoso", añadió Nelson, e hizo referencia especial a la prevención de la dirofilaria immitis y las vacunas en general.

"También es importante trabajar de cerca con el veterinario", aseguró Nelson, ya que "muchas mascotas toman más de un tipo de medicamento al envejecer, igual que los humanos".

Los gatos de ocho a once años (equivalente a entre 48 y 60 años humanos) se consideran como "mayores", mientras que los que tienen más de doce años caen en la categoría de "geriátricos", explicó Nelson.

Para los perros, depende del peso. Los que pesan menos de 20 libras (nueve kilos) se consideran mayores a los ocho años, y geriátricos a los once. Sin embargo, los que pesan 120 libras (casi 55 kilos) se consideran mayores a los cuatro años y geriátricos a los seis, y se aplica una escala de edad variable a los caninos que pesan entre veinte y 120 libras.

Nelson señaló que para detectar los problemas pronto, se debe llevar a gatos y perros mayores a un examen de salud y pruebas de laboratorio semestrales. "Enfermedades como la hipertensión sistémica y la diabetes mellitus son sólo algunas de las que pueden ocurrir a una edad relativamente joven, y que con frecuencia sorprenden al dueño. La incontinencia urinaria o fecal es otro problema que puede ocurrir cuando la mascota envejece", agregó.

"Es obvio que estas acciones no pueden prevenir todas las enfermedades, pero cuando se detectan temprano, muchas se pueden manejar" y prolongar la calidad de vida, apuntó Nelson.

Nelson también desea que los dueños tomen en cuenta que la conducta de las mascotas puede cambiar con la edad si problemas mentales como la senilidad, fobias y varias ansiedades se manifiestan. Puede haber desorientación, además de cambios en los hábitos alimentarios y la tendencia a dormir más.

El riesgo de problemas articulares también aumenta con la edad, y no se debe animar a las mascotas mayores a correr ni saltar tanto como en el pasado. Nadar y caminar son buenas alternativas, sugirió, y los complementos y fármacos pueden ayudar a controlar el dolor de la artritis.

En general, Nelson aconseja a los dueños "dar a las mascotas mayores mucho cariño y atención". Aseguró que eso puede facilitar mucho el proceso de envejecimiento.

Más información

Para más información sobre el envejecimiento en los perros, visite la ASPCA.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad