SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una biopsia líquida podría ayudar a los médicos a seguir los cambios en los tumores

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Una biopsia líquida podría ayudar a los médicos a seguir los cambios en los tumores

Un estudio de gran tamaño encontró que predecía en qué momento el ADN del cáncer estaba mutando, y podría ayudar a personalizar los tratamientos para evitar la resistencia a los medicamentos

SÁBADO, 4 de junio de 2016 (HealthDay News) -- Las biopsias pueden ser difíciles y dolorosas para los pacientes de cáncer, pero necesarias para diagnosticar de forma precisa la enfermedad y determinar el mejor tratamiento.

Ahora, unos investigadores informan que una nueva "biopsia líquida" de la sangre podría ser una revolucionaria alternativa.

Los médicos utilizan sangre extraída del brazo de un paciente para analizar el ADN que los tumores normalmente desprenden en el torrente sanguíneo, explicó el investigador líder, Philip Mack, director de farmacología molecular del Centro Oncológico Integral de la Universidad de California, en Davis.

Un estudio de más de 15,000 pacientes con 50 tipos de tumores distintos determinó que la biopsia líquida puede detectar con precisión las mutaciones en el ADN del cáncer, señaló Mack.

"Si veíamos una mutación en el plasma, significaba que estaba en el tumor", dijo Mack, que presentó los hallazgos este fin de semana en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO), en Chicago.

El Dr. Joshua Brody, director del Programa de Inmunoterapia del Linfoma del Instituto Oncológico Tisch de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, afirmó que la investigación "es muy importante. Cambiará la práctica".

"No es exactamente como la varita mágica de Star Trek, pero nos acercamos", afirmó Brody.

Sin embargo, el director médico de la ASCO, el Dr. Richard Schilsky, anotó que los resultados del estudio son esperanzadores, pero no prueban que usar una biopsia líquida vaya a originar mejores resultados para los pacientes.

La investigación "ofrece evidencias importantes en el recorrido de probar la utilidad clínica de las biopsias líquidas", dijo Schilsky.

En el estudio, los investigadores usaron un nuevo escáner genético conocido como Guardant360, que analiza el ADN del cáncer en la sangre del paciente, buscando mutaciones en 70 genes distintos relacionados con el cáncer. El estudio recibió financiación de Guardant Health Inc., que produce la prueba utilizada en la investigación.

Las biopsias líquidas proveen información valiosa para los médicos que utilizan terapias dirigidas para tratar el cáncer, dijo Mack, porque detectan en qué momento los tumores se están haciendo resistentes a una terapia en particular.

Los tumores desarrollan resistencia "a través de la adquisición de nuevas mutaciones que les permiten eludir o de alguna otra forma ignorar una opción terapéutica", señaló Mack. "Si identificamos cuál es la mutación, podemos tratar con una terapia distinta".

En el estudio, los tipos más comunes de cáncer fueron el cáncer de pulmón avanzado (un 37 por ciento), el cáncer de mama (un 14 por ciento) y el cáncer colorrectal (un 10 por ciento).

Hace décadas se sabe que los tumores liberan su ADN en el torrente sanguíneo, sobre todo en los casos avanzados en que el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo, apuntó Mack.

"La pregunta siempre ha sido si esto puede servir como alternativa a una biopsia para el diagnóstico y para la asignación de la terapia dirigida adecuada", explicó Mack.

Mack y sus colaboradores encontraron que los análisis genéticos del ADN del cáncer hallado en la sangre detectaban con mucha precisión las mutaciones causantes de cáncer que también se hallaban en las muestras de tejido tumoral.

Los investigadores compararon los resultados de las biopsias líquidas con pruebas genéticas realizadas en el tejido cancerígeno obtenido mediante biopsias de 398 de los pacientes, y encontraron que las muestras de sangre contenían las mismas mutaciones que el tejido entre el 94 y el 100 por ciento de las veces, dijo Mack.

También encontraron que la prueba podía detectar cambios genéticos en un cáncer, que ocurren a medida que los tumores se hacen resistentes a los medicamentos dirigidos para el cáncer.

En general, la biopsia líquida reveló posibles opciones de tratamiento en más del 63 por ciento de los pacientes evaluados, incluyendo medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamento (FDA) de EE. UU., además de elegibilidad para ensayos clínicos.

Mack anticipa que el costo de una biopsia líquida será competitivo respecto al de una biopsia de tejido tradicional, dado que sacar sangre cuesta menos que un procedimiento invasivo y el procesamiento posterior del tejido extraído.

Pero en este momento Mack cree que una biopsia líquida no puede reemplazar una biopsia de tejido en el diagnóstico inicial del cáncer.

"En este momento, no podemos prescindir de esa biopsia inicial del tumor", afirmó. "La biopsia inicial y la patología subsiguiente son los que nos permiten determinar el tipo de cáncer e incluso si es en realidad un cáncer. Seguirá siendo necesario".

"Un patólogo médico entrenado puede decirle la mayoría de las veces de qué tipo de tumor se trata, basándose en el aspecto y la conducta de las células de una muestra de tejido", continuó Mack. "Pueden decir que aunque la muestra salió de una lesión en el hígado, en realidad es cáncer de pulmón".

Mack cree que el valor real de la biopsia líquida aparecerá a medida que el tratamiento de un paciente de cáncer se lleve a cabo.

La mayoría de pacientes nunca se someten a una segunda biopsia de tejido durante el tratamiento para evaluar su progreso, "a menos que haya una opción terapéutica atractiva disponible", apuntó.

La biopsia líquida ofrece una forma más fácil de seguir el tratamiento. "Se puede sacar sangre en casi cualquier momento, de forma que se puede de verdad monitorizar la progresión del tumor de un paciente en el tiempo", dijo Mack.

Brody considera que la biopsia líquida también puede servir como una valiosa alternativa a una biopsia de tejido para el diagnóstico del cáncer en pacientes particulares.

"Tenemos muchos pacientes de más edad o menos sanos que simplemente no son buenos candidatos para la cirugía", apuntó Brody. "Para ellos, no se trata de esta [biopsia líquida] versus la biopsia de tejido. Es esta versus nada".

El Dr. Sumanta Pal, oncólogo médico del Centro Médico Nacional City of Hope en Duarte, California, se mostró de acuerdo con Brody, y anotó que las biopsias de tejido pueden ser muy difíciles de realizar en los cánceres que se han propagado al cerebro o al hueso.

"Son lugares muy precarios para una biopsia", dijo Pal, y añadió que algunos pacientes también podrían tener un riesgo de hemorragia que hace que una biopsia de tejido sea una opción peligrosa.

"Hay muchos escenarios distintos en que puedo imaginarme que esta prueba [de la biopsia líquida] sería clínicamente significativa para el diagnóstico", planteó Pal.

Varias pruebas de biopsia líquida en competencia están disponibles ahora, o se están desarrollando, añadió Pal.

Aunque este estudio se enfocó en el tratamiento genético del cáncer, Brody considera que una biopsia líquida también resultaría valiosa para terapias que usan el sistema inmunitario del propio cuerpo para dirigirse a las células cancerosas.

"Podremos desarrollar pruebas similares para predecir la respuesta de los pacientes a las inmunoterapia", afirmó.

Más información

Para más información sobre las biopsias para el cáncer, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad