SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un panel de expertos estadounidenses aconseja aumentar la edad legal para fumar a los 21 años

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Un panel de expertos estadounidenses aconseja aumentar la edad legal para fumar a los 21 años

Dicho cambio salvaría miles de vidas y reduciría la cantidad de fumadores, según el Instituto de Medicina

JUEVES, 12 de marzo de 2015 (HealthDay News) -- Aumentar la edad legal para comprar productos de tabaco de 18 a 21 años salvaría cientos de miles de vidas y reduciría sustancialmente la cantidad de fumadores en Estados Unidos, según un nuevo informe.

Tal cambio resultaría en 249,000 muertes prematuras menos de personas nacidas entre 2000 y 2019, y en un 12 por ciento menos de fumadores en 2100, según el informe publicado el jueves por el Instituto de Medicina (IOM).

"Los beneficios para la salud pública de aumentar la edad hasta los 21 años son sustancialmente mayores que aumentarla hasta los 19", dijo Richard Bonnie, presidente del comité del IOM que redactó el reporte, y profesor de medicina y derecho en la Universidad de Virginia.

El IOM es un panel independiente de expertos que aconseja al gobierno federal sobre cuestiones de salud pública.

Según el informe, aumentar la edad mínima hasta los 21 años prevendría o retrasaría el momento en que los jóvenes de 15 a 17 años empiezan a fumar. El informe examinó específicamente los beneficios de aumentar la edad hasta los 19, 21 y 25 años, dijo Bonnie.

Bonnie explicó que los adolescentes más jóvenes a menudo piden a adolescentes más mayores que les compren cigarrillos, y pueden tener muchos amigos de 18 y 19 años. Pero es menos probable que tengan tantos amigos de 21 años de edad. Esa es la razón por la que aumentar la edad hasta 21 años sería lo que resultaría en el mayor beneficio para la salud pública, señaló.

Aumentar la edad hasta los 25 años tiene algún valor adicional, pero más reducido porque ya hay mucho solapamiento social entre los jóvenes de 21 y 25 años, señaló Bonnie.

El comité halló que habría aproximadamente un 3 por ciento menos de fumadores en 2100 si la edad aumentara hasta los 19, y un 16 por ciento menos de fumadores si la edad aumentara hasta los 25.

Si alguien no ha fumado tabaco para cuando tiene 26 años, es muy improbable que lo haga luego, añadió el panel.

Además, si la edad aumentara hasta los 21 ahora, en 2100 habría unos 286,000 nacimientos prematuros menos, 438,000 casos menos de peso bajo al nacer y aproximadamente 4,000 casos menos de muerte súbita del lactante entre las madres de 15 a 49 años, según el informe.

Bonnie comentó que el comité intentó encontrar el equilibrio entre dejar que los adolescentes tomen sus propias decisiones sobre la salud y tener en cuenta los beneficios para la salud pública del hecho de que los adolescentes se vuelvan adictos a la nicotina cuando sus cerebros todavía se están desarrollando.

La Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) afirmó en una declaración emitida el jueves que respaldaba los hallazgos.

"Este nuevo informe del IOM aporta evidencias importantes y muestra que los estados y las comunidades locales deberían pensar en aumentar la edad mínima para la venta de productos de tabaco y en crear leyes integrales para los lugares de trabajo libres de humo", señaló la asociación del pulmón.

Bonnie explicó que según la Ley de Control del Tabaco y Prevención Familiar del Tabaco de 2009 que dio a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. la autoridad sobre el tabaco, la FDA no podía aumentar la edad mínima de venta de productos de tabaco. Pero el Congreso pidió a la agencia que informara de los beneficios para la salud pública del aumento de la edad a 19, 21 o 25 años. Y ahí es donde el IOM entró en escena, dijo.

Aunque la edad mínima federal para comprar tabaco sea de 18 años, varias ciudades, incluyendo la ciudad de Nueva York, han aumentado la edad hasta los 21 años, señaló Bonnie. Además, Alabama, Alaska, Nueva Jersey y Utah han aumentado la edad hasta los 19 años. Pero Bonnie no está seguro de que el Congreso tenga la voluntad de aumentar la edad federal.

"El nivel de tabaquismo está reduciéndose", dijo Bonnie. "Seguirá reduciéndose incluso si no se realizan más cambios políticos", dijo.

Brian May, vocero de Philip Morris USA, señaló que "aumentar la edad mínima para la compra de productos de tabaco es un problema complejo. Antes de que las localidades y los estados deseen aumentar el límite de edad deberían dar un tiempo al Congreso para pensar en aumentar la edad mínima".

A lo largo de los últimos 50 años, los esfuerzos por controlar el tabaco han llevado a unos 8 millones de muertes prematuras menos. Pero más de 40 millones de estadounidenses siguen fumando, según el informe.

"Creo que habría unos beneficios para la salud pública sustanciales si se aumentara la edad [legal] para poder comprar, sobre todo hasta los 21 años", señaló Bonnie. "Aumentar la edad legal mínima de acceso resultaría en 3 millones menos de fumadores en 2060 que de lo contrario sí fumarían".

El comité también dijo que el aumento en el consumo de narguiles y cigarrillos electrónicos por parte de los adolescentes y adultos jóvenes podría tener un efecto sustancial en el consumo de cigarrillos y otros productos de tabaco, pero es demasiado temprano para predecir estos efectos.

Más información

Para más información sobre los daños que produce fumar, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad