SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un nuevo anticoagulante podría ayudar a combatir los coágulos peligrosos que se forman en las piernas

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Un nuevo anticoagulante podría ayudar a combatir los coágulos peligrosos que se forman en las piernas

Un estudio halla que rivaroxaban parece seguro y eficaz aunque cuesta más que los medicamentos estándar

SÁBADO, 4 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un nuevo anticoagulante, rivaroxaban (Xarelto), podría ser un tratamiento eficaz, conveniente y más seguro para pacientes que tienen trombosis venosa profunda (TVP), según dos nuevos estudios.

De acuerdo con la investigación, publicada en línea el 4 de diciembre de la New England Journal of Medicine, el nuevo medicamento podría ser una opción para los coágulos potencialmente mortales que se forman por lo general en la parte inferior de la pierna o en el muslo.

Los resultados tenían previsto presentarse el sábado en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Hematología (American Society of Hematology, ASH), en Orlando, Florida.

"Los resultados de estos estudios van a cambiar posiblemente la forma de tratar a los pacientes de TVP ", señaló el autor del estudio Dr. Harry R. Buller, profesor de medicina del Centro Médico Académico de la Universidad de Ámsterdam, en un comunicado de prensa de la ASH. "Este nuevo régimen de tratamiento con rivaroxaban oral puede hacer que la terapia anticoagulante sea más fácil que el tratamiento estándar actual para el paciente y el médico, con un solo medicamento y una enfoque sencillo de dosis fija".

Otro experto estuvo de acuerdo.

"Rivaroxiban es por lo menos tan eficaz como el antiguo medicamento [warfarina] y parece más seguro. Además, su uso es más sencillo ya que no requiere de análisis de sangre para ajustar la dosis", apuntó el cardiólogo Dr. Alan Kadish, actual presidente de Touro College en la ciudad de Nueva York.

El estudio fue financiado en parte por Bayer Schering Pharma, que fabrica rivaroxaban fuera de Estados Unidos. Ortho-McNeil, que comercializará el medicamento en Estados Unidos y que debe obtener la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU., también aportó fondos para la realización del estudio. En marzo de 2009, un panel asesor de la FDA recomendó la aprobación del medicamento, pero la agencia está a la espera de nuevos estudios.

Los autores apuntaron que alrededor de dos millones de estadounidenses sufren cada año una trombosis venosa profunda. Estos coágulos que se forman en las piernas, conocidos a veces como "síndrome de la clase turista" ya que se relacionan con la falta de movilidad durante los vuelos largos, pueden viajar hasta los pulmones y dar lugar a embolias pulmonares potencialmente mortales.

El estándar actual de cuidado consiste generalmente en un tratamiento con anticoagulantes relativamente conocidos como el medicamento oral warfarina (Coumadin) y / o heparina inyectada.

Aunque son efectivos, en algunos pacientes pueden causar respuestas inestables así como interacciones problemáticas con otros medicamentos. En el caso particular de la warfarina, también existe el riesgo de hemorragias graves y potencialmente mortales. Por tanto, el uso de estos medicamentos requiere de una supervisión intensa y continua.

La búsqueda de tratamientos más seguros y sencillos llevó al equipo de Buller a analizar dos conjuntos de datos: El primero comparaba rivaroxaban con el anticoagulante estándar enoxaparina (un medicamento como la heparina) y el segundo comparaba rivaroxaban con un placebo.

En el primer caso, alrededor de 1,700 pacientes de TVP recibieron rivaroxaban, mientras que un número similar recibió enoxaparina durante un año. En el segundo estudio, cerca de 600 pacientes de TVP que habían completado al menos seis meses del primer ensayo (con cualquiera de los dos medicamentos) fueron seleccionados al azar para que tomaran rivaroxaban, mientras que un número similar de pacientes recibió un placebo.

Los autores observaron menos casos de formación de coágulos entre el grupo que tomó rivaroxaban que entre los que tomaron enoxaparina (2.1 por ciento frente a 3 por ciento respectivamente). Las hemorragias graves también fueron ligeramente menos comunes en el primer grupo que en el segundo.

El nuevo medicamento también superó de manera significativa al placebo, ya que poco más del 1 por ciento de los pacientes que tomaron rivaroxaban tuvo problemas en comparación con más de 7 por ciento del grupo de placebo.

Aunque los problemas de sangrado fueron más prevalentes entre los pacientes que tomaron rivaroxaban que entre los que tomaron el placebo, el equipo de investigación determinó que la nueva opción de tratamiento era segura y eficaz para tratar la TVP.

El doctor Murray A. Mittleman, director de la Unidad de Investigación de Epidemiología Cardiovascular en el Centro Médico Beth Israel Deaconess de la Facultad de medicina de Harvard en Boston, señaló que la búsqueda de tratamientos alternativos para la trombosis venosa profunda podría ser un "avance importante", a pesar de que es probable de que rivaroxaban sea una más opción costosa.

"El problema con los tratamientos actuales no es el costo", señaló, "por ejemplo, la warfarina lleva mucho tiempo entre nosotros y es un medicamento muy económico. Tiene que ver más bien con las complicaciones importantes que acompañan a los tratamientos actuales, lo que significa que se necesitan monitorizaciones engorrosas y frecuentes, así como el ajuste de las dosis".

Kadish estuvo de acuerdo. "Si bien el costo de rivaroxaban es significativo, la ausencia de los costos por la monitorización de control, la reducción del tiempo fuera del lugar de trabajo [ya que no requiere de análisis de sangre] y la menor tasa de sangrado sirven para mitigar el diferencial de los costos en comparación con la warfarina", apuntó.

"También la trombosis venosa profunda afecta a un amplio grupo de pacientes", señaló Mittleman. "Lo que significa que el riesgo de sangrado de los tratamientos actuales puede afectar el estilo de vida de la gente joven activa, a los que a menudo se les aconseja evitar las actividades que pueden inducir complicaciones. Por lo que la calidad de vida también es un factor importante. En definitiva, un nuevo tratamiento que sea más seguro y por lo menos igual de eficaz sería muy útil".

Más información

Más información sobre la trombosis venosa profunda en el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad