SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un medicamento para la diabetes tipo 2 ayuda a algunas personas con depresión crónica, según un estudio

Por Serena Gordon, Reportera de HealthDay -
Un medicamento para la diabetes tipo 2 ayuda a algunas personas con depresión crónica, según un estudio

La resistencia a la insulina podría subyacer a la enfermedad mental, apunta una investigadora

MIÉRCOLES, 18 de noviembre de 2015 (HealthDay News) -- Un pequeño estudio reciente amplía las evidencias de la teoría de que la resistencia a la insulina podría tener un rol importante en la depresión de algunas personas.

El estudio encontró que un medicamento que normalmente se utiliza para fomentar la sensibilidad a la insulina en personas con diabetes tipo 2 parece ayudar a aliviar los síntomas de depresión crónica. Y el efecto más potente fue en las personas que eran resistentes a la insulina pero no tenían diabetes, halló el estudio.

Esos hallazgos "amplían la explicación neurobiológica de lo que sucede cuando la gente está deprimida, y deberían ayudar a eliminar el estigma de la depresión. Es una enfermedad del cerebro", dijo la autora líder del estudio, la Dra. Natalie Rasgon, profesora de psiquiatría y ciencias conductuales de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, en California.

"Depresión es un término general, como resfriado común... puede tener más de una causa", comentó Rasgon. "En este estudio, observamos dos efectos separados del [fármaco]. En los pacientes con resistencia a la insulina, mejoró su resistencia a la insulina y mejoró su depresión".

Esto podría significar que la resistencia a la insulina tiene un rol significativo en la depresión en estas personas, explicó.

Pero los pacientes sin resistencia a la insulina también experimentaron una mejora de la depresión durante el ensayo.

"Esto habla sobre un mecanismo distinto. Podría ser un efecto antiinflamatorio", dijo Rasgon.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 18 de noviembre de la revista Psychiatry Research. El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. Los investigadores no recibieron respaldo de los fabricantes del medicamento, la pioglitazona (Actos), que tiene aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para su uso como tratamiento para la diabetes tipo 2.

La insulina es una hormona que permite al cuerpo y al cerebro utilizar el azúcar de los alimentos como combustible. Las personas sensibles a la insulina utilizan la hormona con efectividad. Las personas resistentes a la insulina no utilizan la insulina bien, y el azúcar se libera en el torrente sanguíneo en lugar de ser utilizada como energía para las células del cuerpo y el cerebro. La resistencia a la insulina puede ser un precursor de la diabetes tipo 2, señalaron los investigadores.

El estudio incluyó a 37 adultos (29 mujeres y 8 hombres) reclutados en la Universidad de Stanford. Los voluntarios del estudio tenían entre 21 y 75 años. Su peso variaba entre un peso más bajo que el normal hasta la obesidad grave, anotaron los autores del estudio. Ninguno tenía diabetes, pero algunos eran resistentes a la insulina o tenían prediabetes, según los investigadores.

Todos los voluntarios del estudio habían sufrido de depresión durante más de un año. A pesar de los tratamientos estándar para el trastorno de salud mental, seguían experimentando depresión, apuntaron los autores del estudio.

Rasgon y su equipo administraron al azar a los voluntarios del estudio un tratamiento de 12 semanas con pioglitazona o un placebo. También se les permitió continuar con su tratamiento antidepresivo actual. La pioglitazona funciona al hacer que las personas sean más sensibles a la insulina, explicaron los investigadores.

Todos los participantes en la investigación fueron evaluados respecto a la depresión y la resistencia a la insulina al inicio del estudio, y una vez más al final.

Las personas que eran sensibles a la insulina tuvieron mejoras en la depresión independientemente de si tomaban el fármaco o el placebo. Pero los que eran resistentes a la insulina solo experimentaron una mejora en los síntomas de depresión si tomaban el fármaco para sensibilizar a la insulina. Las personas que eran resistentes a la insulina que tomaron el placebo no mejoraron.

Cuanto más resistente a la insulina era una persona, mejor funcionó el fármaco para su depresión, halló el estudio.

La idea de que la resistencia a la insulina podría provocar problemas en el cerebro tiene sentido, apuntó Rasgon. El cerebro usa mucha glucosa (azúcar), de forma que cualquier cosa que dificulte que el cerebro reciba la glucosa que necesita podría afectar a funciones cerebrales vitales, como el control de la emoción y del pensamiento, sugirió.

No se sabe si sería seguro que las personas sin diabetes tipo 2 tomen pioglitazona durante periodos largos. Rasgon apuntó que el estudio fue pequeño y que solo duró 12 semanas. Espera poder hacer un ensayo más grande y duradero.

"Los datos de este estudio son preliminares", apuntó el Dr. Eric Hollander, director del programa de ansiedad y depresión del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York. "Pero podría al final conducir a un nuevo paradigma que podría resultar útil para reducir el estigma de la depresión", añadió.

"Los trastornos del estado de ánimo quizá sean parte de una enfermedad sistémica, al menos en un subgrupo de pacientes deprimidos", dijo.

Hollander sugirió que las mejoras en la resistencia a la insulina o una reducción de la inflamación podría ser lo que ayudara a aliviar los síntomas depresivos.

Ambos expertos dijeron que estos hallazgos sugieren que cualquiera de los tratamientos para la diabetes tipo 2 podría también ayudar a las personas con depresión de larga duración. Los tratamientos incluyen otros fármacos que mejoran la sensibilidad a la insulina, e incluso factores del estilo de vida como perder peso o hacer ejercicio. Esos dos factores del estilo de vida también mejoran la sensibilidad a la insulina.

Más información

Para más información sobre la depresión, visite el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad