SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un fármaco experimental contra la leucemia resulta todo un mate

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -

Ray Johnston, ex jugador de básquetbol, vence las probabilidades en su contra con su banda de rock en Dallas

JUEVES, 23 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Era agosto de 2004 y Ray Johnston, de 24 años de edad, vivía el sueño de su niñez.

Acababan de sacarlo de su vida como corredor de hipotecas y le habían abierto las puertas de las canchas del campamento de entrenamiento de verano de los Dallas Mavericks de la Asociación Nacional de Básquetbol. Johnston había llamado la atención de un cazador de talentos en un torneo local.

Pero un pequeño choque en la cancha con otro jugador llevó a lo que Johnston pensaba que sería una cirugía de rutina. Sin embargo, después de la cirugía, el sangrado no se detenía.

Cuando Johnston despertó, la gente hablaba sobre la victoria de George W. Bush al ser reelegido, y el primer triunfo de los Medias Rojas de Boston en la Serie Mundial en 86 años.

Johnston había estado en coma por más de dos meses.

Y tiempo no fue lo único que perdió. Cuando despertó, también se enteró de que se le había diagnosticado leucemia promielocítica aguda, una forma de cáncer de sangre poco común que ataca a unas 1,500 personas al año, según el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

"Las probabilidades de jugar con los Mavericks son más o menos las mismas que de contraer esta enfermedad", afirmó Johnston durante una entrevista hace poco.

Pero Johnston había desafiado las probabilidades durante toda su vida y no iba a darse por vencido.

Nativo de Montgomery, Alabama, logró entrar al equipo de básquetbol de bachillerato cuando apenas estaba en octavo grado y luego se ganó un puesto como base de respaldo "en prueba" en la Universidad de Alabama.

"Es un guerrero supremo", aseguró al Dallas Observer Mark Cuban, el multimillonario propietario de los Dallas Mavericks, que considera a Johnston uno de sus pocos héroes. "Nunca teme las batallas y, no importa qué tan difícil sea, encuentra el lado positivo".

Cuando a Johnston, que mide 1.91 m (6 pies y 3 pulgadas) se le diagnosticó leucemia, la enfermedad había invadido alrededor del 84 por ciento de su organismo. Como estaba entrando en shock, los médicos le provocaron un coma inducido con medicamentos para ayudar a su cuerpo a tener el tiempo para sanar. Mientras estuva en el coma, su corazón dejó de latir dos veces y hubo que amputarle siete dedos de los pies.

Aunque sobrevivió el coma, seguía en peligro. Era el momento de iniciar la quimioterapia para intentar vencer el cáncer.

Pero cada vez que los tóxicos fármacos parecían funcionar, la enfermedad volvía. Se sometió a varios regímenes distintos de quimioterapia y a un trasplante de médula ósea.

"Su tratamiento contra el cáncer no se ha detenido en seis años", comentó el médico de Johnston, el Dr. Robert Collins, director de malignidades hematológicas y del programa de trasplante de médula ósea del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, en Dallas.

"A finales de 2009, el cáncer comenzó a volver y creí que perdíamos terreno", explicó Collins. "Tuve que ser franco con Ray y decirle que las cosas no iban bien".

Johnston dice que al recordar esa discusión, "le hice al Dr. Collins una pregunta muy franca, si pensaba que viviría más allá de los 33 años. Me contestó que no".

Esa misma tarde, Johnston comenzó a llamar por teléfono a músicos que conocía, y pronto nació la Ray Johnston Band. Estaba decidido a aprovechar al máximo el tiempo que le quedaba.

Mientras Johnston estaba ocupado formando su banda (rock country al estilo de Dave Matthews), Collins se ocupaba en buscar opciones de tratamiento. Poco después, encontró lo que consideraba que podría ser la mejor esperanza para Johnston, un nuevo fármaco llamado Tamibarotene. Se trata de un medicamento oral que se dirige específicamente a las células cancerosas de la LPA y que no causa muchos de los efectos secundarios típicos de la quimioterapia. Aunque el Tamibarotene ya ha sido aprobado para su uso en Japón, aún no ha recibido la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

Así que Collins llamó al fabricante del fármaco, CytRx, que actualmente lleva a cabo un estudio en fase 2 sobre el medicamento en EE. UU., y solicitó lo que se conoce como un "protocolo de uso compasivo". Cuando un paciente se enfrenta a una enfermedad potencialmente mortal y no hay otros tratamientos viables disponibles, la FDA a veces permite el uso de un fármaco experimental no aprobado. Collins consiguió la aprobación para usar el medicamento con Johnston.

Cuando Johnston inició el medicamento, tenía más de treinta tumores en el cuerpo. Cuatro meses más tarde, todos los tumores habían desaparecido.

"Tuvo una respuesta completa en los tumores sólidos. Ver una respuesta tan profunda es muy poco común y tengo muchas esperanzas de que la remisión dure", señaló Collins.

Johnston dijo que un beneficio añadido es que el fármaco tuvo muy pocos efectos secundarios.

Johnston ha estado sin cáncer por ocho meses y ahora vive la vida de sus sueños en Dallas. Aunque no está jugando con los Mavericks, la Ray Johnston Band grabó un disto, Sweet Tooth, y está en gira como teloneros de artistas como Jimmy Buffet, Los Lonely Boys, The Fray y The Cure.

Johnston, que ha sido bendecido con un entusiasmo inagotable, también dirige la división loca de la Heroes Organization, que ayuda a preparar a jugadores de básquetbol de secundaria que esperan obtener becas universitarias.

Además de su nuevo medicamento, Johnston da crédito a su fe, la fortaleza de su familia y sus amigos, así como una mentalidad positiva por ayudarle a sobrevivir la oscuridad de su tratamiento contra el cáncer.

Asegura que su proverbio favorito lo expresa muy bien: "Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos".

Collins añadió que "Ray es un modelo de cómo puede vivir un paciente de cáncer. Su tenacidad, fortaleza y la manera en que vive la vida al tope es una lección que todos podemos aprender de él".

Más información

Para más información sobre la leucemia promielocítica aguda, visite la Sociedad Estadounidense del Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad