SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vinculan antecedentes familiares de cáncer de próstata con riesgos de cáncer de mama

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Vinculan antecedentes familiares de cáncer de próstata con riesgos de cáncer de mama

Los médicos deben preguntar sobre los antecedentes médicos de los familiares de primer grado de sexo masculino, plantean los investigadores

Unos antecedentes familiares de cáncer de próstata podrían estar vinculados con el riesgo de una mujer de cáncer de mama, sugiere un estudio reciente.

Las mujeres cuyo padre, hermano o hijo han tenido cáncer de próstata podrían presentar un riesgo un 14 por ciento más alto de contraer cáncer de mama, dijo Jennifer Beebe-Dimmer, investigadora del Instituto Oncológico Barbara Ann Karmanos de la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit.

Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer tanto de próstata como de mama tenían un riesgo un 78 por ciento más alto de contraer cáncer de mama, hallaron los investigadores. Y el riesgo fue mayor para las mujeres negras que para las blancas.

Los investigadores encontraron un vínculo, no una relación causal directa, entre los antecedentes familiares de cáncer de próstata y el riesgo de cáncer de mama de las mujeres. Pero este es "uno de los mayores estudios, si no el mayor, en examinar esa asociación", dijo Beebe-Dimmer.

El aumento del 14 por ciento es "un aumento modesto en el riesgo", explicó. De los dos, "los antecedentes familiares de cáncer de mama probablemente sigan siendo más importante en términos de la evaluación del riesgo", añadió.

Los hallazgos subrayan la necesidad de que las mujeres conozcan sus antecedentes médicos familiares completos, "sobre todo el cáncer diagnosticado entre los familiares de primer grado", lo que incluye al padre, los hermanos y los hijos, apuntó Beebe-Dimmer.

Los médicos deben hablar sobre todos los cánceres en la familia, incluso entre los miembros del sexo opuesto, sugirió.

"La comunicación de esta información al médico es importante para evaluar el riesgo futuro de cáncer de mama, y podría tener un impacto sobre las pruebas de detección recomendadas", señaló Beebe-Dimmer.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 9 de marzo de la revista Cancer, el equipo de Beebe-Dimmer evaluó a más de 78,000 mujeres inscritas en el Estudio observacional de iniciativa de salud de las mujeres entre 1993 y 1998. Al inicio del estudio, ninguna tenía cáncer de mama. Cuando terminó el seguimiento en 2009, se habían diagnosticado más de 3,500 casos de cáncer de mama. Los investigadores observaron si los familiares de las pacientes habían sufrido de cáncer de mama o de próstata.

Los cánceres de mama y próstata son de los cánceres invasivos más comunes en Estados Unidos, dijo Beebe-Dimmer. En 2014, se diagnosticó un estimado de 233,000 nuevos casos de cáncer de mama y 233,000 nuevos casos de cáncer de próstata en EE. UU., según la información de respaldo del estudio.

Beebe-Dimmer no puede asegurar con certeza qué podría subyacer al vínculo potencial entre los cánceres de próstata y mama. "Quizá sea genético, quizá un ambiente compartido", dijo. Ambos cánceres tienen causas similares, dado que ambos son fomentados por la exposición a las hormonas sexuales esteroides, el estrógeno y la testosterona, explicó.

La Dr. Courtney Vito, profesora asistente de oncología quirúrgica del Centro Oncológico City of Hope en Duarte, California, no participó en el estudio. Dijo que el "artículo plantea una idea interesante".

Parte del posible aumento en el riesgo, comentó Vito, podría deberse a la presencia de las mutaciones genéticas BRCA1 y BRCA2. Pero los investigadores no disponían de esa información. Los hombres con las mutaciones BRCA 1 y 2 tienen un riesgo más alto de cáncer de próstata, y las mujeres con las mutaciones tienen un riesgo más alto de cáncer de mama y de ovario, han encontrado los investigadores.

Esas mutaciones "podrían explicar parte de esta relación, pero no la relación completa", dijo Vito.

Los descubrimientos sobre nuevos genes que podrían funcionar en conjunto con las mutaciones genéticas BRCA podrían iluminar más el posible vínculo, planteó.

Vito y Beebe-Dimmer se mostraron de acuerdo en que se necesitan más estudios para averiguar hasta qué grado los genes y el ambiente compartido contribuyen al riesgo tanto de cáncer de mama como de próstata.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre las pruebas de detección del cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad