SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio sugiere que un medicamento para la osteoporosis podría tratar la pérdida ósea en la mandíbula

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Un estudio sugiere que un medicamento para la osteoporosis podría tratar la pérdida ósea en la mandíbula

Irónicamente, esta afección que desfigura se ha relacionado con el uso intenso de otro medicamento para la osteoporosis

SÁBADO, 15 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Dos estudios reciente sugieren que la gente que sufre de pérdida ósea que desfigura en la mandíbula podría encontrar ayuda en un medicamento utilizado desde hace tiempo para la osteoporosis.

Además de relacionarse con enfermedad periodontal crónica y grave, este tipo de pérdida ósea también se ha asociado en casos poco comunes con el uso de bisfosfonatos, otra clase de medicamentos para la osteoporosis.

Pero los dos informes, que aparecen en la edición en línea del 16 de octubre de la New England Journal of Medicine, informan sobre el éxito de la teriparatida (Forteo) en la regeneración ósea.

Un informe describe el caso de una mujer de 88 años que había estado tomando aledronato (Fosamax), un bisfosfonato, desde que había sufrido una fractura de cadera diez años antes. También había estado tomando prednisona, un corticosteroide, durante dos décadas.

Los expertos ya habían observado un aumento en la incidencia de esta afección devastadora aunque poco común en pacientes que usaban bisfosfonatos.

Según un editorial que acompaña al estudio, esta complicación aparece en cerca de cinco por ciento de los pacientes de cáncer que toman un bisfosfonato en alta dosis (Zometa o Aredia) para controlar o prevenir la propagación de la malignidad a los huesos. Es mucho menos común entre quienes toman bisfosfonato en dosis bajas (como Actonel, Boniva o Fosamax) para la osteoporosis.

La mujer de 88 años, que describe el informe de la revista, había estado experimentando dolor en su mandíbula durante un año y posteriormente se le diagnosticó osteonecrosis, pérdida ósea debilitante debido a la ausencia de flujo sanguíneo.

Sin embargo, luego de ocho semanas de tratamiento con Forteo, el dolor desapareció y la osteonecrosis se resolvió, según informaron los autores, de Austin Health de Melbourne (Australia).

El editorial señaló, sin embargo, que Forteo no debería usarse en pacientes cuyo cáncer ya se haya propagado a los huesos, pues podría suscitar aún más propagación.

También es posible que la terapia con corticosteroides que estaba tomando hubiera contribuido a la pérdida ósea, señalaron los autores.

El segundo artículo se refería a cuarenta pacientes de enfermedad periodontal grave que había afectado sus mandíbulas, los cuales se sometieron a una cirugía de la mandíbula. Fueron asignados de manera aleatoria a recibir Forteo o un placebo. Los participantes tomaban también calcio y vitamina D.

"Se trataba de pacientes de enfermedad periodontal grave que por lo demás eran saludables sistémicamente", señaló la Dra. Laurie K. McCauley, autora principal del estudio, y jefa del departamento de medicina oral y periodontal de la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

Luego de seis semanas de terapia, los pacientes de la rama de Forteo experimentaron más curación de la mandíbula, cosa que continuó durante un año de seguimiento.

"Hubo una mejora significativa en las medidas clínicas de encías y huesos", señaló McCauley.

Sin embargo, señaló, Forteo aún no está aprobado para esta indicación, por lo que "no podemos recomendarlo la semana entrante".

En este momento, un injerto óseo sea quizá el tipo de terapia más común para este tipo de pérdida ósea, dijo.

"Me parece que se trata de una prueba de concepto importante que se pueda inyectar localmente y obtener una respuesta", señaló la Dra. Rena D'Souza, presidenta de ciencias biomédicas del Centro de Ciencias de la Salud Texas A & M del Colegio de Odontología Baylor de Dallas. "No podríamos usar este método para el tratamiento de la enfermedad periodontal, en la que la enfermedad penetra al hueso y la encía, pero también otras formas de enfermedad periodontal".

"Los bisfosfonatos reducen el flujo sanguíneo y los vasos sanguíneos para que el cáncer no tenga oportunidad", dijo. "Por eso se usa de manera muy efectiva para el cáncer, pero si se lesiona el hueso o se hace una exodoncia, los vasos sanguíneos son realmente necesarios. Las células óseas no tienen la capacidad para generar hueso nuevo".

Más información

La Academia Estadounidense de Periodontología (American Academy of Periodontology) tiene más información acerca de la periodontitis.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad