SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio sobre las conmociones muestra que los golpes entre jugadores son los más nocivos

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Un estudio sobre las conmociones muestra que los golpes entre jugadores son los más nocivos

Correr una mayor distancia antes del contacto también significa que hay más problemas

LUNES, 18 de julio de 2016 (HealthDay News) -- Las autoridades de todos los niveles del fútbol americano siguen debatiendo cómo prevenir las conmociones, y un nuevo estudio que usa los datos de dispositivos dentro de los cascos de los deportistas de secundaria confirman que los golpes entre jugadores son particularmente nocivos.

"Los impactos en la cabeza que resultaron del contacto con otro jugador tuvieron una magnitud más alta que el contacto con otras superficies, como el suelo", apuntó la autora del estudio, Julianne Schmidt, profesora asistente de quinesiología de la Universidad de Georgia.

"También encontramos que correr una distancia larga antes de chocar con un oponente resultó en unos impactos en la cabeza de una magnitud mayor que correr una distancia corta", dijo.

Los investigadores sugieren que las autoridades piensen en formas de reducir los choques entre jugadores que pongan la cabeza en peligro, sobre todo los que involucren a jugadores que hayan corrido distancias más largas.

"Sabemos que incluso los niños pequeños de escuela primaria que juegan al fútbol americano sufren impactos con una fuerza significativa y tienen conmociones", apuntó el Dr. John Kuluz, director de Lesiones Cerebrales Traumáticas y Neurorehabilitación del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami. "Pero no sabemos las consecuencias a largo plazo de los golpes en las cabezas de los niños".

Las conmociones pueden provocar dolores de cabeza, mareos, pérdida de consciencia y otros síntomas. La gran mayoría de las personas que sufren conmociones parecen recuperarse en un plazo de un par de semanas, pero algunas siguen teniendo síntomas.

La investigación ha vinculado las conmociones en adultos con la enfermedad de Parkinson décadas después. Y miles de jugadores jubilados de la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League, NFL) han demandado con éxito a la liga, acusándola de no hacer lo suficiente para protegerlos de los efectos neurológicos a largo plazo de los golpes en la cabeza. Esos efectos incluyen una enfermedad cerebral progresiva conocida como encefalopatía traumática crónica (ETC), trastornos del estado de ánimo y problemas de memoria.

En el nuevo estudio, los investigadores equiparon a 32 jugadores de fútbol americano de secundaria con dispositivos que monitorizaron el movimiento de sus cabezas ante el impacto. Los investigadores analizaron videos y otras informaciones de casi 4,000 impactos durante una temporada con 13 partidos.

Encontraron que varios tipos de golpes resultaban en un impacto de mayor magnitud: los golpes con otros jugadores, durante el segundo cuarto; en el primero de un impacto de dos partes, y cuando los jugadores se desplazaban una distancia más larga antes del choque.

Los investigadores también vincularon la posición de tres puntos (cuando los jugadores se colocan con una mano tocando el suelo) con impactos de una magnitud más alta cuando se combinó con que los jugadores se desplazaran una mayor distancia. Y encontraron un riesgo más alto en los impactos vinculados con posiciones de dos puntos (sin que una mano toque el suelo).

¿Por qué importan las posiciones en la línea de ataque?

"Comenzar con el tronco agachado en una postura similar al inicio de una carrera le da más impulso en un choque", explicó Schmidt. "Cuando se permite que ese impulso aumente al correr una distancia larga, parece resultar en impactos de más alta magnitud en la cabeza".

Entonces, ¿se deberían prohibir las posiciones de dos y tres puntos?

"Los jugadores de fútbol americano de secundaria que comienzan en una posición de tres puntos por lo general no corren una distancia larga antes de un choque, pero algunos tipos de posición, como el ala cerrada y el ala defensivo, podrían ser más propensos a combinar ambas cosas", advirtió Schmidt.

"Quizá eliminar la posición de tres puntos del todo tampoco sea la respuesta", añadió. "La posición de tres puntos por sí sola no resulta en impactos de más alta magnitud en la cabeza. De hecho, encontramos que los impactos en la cabeza en general que resultaron tras una posición de tres puntos era menos grave que tras una posición de dos puntos".

Kuluz, el especialista en lesiones cerebrales, dijo que el estudio parece válido.

Entonces, ¿qué se debe hacer?

"Las escuelas deben enfatizar una técnica adecuada de placaje, enseñando una posición adecuada para la cabeza y el cuerpo", planteó Schmidt. "Mantener la cabeza arriba y evitar el contacto con la cabeza de otro jugador podría reducir la magnitud de los impactos en la cabeza que se sufren cuando se juega al fútbol americano, o prevenir del todo el impacto en la cabeza".

Schmidt también sugirió usar las normas o a los entrenadores para reducir los choques que ocurren después de que los jugadores hayan corrido unas distancias largas.

El estudio aparece en la edición en línea del 18 de julio de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre las conmociones, visite la Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos (American Association of Neurological Surgeons).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad