Quantcast

Editar mi perfil

Antiepiléptico en el embarazo elevaría riesgo de autismo

Por Steven Reinberg, Reportera de Healthday -
Crédito: HD

Una nueva investigación amplía los peligros del uso de valproato en las mujeres en edad fértil

MIÉRCOLES, 30 de enero (HealthDay News) -- Las mujeres que toman el antiepiléptico valproato (Depakote) durante el embarazo están en mayor riesgo de tener hijos con autismo y otros problemas del desarrollo, según un pequeño estudio británico.

El valproato se receta para la epilepsia, y también para ciertos trastornos psiquiátricos y las migrañas. Otros estudios han mostrado que su uso durante el embarazo se asocia con defectos del nacimiento, y más recientemente, con un coeficiente intelectual (CI) más bajo en los niños de edad escolar.

La Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology) desaconseja el uso del valproato en el embarazo, y algunos expertos consideran que no debe ser utilizado por las mujeres en edad fértil.

"Las mujeres para quienes el tratamiento con valproato es una opción deben discutir los riesgos y los beneficios de este fármaco con el médico antes del embarazo, para asegurar que su salud y la de su hijo potencial se vean optimizadas", planteó Rebecca Bromley, psicóloga clínica y asociada de investigación de la Universidad de Liverpool, quien dirigió el nuevo estudio.

"Planificar un embarazo en colaboración con el médico es importante si se toman antiepilépticos", añadió. Y la evidencia sugiere que el daño al feto ocurre a principios del embarazo, según el estudio.

Pero las mujeres no deben alterar sus medicamentos sin hablar con el médico, anotó.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 30 de enero de la revista Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry, el equipo de Bromley recolectó datos sobre más de 500 mujeres embarazadas entre 2000 y 2004. Alrededor de la mitad sufría de epilepsia. De éstas, todas excepto 34 tomaban medicamentos para controlar los ataques.

Los fármacos que tomaban incluían la carbamazepina (Tegretol), el valproato y la lamotrigina (Lamictal), anotaron los investigadores.

De los 415 niños para quienes había datos disponibles, 19 fueron diagnosticados con un problema del desarrollo para los seis años de edad. Tres de ellos también sufrían una discapacidad física.

Doce de esos niños tenían un trastorno del espectro autista, y uno también fue diagnosticado con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), hallaron los investigadores.

Tres de los niños solo tenían TDAH, y cuatro tenían dispraxia, una afección que provoca una mala coordinación física y torpeza.

Esos problemas del desarrollo neural fueron mucho más comunes entre los niños cuyas madres sufrían de epilepsia (el 7.46 por ciento) frente a aquellos cuyas madres no tenían el trastorno convulsivo (el 1.87 por ciento). Y fueron detectados con mayor frecuencia entre los niños cuyas madres tomaron valproato solo o en combinación con otros fármacos, hallaron los autores del estudio.

El doce por ciento de los niños cuyas madres tomaron valproato solo tuvieron problemas del desarrollo, al igual que el quince por ciento de aquellos cuyas madres tomaron valproato junto con otros fármacos, reportaron los investigadores.

Además, las probabilidades de un trastorno del desarrollo neural parecieron aumentar con las dosis más altas de valproato, anotaron.

En general, los niños expuestos al valproato solo o con otros fármacos tenían seis y diez veces más probabilidades de ser diagnosticados con un problema del desarrollo, respectivamente, en comparación con los hijos de las madres que no sufrían de epilepsia, apuntaron los autores del estudio.

Además, los chicos eran tres veces más propensos que las chicas a ser diagnosticados con un trastorno del desarrollo.

Los niños autistas tienen problemas con la comunicación y las interacciones sociales. La incidencia del trastorno está en aumento.

Bromley dijo que espera seguir la investigación con estudios de mayor tamaño.

Mientras tanto, los niños expuestos al valproato en el útero deberían recibir monitorización, recomendaron los autores. Sin embargo, "es importante enfatizar que no todos los niños se ven afectados", dijo Bromley.

"La exposición al fármaco se asocia con un aumento en el nivel de riesgo, pero todavía no comprendemos el mecanismo que subyace a esta asociación", añadió.

Otros expertos dijeron que el valproato se usa excesivamente.

"Todavía se usa demasiado valproato en mujeres fértiles, probablemente más de lo que deberíamos", comentó el Dr. Kimford Meador, profesor de neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta.

Se sabe que el valproato aumenta el riesgo de defectos congénitos en las dosis más altas, apuntó Meador. "Es el antiepiléptico que conlleva el mayor riesgo de trastornos del desarrollo", agregó.

"Tenemos muchos fármacos alternativos que se pueden probar", dijo.

Apenas la mitad de las recetas de valproato en EE. UU. son para la epilepsia. Las demás son para trastornos psiquiátricos y migrañas, anotó.

El Dr. Orrin Devinsky, director del centro de epilepsia del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo en que hay que limitar el uso de valproato.

"El mayor riesgo de malos resultados del desarrollo neural, lo que incluye el autismo, debe ser considerado a la luz de un aumento similar en el riesgo de malformaciones congénitas", planteó Devinsky.

En conjunto, añadió, estos riesgos "deben hacer que todo médico que trate a una mujer en edad fértil con valproato se asegure de que realmente es esencial".

Más información

Para más información sobre el embarazo y los antiepilépticos, visite la Epilepsy Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo