SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio plantea que la evolución del mosquito podría dificultar la lucha contra la malaria

Un estudio plantea que la evolución del mosquito podría dificultar la lucha contra la malaria

Científicos señalan que dos especies distintas se desarrollan con mayor rapidez de lo esperado

VIERNES, 22 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una nueva investigación indica que dos cepas físicamente idénticas de un solo mosquito que son responsables por la mayor parte de transmisiones de malaria parecen estar evolucionando en dos especies genéticamente distintas, lo que complica los esfuerzos por combatir la enfermedad.

Dos estudios que aparecen en la edición del 21 de octubre de la revista Science sugieren que el proceso de evolución ocurre más rápido de lo que se pensaba, y anotan que ya son aparentes diferencias genéticas sustanciales. Este desarrollo podría socavar los esfuerzos por controlar el crecimiento de la población de mosquitos mediante estrategias que quizás no sean eficaces contra ambas cepas, lamentaron los investigadores.

"La malaria es una enfermedad letal que afecta a millones de personas en todo el mundo y entre los niños de África causa una de cada cinco muertes", aseguró en un comunicado de prensa del Colegio Imperial de Londres George Christophides, profesor de la división de biología celular y molecular del colegio. Christophides es uno de los líderes de la investigación.

"Sabemos que la mejor forma de reducir el número de personas que contraen malaria es controlar a los mosquitos que portan la enfermedad", continuó. "Nuestros estudios nos ayudan a comprender la conformación de los mosquitos que transmiten malaria, para poder encontrar nuevas formas de evitar que infecten a la gente".

Globalmente, la malaria mata a un niño cada treinta segundos, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud citadas en los estudios.

Los nuevos estudios se enfocaron en las llamadas cepas "M" y "S" del "mosquito Anopheles gambiae", que tiene que ver con la mayoría de transmisiones de malaria en África subsahariana.

Tras conducir análisis genéticos detallados, los autores de un estudio concluyeron que hay diferencias genéticas significativas dispersas por el genoma de cada cepa, lo que potencialmente altera el desarrollo, hábitos alimentarios y patrones reproductivos.

El otro estudio examinó 400,000 lugares distintos en el genoma de cada cepa y en los de una tercera cepa llamada "Bamako" para detectar variaciones genéticas.

El equipo de investigación teorizó que las cepas parecen estar evolucionando en direcciones distintas, tal vez como reacción ante diferencias ambientales o divergencias en las enfermedades y depredadores a los que debe enfrentarse cada cepa de mosquito.

El equipo de investigación incluyó a científicos de la Universidad de Notre Dame, el Instituto J.C. Venter, la Universidad de Washington y el Instituto Broad.

Más información

Para más información sobre la malaria, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad