SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio plantea dudas sobre la aspirina en dosis baja para las mujeres menores de 65 años

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
Un estudio plantea dudas sobre la aspirina en dosis baja para las mujeres menores de 65 años

Los beneficios para la reducción de las enfermedades cardiacas y el cáncer son más claros en las mujeres mayores, pero el uso debe ser individualizado, plantean los expertos

JUEVES, 4 de diciembre de 2014 (HealthDay News) -- Aunque una aspirina de dosis baja podría reducir los riesgos de sufrir enfermedades cardiacas y cáncer de colon, las desventajas parecen superar a los beneficios en muchas mujeres, sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.

En las mujeres menores de 65 años, los investigadores encontraron que tomar una aspirina de dosis baja durante años reducía los riesgos de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV) y cáncer de colon ligeramente.

Pero también hallaron que el beneficio se veía contrarrestado por un aumento en el riesgo de sangrado gastrointestinal importante, suficientemente grave como para que una mujer acabe en el hospital.

El panorama mejoraba en las mujeres a partir de los 65 años. La aspirina también aumentaba su riesgo de sangrado, pero los beneficios contra la enfermedad cardiaca y el cáncer de colon eran de mayor magnitud, informaron los investigadores.

El estudio aparece en la edición en línea del 4 de diciembre de la revista Heart.

Muchas personas han oído que una aspirina de dosis baja es buena para el corazón, y quizá crean que es buena idea tomar un poco cada día. Pero la realidad es mucho más compleja, comentó el Dr. John Erwin, cardiólogo del Hospital Conmemorativo Scott & White de Temple, Texas.

"No hay duda de que la aspirina puede salvarle la vida a las personas que ya han sufrido un ataque cardiaco", dijo Erwin, que no participó en el nuevo estudio.

Para esas personas, explicó, una aspirina diaria (si la recomienda el médico) puede ayudar a prevenir un segundo ataque cardiaco u otras complicaciones cardiovasculares.

Pero las cosas son menos claras cuando se trata de la prevención de un primer ataque cardiaco o cualquier otra enfermedad, lo que los médicos denominan "prevención primaria". Aún no está claro qué personas son las que obtendrían un beneficio que superara los riesgos de la aspirina, como úlceras, sangrado estomacal e incluso sangrado en el cerebro.

"Ha sido un gran enigma para nosotros durante años", dijo Erwin. "Cuando se trata de la prevención primaria, hay relativamente pocos pacientes que obtendrán un gran beneficio. Y siempre está el riesgo de sufrir daños".

La idea de usar la aspirina en dosis baja para la prevención primaria ha recibido cierto impulso de investigaciones que muestran que quizá también reduzca el riesgo de cáncer de colon. Pero muchos expertos médicos siguen instando a la precaución.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) desaconseja a las personas tomar el fármaco con el fin exclusivo de evitar el cáncer. De forma similar, la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) recomienda que solo las personas con un "riesgo alto" de ataque cardiaco consideren tomar aspirina.

Por otro lado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. recientemente se mostró en contra de usar la aspirina para la prevención de los primeros ataques cardiacos y ACV, citando los daños potenciales.

Según Nancy Cook, una de las investigadoras del nuevo estudio, los riesgos podrían no valer la pena para las mujeres menores de 65 años.

"Probablemente no tomaría una aspirina a menos que tuviese un riesgo muy alto de enfermedad cardiovascular o cáncer de colon", apuntó Cook, profesora de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y del Hospital Brigham & Women's, en Boston.

Los hallazgos se basan en un ensayo clínico con casi 28,000 mujeres que estaban en su gran mayoría sanas y que eran relativamente jóvenes, con una edad promedio de unos 55 años, al inicio del estudio. Fueron asignadas al azar a tomar una aspirina de dosis baja (100 mg) o un placebo cada dos días.

Durante los 15 años siguientes, más o menos el 11 por ciento de las mujeres de ambos grupos contrajeron cáncer, sufrieron un ataque cardiaco o un ACV, o murieron por causas cardiovasculares, según el estudio. Las mujeres que tomaron aspirina observaron una reducción pequeña en las probabilidades de problemas cardiovasculares o cáncer de colon, pero a expensas de un aumento en el riesgo de sangrado gastrointestinal, hallaron los investigadores.

Ese precio fue claro entre las mujeres menores de 65 años.

Los investigadores calculan que por cada 133 mujeres que tomen aspirina durante 15 años, una sufriría un episodio de sangrado gastrointestinal mayor, suficientemente grave como para ameritar una estadía en el hospital. Y una de cada 29 mujeres sufriría problemas menos graves: una úlcera estomacal o un sangrado leve en el tracto gastrointestinal.

En comparación, 709 mujeres tendrían que tomar aspirina para prevenir un caso de cáncer de colon, y 371 tendrían que tomar el fármaco con regularidad para evitar una complicación cardiovascular, según el estudio.

Pero el panorama cambió a medida que las mujeres envejecían. Entre las que tenían a partir de 65 años, 29 tendrían que tomar aspirina a largo plazo para prevenir un caso de enfermedad cardiovascular o cáncer.

"Para las mujeres de esa edad, quizá valga la pena considerar tomar una aspirina", dijo Cook.

Pero tanto Cook como Erwin enfatizaron que la decisión en última instancia depende de los factores de riesgo personales de una mujer.

Erwin apuntó que las mujeres en este estudio en general estaban sanas al principio. "No se esperaría ver un gran beneficio en un grupo sano", anotó.

Entre las mujeres con factores de riesgo importantes de enfermedad cardiaca, como diabetes o hipertensión, la aspirina podría resultar más beneficiosa, planteó Erwin. De forma similar, las mujeres con factores de riesgo de cáncer de colon, como unos antecedentes familiares potentes, podrían obtener un mayor beneficio, según Cook.

"Al final, las personas deben tener una conversación cuidadosa sobre los beneficios y riesgos potenciales con un médico en el que confíen", señaló Erwin.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. tiene más información sobre la aspirina para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad