SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio halla un descenso en las infecciones infantiles relacionadas con los hospitales

Por Tara Haelle, Reportero de Healthday -
Un estudio halla un descenso en las infecciones infantiles relacionadas con los hospitales

El investigador atribuye la mejora a un 'cambio de cultura' en las prácticas de cuidados intensivos

LUNES, 8 de septiembre de 2014 (HealthDay News) -- Menos niños están contrayendo infecciones relacionadas con su atención en el hospital que hace siete años, según un estudio reciente.

La tasa de infecciones del torrente sanguíneo y neumonía asociada con la atención de salud en la unidad de cuidados intensivos (UCI) de los niños gravemente enfermos se redujo en más de un 50 por ciento entre 2007 y 2012, hallaron los investigadores.

"Reconocemos que hay cosas que suceden en los hospitales que son prevenibles y que hay cosas que podemos hacer para que estar en el hospital resulte más seguro, incluso para nuestros pacientes más vulnerables", comentó el investigador líder, el Dr. Stephen Patrick, profesor asistente de pediatría y políticas de salud de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville.

"Hay varias complicaciones prevenibles que pueden resultar letales o tener consecuencias de por vida, y creo que esta es una buena historia de éxito sobre cómo los proveedores se reunieron y dijeron que el status quo no era aceptable", señaló Patrick.

Según la información de respaldo del estudio, cualquier dispositivo que entra en el cuerpo de una persona conlleva el riesgo de introducir una infección. Los ventiladores pueden conducir a la neumonía, y los catéteres a veces provocan infecciones del tracto urinario. Las líneas centrales son tubos largos y flexibles que conducen directamente a un vaso sanguíneo y que permanecen conectados durante la atención de una persona. Aunque las líneas centrales son necesarias para administrar medicamentos, fluidos y nutrición, pueden a veces provocar infecciones en el torrente sanguíneo.

Hace varios años que en Estados Unidos se está implementando un esfuerzo nacional por reducir estas infecciones adquiridas en el hospital. Esto ha incluido un enfoque especial en los niños, dirigido por organizaciones nacionales de hospitales pediátricos y de unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN), apuntó Patrick.

"El mayor factor contribuyente para vencer estas infecciones es un cambio en la cultura", afirmó Patrick. "Cuando entro en una UCIN, me quito todos mis anillos, no uso una corbata y no uso una bata blanca. Es toda una mentalidad de qué puedo hacer para prevenir una infección en este paciente, y ese es un verdadero cambio de cultura que se ha producido en los últimos años".

El equipo de Patrick analizó datos sobre las infecciones adquiridas en el hospital entre los niños enfermos en estado crítico en 173 UCIN y en 64 unidades de cuidados intensivos pediátricos por todo Estados Unidos. Se enfocaron específicamente en las tasas de infecciones del torrente sanguíneo asociadas con las líneas centrales, la neumonía asociada con los respiradores, y las infecciones del tracto urinario asociadas con el catéter, de 2007 a 2012. Los investigadores midieron el número de infecciones por cada mil días de uso de ese dispositivo médico entre todos los pacientes en esa unidad de cuidados intensivos.

Las infecciones en el torrente sanguíneo por las líneas centrales en las UCIN se redujeron de unas 4.9 a unas 1.5 infecciones por cada mil días de uso de una línea central. En las UCI pediátricas, las infecciones del torrente sanguíneo de las líneas centrales también se redujeron, de 4.7 a 1 infección por cada mil días. Las infecciones del tracto urinario asociadas con catéteres no se redujeron. Pero las tasas de neumonía relacionadas con los respiradores sí bajaron, de 1.6 a 0.6 casos por cada mil días de uso de respirador en las UCIN, y de 1.9 a 0.7 casos por cada mil días en las UCI pediátricas, halló el estudio.

Los bebés más pequeños tenían el mayor riesgo de infección. Los recién nacidos que pesaban menos de 3.3 libras (1.5 kilos) tenían más del doble de probabilidades de contraer una infección del torrente sanguíneo asociada con una línea central y más de tres veces más probabilidades de contraer neumonía que los recién nacidos que pesaron más de 5.5 libras (2.5 kilos) al nacer.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición en línea del 8 de septiembre de la revista Pediatrics.

El Dr. Eli Perencevich, experto en enfermedades infecciosas y profesor de medicina interna y epidemiología del Colegio de Medicina Carver de la Universidad de Iowa, concurrió en que un cambio de cultura ha desempeñado el papel más importante en la reducción de las infecciones, pero apuntó que un segundo motivo es contar con buena investigación.

"Una de las cosas exclusivas sobre el control de la infección es que contamos con datos sobre cómo reducir el riesgo de infección", planteó Perencevich. "Hemos desarrollado catéteres y vendas antimicrobianas, y sabemos que si se inserta el catéter de forma adecuada y si se cuida el respirador de forma adecuada, se pueden reducir las infecciones".

Los padres también pueden ayudar a reducir el riesgo de infección de su hijo, afirmó Patrick, sobre todo lavándose las manos con regularidad y animando a los visitantes a que se laven las manos.

"Lo que sabemos que funciona es lavarse las manos y estar ahí como defensor de la atención del niño", dijo Patrick. "Ser una voz activa para su hijo es una forma potente de formar parte del equipo que provee atención a su hijo. Los padres también deben sentirse empoderados para pedir a sus proveedores de atención médica que también se laven las manos".

A pesar de esas reducciones en las infecciones, sigue habiendo problemas, dijo Perencevich.

"El mayor problema es que no todo es prevenible", señaló. "Sabemos bastante bien cómo prevenir la mayoría de las infecciones, pero con la tecnología actual no podemos llevar las infecciones a cero porque eso conllevaría nunca colocar una línea central ni intubar a un bebé, y eso no es aceptable".

Perencevich dijo que por tanto es importante seguir investigando en relación con la prevención de las infecciones asociadas con la atención de salud.

"Si no seguimos esforzándonos, las tasas podrían aumentar o no seguiríamos avanzando", advirtió Perencevich. "No querría que estas tasas más bajas fueran un motivo para relajarnos".

Más información

La National Patient Safety Foundation ofrece más información sobre la prevención de las infecciones en los hospitales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad