SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio de indicios de que las células madre de la grasa abdominal podrían ser un tratamiento para el ataque cardiaco

Por Amanda Gardner, Reportera de Healthday -
Un estudio de indicios de que las células madre de la grasa abdominal podrían ser un tratamiento para el ataque cardiaco

Un experto apunta que aunque los resultados son 'promisorios', la investigación está en sus primeras etapas

MARTES, 16 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Células madre provenientes de la grasa abdominal de diez pacientes de ataque cardiaco lograron mejorar varias medidas de función cardiaca, según informan investigadores holandeses.

Esta es la primera vez que este tipo de terapia se ha usado en humanos, aseguran los científicos, que presentaron los hallazgos el martes en la reunión anual de la American Heart Association en Chicago.

Pero aunque las mejoras son relativamente dramáticas en este pequeño grupo de pacientes, no tuvieron significación estadística, probablemente debido al limitado número de participantes en el estudio. Y otro experto urgió precaución en la interpretación de los resultados.

"El tema clave es si el tratamiento alarga la vida o hace sentir mejor", apuntó el Dr. Jeffrey S. Borer, presidente del departamento de medicina y medicina cardiovascular del Centro Médico del Sur del Estado de la Universidad Estatal de Nueva York (SUNY) en esa ciudad.

El estudio sólo evaluó "sustitutos", o sea, medidas de la función cardiaca que podrían predecir una mejor salud en el futuro para el paciente, señaló.

"Esto no puede interpretarse como si representaran directamente resultados clínicos positivos", advirtió Borer. "Ciertamente se trata de datos promisorios sobre las células madre, pero hay mucho por hacer antes de que sea posible saber si es una terapia viable".

Otra limitación es que todos los pacientes del ensayo eran europeos blancos. Los autores del estudio creen que los resultados podrían extrapolarse a gran parte de la población de EE. UU., pero no necesariamente a personas que no son blancas.

El tejido graso provee muchas más células madre que la médula ósea (que se ha estudiado antes), y se accede al mismo con mucho mayor facilidad.

En la médula ósea, 40 centímetros cúbicos (cc) por lo general dan unas 25,000 células madre, que "no es suficiente para tratar a la gente", apuntó el autor del estudio, el Dr. Eric Duckers, director del Laboratorio de Cardiología Molecular de Thoraxcenter, en el Centro Médico de la Universidad Erasmus de Róterdam. Para obtener suficientes células con las cuales trabajar, habría que cultivar esas células madre, un proceso que puede tardar entre seis y ocho semanas, explicó.

Al contrario, 100 cc de tejido graso proveyó millones de células madre, una cantidad suficiente para el trabajo. Cien cc equivale a una taza de café (europea, no las tazas gigantes de los estadounidenses), enfatizó Duckers.

"Con esa cantidad de células, es posible aislarlas y administrarlas al paciente de inmediato cuando llegan al hospital", explicó.

Todos los pacientes de este ensayo de doble ciego y controlado con placebo (once hombres y tres mujeres) llegaron al hospital luego de sufrir un ataque cardiaco grave. Todos se sometieron a cateterismo cardiaco para evaluar el flujo de sangre, seguido por una intervención coronaria percutánea (ICP), más comúnmente conocida como angioplastia, para restaurar el flujo.

En un plazo de 24 horas tras el ataque cardiaco, los médicos realizaron una liposucción para extirpar tejido graso, aislaron 20 millones de células madre y las volvieron a dar a los pacientes a través de un catéter. La infusión no tardó más de diez minutos. Diez pacientes recibieron células madre, y cuatro un placebo.

"Se hizo muy rápido, todo el mismo día", aseguró Duckers.

Seis meses tras el procedimiento, los pacientes que recibieron células madre tenían un mejor flujo sanguíneo (una tasa de más del triple en comparación con los que recibieron el placebo), un aumento de 5.7 por ciento en la capacidad de bombeo del corazón y una reducción del 50 por ciento en las cicatrices del músculo cardiaco (de 31.6 por ciento inmediatamente tras el ataque cardiaco a 15.4 por ciento). Los pacientes del placebo no observaron reducción en las cicatrices.

Borer señaló que "en teoría, el uso de células madre para mejorar la perfusión miocárdica [la circulación sanguínea] y el rendimiento cardiaco es muy promisorio... pero ahora mismo, aunque se han evaluado varios métodos para usar las células madre, en realidad aún no hay pruebas de un resultado importante clínicamente útil. Esto no significa que no es importante seguir en la investigación en células madre".

El equipo de investigación holandés inicia ahora un ensayo que al final inscribirá a 375 pacientes de ataque cardiaco en 35 centros médicos de la Unión Europea, para evaluar más las infusiones de células madre.

El estudio fue financiado por Cytori Therapeutics Inc.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. tienen más información sobre las células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad