SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un dispositivo utilizado para extirpar fibromas plantea un riesgo bajo de cáncer, halla un estudio

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
Un dispositivo utilizado para extirpar fibromas plantea un riesgo bajo de cáncer, halla un estudio

Los investigadores afirman que los hallazgos son 'tranquilizadores', pero las advertencias de la FDA persisten para las mujeres mayores

JUEVES, 19 de febrero de 2015 (HealthDay News) -- Una pequeña herramienta eléctrica que a veces se usa para extirpar los fibromas del útero puede al final propagar trocitos de tumores cancerosos ocultos por el abdomen, pero un estudio reciente sugiere que las probabilidades son bajas.

Los investigadores afirmaron que los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 19 de febrero de la revista JAMA Oncology, son "tranquilizadores". Pero el dispositivo, conocido como morcelador eléctrico, sigue bajo uso restringido.

Hasta hace poco, los médicos comúnmente usaban los morceladores eléctricos durante una cirugía mínimamente invasiva para extirpar los fibromas uterinos, unos tumores no cancerosos en la pared del útero.

Los fibromas son muy comunes, pero algunas mujeres al final necesitan cirugía para acabar con síntomas como el dolor pélvico y el sangrado menstrual copioso. Los médicos pueden extirpar los fibromas o realizar una histerectomía para extirpar el útero.

El morcelador eléctrico tiene una cuchilla rotatoria que deshace los fibromas, o durante una histerectomía, el útero mismo. Entonces, el tejido se puede sacar mediante unas incisiones minúsculas.

Pero el pasado noviembre, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. emitió una firme advertencia de "recuadro" sobre los dispositivos, que señalaba que si una mujer tiene un tumor uterino canceroso no detectado, el morcelador puede propagar y empeorar el cáncer.

La agencia dijo que el dispositivo no se debe usar en la mayoría de mujeres con fibromas, como las que están pasando o han pasado por la menopausia, dado que una edad más avanzada aumenta el riesgo de cáncer uterino.

Pero la FDA señaló que algunas mujeres más jóvenes podrían seguir siendo candidatas para que sus fibromas se extirpen con el aparato.

El nuevo estudio se realizó para obtener una idea de qué cantidad de mujeres a las que se le extirpan fibromas, pero no el útero, podrían tener un cáncer oculto, explicó el investigador líder, el Dr. Jason Wright, jefe de oncología ginecológica de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Su equipo observó los expedientes de casi 42,000 mujeres de EE. UU. a quienes se les extirparon fibromas quirúrgicamente entre 2006 y 2012. En poco más de 3,200 casos se utilizó un morcelador eléctrico.

De las mujeres tratadas con un morcelador, se encontró luego que tres tenían un cáncer uterino, una tasa de una en poco más de mil pacientes. (Cuando se extirpan fibromas, por lo general se envían a un análisis para confirmar si de hecho son benignos).

En comparación, las probabilidades de cáncer uterino fueron de una por cada 528 mujeres a quienes se extirparon fibromas sin el dispositivo.

Como se anticipaba, las probabilidades de un cáncer oculto aumentaban con la edad. Entre las mujeres menores de 40 que recibieron la morcelación eléctrica, no se encontró que ninguna tuviera cáncer uterino, y esa tasa aumentó a casi un 1 por ciento en las mujeres de 50 a 59 años.

"En general, el riesgo es bajo, y creo que eso es tranquilizador", comentó Wright.

Anotó que los resultados también concuerdan con las recomendaciones de la FDA para las mujeres mayores y las más jóvenes.

La frecuencia con la que se sigue utilizando la morcelación eléctrica no está clara, según Wright. Después de que la FDA comenzara a investigar los dispositivos, el principal fabricante, Johnson & Johnson, retiró sus productos del mercado en julio. Y algunos hospitales de EE. UU. han prohibido su uso, según informes.

El mensaje más importante para las mujeres es que tienen otras opciones para extirpar los fibromas, dijo la Dra. Ceana Nezhat, cirujana del Centro de Cirugía Mínimamente Invasiva y Medicina Reproductiva de Atlanta.

"Las restricciones en la morcelación eléctrica no significan que las mujeres deban hacerse más histerectomías, o no someterse a cirugía mínimamente invasiva", apuntó Nezhat, que escribió un editorial publicado junto con el estudio.

Los fibromas uterinos se pueden extirpar a través de incisiones pequeñas, incluso sin la morcelación, anotó Nezhat.

Pero según señaló Wright, eso depende de factores como cuántos fibromas tiene una mujer, y el tamaño de los tumores. En algunas mujeres más jóvenes, todavía se podría recomendar la morcelación eléctrica.

"Creo que las mujeres deben hacer preguntas, sin importar qué [procedimiento] recomienda el médico, y garantizar que comprenden los riesgos y beneficios potenciales", planteó Wright.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., hasta el 80 por ciento de las mujeres contraen fibromas, con la mayor frecuencia entre los 40 y los 55. A veces los tumores no causan síntomas, pero en otros casos provocan dolor pélvico o lumbar, sangrado menstrual copioso o micción frecuente debido a la presión en la vejiga.

Sin llegar a la cirugía, las mujeres pueden tomar analgésicos para tratar los síntomas, o fármacos hormonales que pueden ayudar a reducir los fibromas. Otros procedimientos invasivos incluyen a la ablación endometrial (en que se extirpa el recubrimiento del útero) y la embolización, que elimina el flujo sanguíneo a los fibromas.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece más información sobre los fibromas uterinos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad