SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un dispositivo para el smartphone detecta un latido cardiaco irregular no diagnosticado

Por Karen Pallarito, Reportera de HealthDay -
Un dispositivo para el smartphone detecta un latido cardiaco irregular no diagnosticado

Unos cardiólogos plantean que se necesita más investigación antes de que se pueda justificar una evaluación masiva para la fibrilación auricular

JUEVES, 13 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Un pequeño dispositivo sincronizado con un smartphone podría ayudar a identificar nuevos casos de una arritmia cardiaca potencialmente letal, sugiere un estudio preliminar.

Investigadores de Hong Kong usaron esta tecnología para revisar la factibilidad de una evaluación comunitaria generalizada de la fibrilación auricular, un factor de riesgo del accidente cerebrovascular (ACV). La esperanza es que detectar más casos de este latido cardiaco irregular o arritmia en la población general reduzca la incidencia de ACV.

Más de 13,000 personas participaron en la prueba. Apenas 56 de los evaluados tuvieron resultados que no se pudieron interpretar. Se identificó una nueva fibrilación auricular en poco más de 100. En el grupo de los recién identificados, 66 no tenían síntomas de fibrilación auricular, encontraron los investigadores.

"Se necesitan más estudios para ver si este método puede reducir la incidencia de ACV en nuestra comunidad", apuntó el autor líder del estudio, el Dr. Ngai-Yin Cha, cardiólogo del Hospital Princesa Margarita en Lai Chi Kok, Hong Kong.

El equipo de investigación ya completó el reclutamiento para un estudio de segunda etapa. Ese estudio incluirá a más de 10,000 personas evaluadas con un electrocardiograma basado en smartphone, dijo. Un electrocardiograma, también conocido como ECG o EKG, es una prueba no invasiva que mide la actividad eléctrica del corazón, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

La prueba piloto fue con un electrocardiograma móvil desarrollado por AliveCor Inc., una compañía privada.

El Dr. Dave Albert dijo que AliveCor suministró algunos dispositivos a principios del estudio, pero que no financió la investigación. Albert es fundador y director médico de la compañía de tecnología, que tiene su sede en Mountain View, California.

En el estudio se utilizó una versión más antigua del electrocardiograma móvil de AliveCor, llamada Kardia. Está formada por un pequeño componente inalámbrico que se conecta o se pone junto a un teléfono celular o tableta, y que se sincroniza con una aplicación para el celular.

"Este es el más reciente y más grande de una serie de estudios en todo el mundo que usaron Kardia para evaluar a poblaciones en riesgo de una fibrilación auricular no diagnosticada", comentó Albert.

Kardia también está disponible para el Apple Watch.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ha autorizado el uso individual de la tecnología.

El sitio web de AliveCor explica cómo funciona el ECG móvil. Una persona coloca dos o más dedos de cada mano en los electrodos del dispositivo durante 30 segundos. Si la lectura es normal, la aplicación del celular provee resultados inmediatos. Si se detecta una fibrilación auricular, el usuario puede compartir la información con un médico para su interpretación.

El monitor ECG móvil de Kardia para dispositivos Apple y Android está disponible en Amazon por 99 dólares.

"Soy un verdadero fanático de la tecnología", afirmó el Dr. Joseph Levine, que la usa con ciertos pacientes y en aviones cuando la gente se enferma.

Levine es director del Centro de Arritmias y Marcapasos del Centro del Corazón del Hospital St. Francis, en Roslyn, Nueva York.

Si tiene o no sentido equipar a la población general es una pregunta social más amplia, dijo.

Se trata del costo de la tecnología y de interpretar los resultados frente al beneficio de prevenir los ACV. Y hay preocupación sobre las lecturas falsas negativas y el tratamiento excesivo de los pacientes.

"Hay que evaluarlo en el futuro para ver si hace una diferencia en términos de la atención del paciente", planteó.

En Estados Unidos, alrededor del 2 por ciento de las personas menores de 65 años y el 9 por ciento de las personas de a partir de 65 años tienen fibrilación auricular, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La afección afecta a un estimado de tres a seis millones de estadounidenses, y contribuye a un estimado de 130,000 muertes cada año, dicen los CDC.

Algunas personas no saben que sufren de la afección porque no tienen síntomas, según los CDC. Otras podrían tener uno o más síntomas, como un latido cardiaco irregular, palpitaciones, desvanecimiento, fatiga extrema, falta de aire y dolor de pecho.

El equipo de Hong Kong evaluó la fibrilación auricular en adultos entre mayo de 2014 y abril de 2015.

Chan dijo que el estudio, iniciado por los médicos, no recibió fondos de fabricantes de fármacos o dispositivos. La mayor parte del trabajo, incluyendo las evaluaciones en distintos centros comunitarios en Hong Kong, se realizó de forma voluntaria con la ayuda de algunas organizaciones no gubernamentales, añadió.

El estudio aparece en la edición en línea del 12 de octubre de la revista Heart.

En un editorial que acompañó a la publicación, unos cardiólogos suecos apuntaron a un importante defecto en el estudio: la mera detección de la fibrilación auricular no previene el ACV, a menos que las personas reciban un tratamiento adecuado. Los participantes del estudio recién diagnosticados fueron remitidos a una consulta médica, pero no hubo datos sobre el porcentaje que en realidad recibió tratamiento, señalaron los autores del editorial.

Más información

Para más información sobre los ritmos cardiacos anómalos, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad