SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un beneficio añadido de los antihipertensivos: ¿menos fracturas?

Un beneficio añadido de los antihipertensivos: ¿menos fracturas?

En un estudio, una clase particular de fármacos se vinculó con unos huesos más resistentes en los pacientes mayores

LUNES, 21 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- La hipertensión y los huesos débiles son dos grandes problemas de salud de los adultos mayores.

Ahora, unos nuevos datos sugieren que una clase de fármacos podría ayudar a proteger de ambos.

El estudio de miles de pacientes de Asuntos de Veteranos (VA) y Medicare encontró que los antihipertensivos llamados diuréticos tiazídicos también parecían reducir las probabilidades de que un paciente sufriera una fractura de cadera o pelvis, en comparación con las personas que tomaban otros antihipertensivos.

El hallazgo tiene sentido para una endocrinóloga.

"Se sabe bien que la terapia con tiazida puede reducir la excreción de calcio en la orina en hasta un 50 por ciento", dijo la Dra. Caroline Messer, que revisó los hallazgos del estudio.

"Esta tendencia a un balance positivo de calcio en el cuerpo podría [ralentizar] la pérdida ósea y reducir el riesgo de fracturas", explicó Messer, directora del Centro de Trastornos de la Pituitaria y Neuroendocrinos del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU., y dirigido por el Dr. Joshua Barzilay, de Kaiser Permanente de Georgia. Su equipo siguió los datos de más de 22,000 pacientes con una edad promedio de 70 años.

Los pacientes de VA y de Medicare se habían inscrito en un ensayo clínico que comparaba la forma en que distintos antihipertensivos afectaban al riesgo de enfermedad cardiaca y ataque cardiaco. Se siguieron los resultados de los pacientes durante un promedio de casi cinco años.

El análisis mostró que los pacientes que tomaban diuréticos tiazídicos tenían un riesgo un 21 por ciento más bajo de fracturas de cadera y pelvis que los que tomaban lisinopril (de una clase de fármacos conocidos como inhibidores de la ECA) o amlodipina (de una clase de fármacos llamada bloqueadores del canal de calcio).

Los datos "recomiendan con contundencia el uso de una tiazida para el tratamiento de la hipertensión además de su largo historial de protección cardiovascular", concluyó el equipo de Barzilay.

Messer dijo que, sin embargo, las tiazidas quizá no sean la primera opción para todos los pacientes. Explicó que "el tratamiento siempre debe ser individualizado", porque los diuréticos tiazídicos, como todos los fármacos, conllevan sus propios riesgos. Éstos incluyen la hiponatremia (muy poco sodio en la sangre) y un mayor riesgo de caídas, explicó Messer.

El Dr. David Friedman, jefe de servicios de insuficiencia cardiaca del Hospital Judío de Valley Stream en Long Island de Northwell Health, en Nueva York, se mostró de acuerdo en que aunque los datos parecen promisorios para el uso de los diuréticos tiazídicos, las decisiones de los pacientes individuales "se deben sopesar mediante un análisis de riesgos y beneficios".

El estudio aparece en la edición en línea del 21 de noviembre de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las fracturas de cadera.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad