SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un año después de su aparición, la gripe porcina H1N1 aún sigue entre nosotros

Por Amanda Gardner, Reportera de Healthday -

Los expertos señalan que es probable que el virus, tan extendido la primavera pasada, adopte un patrón regular otoño-invierno

VIERNES, 4 de junio (HealthDay News/DrTango) -- Hace un año, la alarma mundial por la aparición de una nueva cepa impredecible de gripe pandémica H1N1 estaba en pleno apogeo. Los titulares decían que miles de personas estaban enfermando; que las mascarillas y los desinfectantes para las manos se agotaban tan pronto llegaban a los anaqueles de las tiendas.

Entonces, ¿dónde está el H1N1 esta primavera?

El jueves, la Dra. Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud, anunció que el virus todavía se considera una pandemia, es decir ampliamente generalizado, aunque el número de casos ha menguado de manera considerable.

Entretanto, en Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. apuntaron que desde el 22 de mayo apenas el uno por ciento de las consultas de pacientes externos tenían que ver con la gripe.

Sin embargo, la nueva gripe H1N1, algunas veces llamada gripe porcina, hace tiempo que dejó de lado a los virus anteriores de la influenza estacional para convertirse en la cepa dominante. Además, los expertos creen que se convertirá en un patrón de brote regular en otoño e invierno al que las personas se acostumbrarán.

Este tipo de cambio viral importante ocurre cada unas pocas décadas de influenza, anotaron los expertos.

"Lo que la mayoría de las personas espera es que la nueva cepa H1N1 sustituya a los antiguos virus H1N1 que anteriormente eran las cepas estacionales y se convierta en el virus H1N1 estacional", explicó el Dr. John J. Treanor, profesor de medicina, microbiología e inmunología en el Centro Médico de la Universidad de Rochester de Nueva York. "El escenario más probable sería que continuemos viendo cómo los descendientes de la H1N1 pandémica causan los brotes de gripe cada temporada, probablemente en los momentos normales", destacó.

Así que es probable que la gripe pandémica H1N1 resurja este otoño, al igual que las anteriores cepas dominante de la gripe, y desaparezca de nuevo en la primavera del año próximo. Su comportamiento será totalmente opuesto a la forma en que apareció por primera vez en escena en la primavera de 2009.

Otro experto estuvo de acuerdo en que puede parecer que la gripe H1N1 ha desparecido en estos momentos, pero no hay que olvidarse de ella.

"Creo que existe la percepción de que el virus ha desaparecido por completo porque no estamos viendo [muchos] casos nuevos, pero los virus nunca se van realmente. Sino que se esconden", dijo el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. Con frecuencia, apuntó, las cepas de gripe "emigran hacia un lugar en el que pueden volver a diversificarse [genéticamente] para reaparecer después en una forma diferente".

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, ahora mismo la gripe H1N1 es más activa en áreas del Caribe y del Sudeste Asiático, aunque los casos siguen siendo relativamente bajos, informó la Agence France-Presse. El anunció de la OMS el jueves se basó en un informe realizado por un panel de 15 expertos. El comité se reunirá de nuevo en julio cuando lleguen más datos sobre el progreso de la gripe durante la temporada de invierno del hemisferio sur.

Desde que apareció por primera vez, la gripe H1N1, que a finales de marzo había acabado con la vida de 12,000 estadounidenses, según las estimaciones de los CDC, se ha distinguido de la gripe "regular" de varias maneras.

Por un lado, golpeó con más dureza a niños y adultos jóvenes que a personas mayores, que eran los más propensos a sucumbir a las anteriores cepas de la gripe estacional. Es probable que este se deba a que las personas mayores desarrollaron algo de inmunidad al exponerse a brotes anteriores de H1N1 en su juventud.

Y las vidas de las mujeres embarazadas, sobre todo, estaban en peligro si éstas contraían la cepa H1N1. En un estudio publicado en abril en la Journal of the American Medical Association, investigadores de los CDC encontraron que aunque las mujeres embarazadas representan alrededor del uno por ciento de la población de EE. UU. en cualquier momento dado, durante el brote de gripe porcina H1N1 de 2009 constituyeron el cinco por ciento de las muertes.

Sin embargo, en comparación con temporadas anteriores de gripe "regular", la H1N1 causó realmente casos más leves de enfermedad y menos muertes en general. (La gripe estacional convencional normalmente acaba con la vida de casi 36,000 estadounidenses cada año). Esto podría seguir siendo así en el futuro cercano, explicaron los expertos, pero con el tiempo podrían ocurrir cambios en el virus H1N1 y en los más afectados.

"Cuando la gripe H1N1 alcance la madurez, creo que el número relativo de hospitalizaciones entre adultos jóvenes y personas mayores comenzará a cambiar, pero esto se deberá sobre todo a la disminución del número de hospitalizaciones entre la gente joven y no a un aumento de las mismas entre las personas de edad avanzada", destacó Treanor . "No me sorprendería si en las próximas temporadas de gripe el impacto en las personas mayores se convirtiera en algo relativamente menor".

Menos enfermedades y menos muertes entre los ancianos y en general es algo bueno, pero más mortalidad entre los jóvenes significa más años de vida perdidos, señaló Treanor.

Una cosa es segura, el virus H1N1 se transmite fácilmente de una persona a otra, habiéndose ya propagado por el mundo a una velocidad rápida el año pasado.

"El virus se transmite de forma excelente", dijo el doctor Scott Lillibridge, decano asistente de la Facultad de salud pública rural del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Texas A & M de Houston, y director ejecutivo del Centro Nacional de Preparación y Respuesta ante Emergencias Médicas.

Mientras tanto, la vacuna contra la gripe 2010/2011 incluirá definitivamente la cepa H1N1, junto con otras dos cepas, apuntó Treanor.

"La gripe H1N1, pandémica o no, seguirá existiendo", aseguró Gregory, vocero de la OMS, a AFP. "Si no hay pandemia, significa que el H1N1 se comporta como un virus de influenza estacional, pero sigue aquí. Por tanto, vacunarse contra la gripe H1N1 sigue siendo importante, sobre todo para las mujeres embarazadas, los jóvenes y los que tienen un sistema inmunológico debilitado a causa de otras enfermedades".

Más información

Para más información sobre la gripe H1N1, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad