SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Trasplante fecal ayuda a combatir peligrosas infecciones del intestino

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Trasplante fecal ayuda a combatir peligrosas infecciones del intestino

El tratamiento fue efectivo para las enfermedades recurrentes, de acuerdo con la investigación

A pesar de tener que cargar con un innegable factor de asco, el trasplante fecal parece ser una manera segura y eficiente de combatir una infección intestinal grave de acuerdo con un nuevo análisis.

El trasplante fecal, también conocido como bacterioterapia fecal, es un procedimiento que comprende la extracción de heces de un donador saludable y la infusión de dichas heces, junto con todas las bacterias saludables que contienen, al ambiente microbiano del paciente enfermo.

Específicamente, la revisión halló que en el caso de las infecciones recurrentes provocadas por la bacteria Clostridium difficile (C. difficile), la intervención es exitosa en un 85 por ciento de las ocasiones. Los trasplantes fecales también ayudaron al 55 por ciento de los pacientes para quienes no funcionaron los tratamientos estándar con medicamentos.

La C. difficile puede contraerse en hospitales y en consultorios médicos. En 2011 la bacteria fue culpable de 500,000 infecciones y 29,000 muertes, de acuerdo con los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades de los Estados Unidos (U.S. Centers for Disease Control and Prevention).

"La infección con C. difficile es una infección intestinal cada vez más común que normalmente, si bien no siempre, es desencadenada por un uso previo de antibióticos y se caracteriza por diarrea seria", explicó el líder del estudio, el doctor Dimitri Drekonja. El doctor Drekonja es médico de plantilla en el departamento de enfermedades infecciosas en el Sistema de Atención Médica de Asuntos de Veteranos en Minneapolis. En general, la infección "es relativamente fácil de tratar y 90 por ciento de las personas se alivian", añadió.

"Pero hoy en día parece reaparecer a un ritmo relativamente alto", señaló Drekonja, resaltando su tasa de recurrencia de 30 por ciento. "Y 40 por ciento de ellos la contraen nuevamente después de eso", dijo.

El problema es que "C. difficile puede existir en el ambiente por mucho tiempo", dijo. Y, dado que el tratamiento estándar con antibióticos mata tanto a los microbios buenos como a los malos, dichos tratamientos pueden contribuir a infecciones recurrentes.

"Así, a lo largo de los últimos 15 años, y en particular en los últimos tres a cinco años, el interés en el trasplante fecal ha estado creciendo", dijo Drekonja, quien también es profesor asistente de medicina en la Universidad de Minnesota. "Justo ahora se trata de un procedimiento invasivo y experimental y la mayor parte de la información que tenemos viene de informes de casos que pueden o no ser totalmente representativos. Pero nuestra revisión, que incluye dos estudios recientes controlados de alta calidad, parecen confirmar los resultados generalmente positivos que hemos estado escuchando".

El estudio, que fue financiado por el Departamento de Asuntos de Veteranos de los Estados Unidos, se publicará en el número del 5 de mayo de la revista Annals of Internal Medicine.

El análisis observó los resultados de dos ensayos controlados aleatorizados, el criterio de referencia para la investigación científica, así como 33 informes de casos no controlados que involucraron a más de 500 pacientes que recibieron trasplantes fecales por C. difficile.

La conclusión: el trasplante fecal pareció ser efectivo al tiempo que provocó pocos efectos secundarios a corto plazo.

Pero los investigadores advirtieron que la información disponible es de "fuerza débil". También dijeron que no hay suficiente evidencia para elaborar lineamientos sobre cómo determinar quiénes son candidatos ideales para donar, cómo identificar métodos ideales de preparación fecal, o la mejor manera de entregar las heces obtenidas a los pacientes.

"Creo que esta será un área candente de cara al futuro", dijo Drekonja. "Pero la evidencia con la que contamos hasta ahora no cumple con los criterios de orientación de la FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, o U.S. Food and Drug Administration], lo que significa que si esto fuera una pastilla estándar que se estuviera desarrollando y se llevara ante la FDA para ser aprobada, con la información con la que contamos ahora, no recibiríamos la licencia". Sin embargo, añadió, este y otros equipos seguirán estudiando los trasplantes fecales.

Jeffrey Cirillo es profesor en el departamento de patogénesis microbiana y molecular en el Centro de Imaginología e Investigación de Patógenos Transportados por el Aire en el Colegio de Medicina del Centro de Ciencias de la Salud de Texas A&M en Bryan, Texas. Para él, el nuevo análisis es un paso "emocionante" en la dirección correcta.

"Se trata de un muy bien análisis de la literatura existente y sus conclusiones se ven respaldadas por los estudios que han analizado", dijo. "Esta es la primera vez que se ha analizado este tipo de estrategia de tratamiento de manera tan exhaustiva".

Los trasplantes fecales ciertamente parecen trabajar "razonablemente bien", añadió.

Más información

Puede encontrar más sobre C. difficile en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (U.S. Centers for Disease Control and Prevention).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad