SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Trabajar en el turno de noche ralentiza el metabolismo, sugiere un estudio

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
Trabajar en el turno de noche ralentiza el metabolismo, sugiere un estudio

El hallazgo significa que se queman menos calorías, y podría explicar el motivo de que los trabajadores en turnos tiendan a aumentar de peso, señala un investigador

MARTES, 18 de noviembre de 2014 (HealthDay News) -- Trabajar de noche y dormir de día podría ralentizar el metabolismo del cuerpo, sugiere un pequeño estudio.

Los investigadores hallaron que cuando asignaron a 14 voluntarios a un horario que simulaba el trabajo en el turno de noche, esto redujo rápidamente el número de calorías que sus cuerpos quemaban cada día.

En promedio, gastaban entre 52 y 59 calorías menos en los días del "turno de noche", informaron los investigadores en la edición actual en línea de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Se trata de una diferencia bastante pequeña, pero que podría acumularse con el tiempo, según el investigador líder, Kenneth Wright, de la Universidad de Colorado, en Boulder.

Dijo que los hallazgos ofrecen una explicación sobre los efectos negativos para la salud vinculados con el trabajo en turnos. Estudios anteriores han mostrado que las personas en turnos de noche o rotatorios tienen unas tasas más altas de obesidad, diabetes y otros problemas de salud.

"El trabajo en turnos contradice nuestra biología fundamental", advirtió Wright. Y una capacidad más baja de quemar calorías podría ser una de las consecuencias, añadió.

Una dietista que no participó en el estudio se mostró de acuerdo. "Hace años que reconocemos que cuando las personas trabajan en el turno de noche, aumentan de peso", comentó Lauri Wright, profesora asistente de la Universidad del Sur de Florida, en Tampa.

"Tendíamos a observar los posibles motivos conductuales", dijo Wright, que también es vocera de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics). "¿Comen más para permanecer despiertos? ¿Están demasiado cansados como para hacer ejercicio cuando no están trabajando?".

Enfatizó que la comida que se toma, la falta de ejercicio y otros factores del estilo de vida son importantes. "Pero este estudio muestra claramente que hay efectos fisiológicos" de un horario de turnos de noche, dijo.

Para el estudio, Wright y sus colaboradores reclutaron a 14 personas para que vivieran en su laboratorio del sueño durante seis días. Primero, los voluntarios pasaron un par de días en su horario normal. Entonces cambiaron a un horario de turno de noche, permaneciendo despiertos de noche y durmiendo durante el día.

Las comidas de los participantes se controlaron de forma cuidadosa, de forma que ingirieran la misma cantidad de calorías cada día. A pesar de ello, hallaron los investigadores, la cantidad de calorías que las personas quemaban se redujo en los días en que siguieron un horario de turno de noche.

¿Qué está ocurriendo? Según Wright, no está del todo claro. Pero dijo que la cantidad más baja de calorías quemadas probablemente se relacione con el hecho de que el trabajo en turnos contradice a los ritmos circadianos naturales del cuerpo, los "relojes" internos que rigen a las funciones fisiológicas fundamentales, entre ellas el metabolismo.

Pero Wright reconoció que dado que sus voluntarios se mantuvieron en un ámbito controlado durante apenas unos pocos días, no está claro si los mismos cambios metabólicos afectan a las personas que de verdad trabajan en turnos.

"¿Son estos cambios agudos?", cuestionó. "¿Se adapta el cuerpo con el tiempo? ¿Cómo cambia? En realidad esta investigación está en su infancia, tenemos mucho que aprender".

Sin embargo, Wright también anotó que los trabajadores en turnos sí cambian a rutinas diurnas normales en sus días libres. De forma que sus relojes biológicos no tendrían la oportunidad de cambiar a una nueva norma.

¿Y qué pasa entonces con los trabajadores en turnos? Wright, la dietista, dijo que las personas pueden esforzarse por comer alimentos saludables y sacar tiempo para el ejercicio cuando no estén en el trabajo.

"Incluir ejercicio es muy importante, porque puede ayudar a compensar estos cambios en el gasto calórico del cuerpo", planteó. Esto podría significar hacer una caminata en familia, anotó, dado que las personas que trabajan en los turnos de noche por lo general desean pasar tiempo con la familia en sus días libres.

También sugirió que los trabajadores en turnos coman unas cantidades menores de comida, distribuidas a lo largo de sus horas de vigilia, para mantener sus niveles de energía sin cometer excesos. "Y asegúrese de tomar bastante agua y fibra, de alimentos como frutas, verduras, granos integrales y frijoles", aconsejó Wright. "Ambas cosas son buenas para suprimir el apetito".

Añadió que las empresas pueden ayudar al educar a los trabajadores en turnos sobre los hábitos saludables y al facilitar que elijan alimentos nutritivos. "Cuando trabajaba en un hospital, la cafetería cerraba de noche, y veía que la gente usaba las máquinas expendedoras", contó.

Por su parte, Wright enfatizó la importancia de un sueño adecuado. "Generalmente recomendados dormir cinco o seis horas inmediatamente tras el final del turno", dijo. "Intente tomar una siesta de unas dos horas más tarde en el día, antes de su próximo turno".

Se mostró de acuerdo en que elegir bien los alimentos y hacer ejercicio con regularidad es particularmente importante para los trabajadores en turnos, aunque puede resultar difícil. "Es un gran desafío", dijo Wright. "Desafortunadamente, no hay una solución fácil".

Más información

La National Sleep Foundation ofrece más información sobre el trabajo en turnos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad