SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tener un mortinato aumenta las probabilidades de repetirlo

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Tener un mortinato aumenta las probabilidades de repetirlo

Pero la mayoría de segundos embarazos conducen a bebés normales y sanos, señalan los expertos.

Las mujeres que han tenido un mortinato presentan un riesgo cuatro veces más alto de tener otro en comparación con las mujeres que dieron a luz un bebé vivo, informan unos investigadores británicos.

Los investigadores anotaron que el riesgo general de tener un mortinato es bajo. La revisión incluyó a millones de mujeres embarazadas, y menos del 1 por ciento tuvieron un mortinato. En un embarazo posterior, solo el 2.5 por ciento de las mujeres que habían tenido mortinato anterior tuvieron otro, encontró el estudio.

"A pesar del riesgo más alto de recurrencia, la mayoría de embarazos tras un mortinato progresarán de forma normal y terminarán en el nacimiento de un bebé sano", señaló la investigadora líder, la Dra. Sohinee Bhattacharya, profesora del Instituto de Ciencias Aplicadas de la Salud de la Universidad de Aberdeen, en Escocia.

Los investigadores definieron un mortinato como la muerte fetal después de las 20 semanas de gestación o con un peso en el momento de la muerte de al menos 14 onzas (400 gramos), según el estudio. Una muerte antes de las 20 semanas se considera como un aborto espontáneo.

Para el estudio, Bhattacharya y sus colaboradores analizaron 16 estudios que incluyeron a casi 3.5 millones de mujeres embarazadas. Todas las mujeres eran de países con altos ingresos, como Australia, Escocia, Estados Unidos, Dinamarca, Israel, los Países Bajos, Noruega y Suecia.

De las mujeres, el 99.3 por ciento habían tenido un nacimiento vivo anterior y el 0.7 por ciento habían tenido un mortinato en un embarazo inicial. Los mortinatos ocurrieron en un embarazo posterior en el 2.5 por ciento de las mujeres que ya habían tenido un mortinato, y en el 0.4 por ciento de las mujeres sin antecedentes de mortinatos, encontraron los investigadores.

Doce de los estudios incluidos en la revisión observaron de forma específica el riesgo de un mortinato tras el primero. Esos estudios revelaron un aumento de cuatro veces del riesgo de un segundo mortinato, señalaron los investigadores.

Lo que los expertos no siempre saben el motivo de que ocurran casos de mortinatos, ya sea en un primer embarazo o en uno posterior, comentó Bhattacharya.

"Sabemos muy poco sobre esos mortinatos sin explicación, incluso hoy día", lamentó. "Hay muchos sistemas que intentan asignar una causa a los mortinatos, pero en todos, entre el 10 y el 40 por ciento siguen sin tener explicación".

El informe aparece en la edición del 24 de junio de la revista BMJ.

El Dr. Victor Rosenberg, director del Centro de Trombofilia y Resultados Adversos en el Embarazo del Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York, comentó que "la primera pregunta que una paciente siempre me hace tras experimentar la pérdida de un embarazo es la de cuáles son las probabilidades de que vuelva a ocurrir".

"El riesgo general sigue siendo bajo, dado que el riesgo base de mortinatos en EE. UU. es de apenas 6.2 por cada mil embarazos", dijo Rosenberg, que no participó en el estudio.

El Dr. Alexander Heazell, profesor clínico principal de obstetricia de la Universidad de Manchester, en Inglaterra, y autor de un editorial que acompaña al estudio en la revista, dijo que los embarazos tras un mortinato deben monitorizarse con cuidado.

"Haríamos escáneres para asegurarnos de que el bebé crece con normalidad e identificar los problemas antes de que ocurran", comentó. "La causa más común de un mortinato, lo que no funciona normalmente, es algo que no da al bebé suficiente alimento, y el bebé se consume", dijo Heazell.

La Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, señaló que "un mortinato es un evento catastrófico para una familia".

Se necesita más información sobre la mejor forma de mejorar los resultados, planteó. "Cuando una familia experimenta un caso de mortinato, la recuperación es un proceso difícil y largo, y con frecuencia un nuevo bebé sano ayuda mucho", afirmó Wu.

Bhattacharya enfatizó que la reducción del riesgo de un mortinato comienza antes del embarazo. "Las futuras madres pueden llevar una vida saludable, dejar de fumar y alcanzar un peso saludable", aconsejó.

Cuando una mujer queda embarazada de nuevo tras un mortinato, debe consultar a su partera o a su médico pronto, estar atenta a las señales de que el bebé no crece o no se mueve de forma adecuada, y consultar al médico o partera si está preocupada, según Bhattacharya.

Más información

Para más información sobre los mortinatos, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad