SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tanto dormir demasiado como no dormir lo suficiente podrían ser perjudiciales para el corazón

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Tanto dormir demasiado como no dormir lo suficiente podrían ser perjudiciales para el   corazón

Un sueño profundo 'nos hace recargar las pilas', explica un cardiólogo

JUEVES, 10 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Las personas sanas que tienen unos malos hábitos de sueño podrían estar en riesgo de presentar señales tempranas de enfermedades cardiacas, según un estudio reciente.

Las personas que duermen demasiadas horas o demasiado pocas (o que no consiguen el suficiente descanso de calidad) son más propensas a presentar un endurecimiento de las arterias y depósitos de calcio en las paredes de las arterias principales, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Chan-Won Kim.

"El calcio coronario se desarrolla mucho antes de la aparición de los síntomas de ataque cardiaco, y una cantidad más alta de calcio en las arterias coronarias sirve para predecir el futuro desarrollo de enfermedades cardiacas", dijo Kim, profesor clínico adjunto del Centro de Estudios de Cohortes del Hospital Kangbuk Samsung de Seúl, en Corea del Sur.

Lo ideal parece ser dormir unas siete horas, informaron los investigadores. Las personas que dormían más o menos que eso tendían a presentar más señales de posibles problemas cardiacos futuros.

Algunos estudios tempranos han vinculado el hecho de dormir de forma deficiente con una mala salud cardiaca, pero esta investigación va un poco más allá al buscar los precursores de las enfermedades cardiacas en personas que aparentemente están sanas, dijo el Dr. David Meyerson, cardiólogo del Centro Médico Bayview de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, y vocero nacional de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Dado que los autores del estudio tomaron este camino, sus implicaciones hacen hincapié más directamente en el sueño como un posible factor de riesgo de enfermedades cardiacas, dijo Meyerson.

"Los médicos no siempre preguntan por la calidad y la duración del sueño en una sesión de evaluación del riesgo cardiovascular, y quizá deberían hacerlo", señaló.

Aunque el estudio encontró una relación entre no dormir bien y posibles problemas cardiacos, no demuestra que exista una relación de causa y efecto.

El estudio contó con más de 47,000 personas adultas jóvenes y de mediana edad que rellenaron un cuestionario sobre el sueño y que realizaron pruebas avanzadas para medir el endurecimiento arterial y detectar las lesiones arteriales tempranas provocadas por los depósitos de calcio.

Los hallazgos revelaron que los participantes del estudio que:

  • dormían 5 o menos horas al día tenían un 50 por ciento más de calcio en las arterias que los que dormían 7 horas al día;
  • dormían 9 horas o más al día tenían al menos un 70 por ciento más de calcio que los que dormían 7 horas;
  • dijeron que la calidad del sueño era mala tenían más de un 20 por ciento más de calcio que los que dijeron que la calidad del sueño era buena.

"Dado que estudiamos a hombres y mujeres jóvenes y de mediana edad que aparentemente estaban en un buen estado de salud y no tenían enfermedades importantes, es poco probable que sean otros problemas de salud los que puedan explicar la asociación entre ambos extremos de la duración del sueño y los marcadores tempranos de enfermedades cardiacas", dijo Kim.

Los médicos no saben todavía exactamente por qué la cantidad adecuada de sueño parece proteger la salud cardiaca, comentaron Meyerson y el Dr. Mark Urman, cardiólogo en el Instituto Cardiaco Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

Durante el sueño se produce un baile complejo de cambios metabólicos, de liberación de hormonas, reparación corporal y renovación cerebral. Estos procesos afectan a la presión arterial, al nivel de azúcar en la sangre, a la inflamación, a las hormonas del estrés y a una gran cantidad de otros factores que pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiacas, explicaron los cardiólogos.

"Sabemos que nuestros cuerpos necesitan todos los días esta capacidad para recargar las pilas, para acomodarlo todo y ponerlo todo en calma", señaló Urman, y añadió que dormir de forma deficiente se ha vinculado con factores de riesgo cardiaco, como la diabetes y la obesidad.

Dormir debería formar parte del estilo de vida general saludable para el corazón, sostuvo Urman.

"Este hallazgo se suma a la importancia de dormir bien por la noche de forma habitual, además de hacer ejercicio regularmente y llevar una dieta saludable para el corazón, a fin de reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas", dijo. "Se trata de un elemento más que forma parte de ese paquete".

Las personas que deseen mejorar la calidad del sueño deberán reducir la intensidad de las luces de la sala de estar o dormitorio a medida que se acerque el momento de acostarse, y deberían irse a la cama a la misma hora cada día, dijo Kim.

"También es importante evitar la exposición a los medios de comunicación electrónicos en el momento de acostarse", señaló Kim. Añadió que "las personas que no duermen de forma adecuada han de evitar las bebidas que contengan cafeína después del almuerzo".

Los hallazgos del estudio se publicaron el 10 de septiembre en la revista de la Asociación Americana del Corazón, Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology.

Más información

Para obtener consejos sobre cómo dormir bien por la noche, visite la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad