SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Simplemente imaginarse una luz brillante podría hacer que los ojos reaccionen

Simplemente imaginarse una luz brillante podría hacer que los ojos reaccionen

El tamaño de la pupila cambió cuando las personas visualizaron unos días soleados en un estudio

LUNES, 9 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- Simplemente imaginarse una escena como un día soleado o un cielo nocturno puede hacer que las pupilas cambien de tamaño, halla un estudio reciente.

Las pupilas se dilatan (agrandan) o contraen (empequeñecen) automáticamente en respuesta a la cantidad de luz que entra al ojo. Este estudio muestra que visualizar unas escenas oscuras o con luz brillante afecta a las pupilas de las personas como si en realidad estuvieran viendo las imágenes.

En un experimento, los participantes vieron una pantalla con triángulos a distintos niveles de luminosidad. Cuando luego se les pidió que se imaginaran los triángulos, las pupilas de los participantes variaron de tamaño según la luminosidad de cada triángulo. Cuando se imaginaban los triángulos más luminosos, las pupilas eran más pequeñas, y cuando se imaginaban unos triángulos más oscuros, las pupilas se agrandaron.

Las pupilas también cambiaban de diámetro cuando los participantes del estudio se imaginaban un cielo soleado, una habitación oscura o una cara en el sol frente a una cara en la sombra, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 27 de noviembre de la revista Psychological Science.

Los resultados de los experimentos no se deben a cambios voluntarios en el tamaño de la pupila ni a variaciones en el esfuerzo mental requerido para imaginarse las escenas, apuntaron los investigadores en un comunicado de prensa de la Asociación de Ciencias Psicológicas (Association for Psychological Science).

"Dado que los seres humanos no pueden contraer voluntariamente las pupilas de los ojos, la presencia de ajustes de la pupila ante la luz imaginaria presenta un argumento contundente de que las imágenes mentales son un proceso basado en estados cerebrales similares a los que surgen durante la percepción real", señaló en el comunicado de prensa el líder del estudio, Bruno Laeng, de la Universidad de Oslo, en Noruega.

Esta investigación podría potencialmente permitir a los científicos evaluar las experiencias mentales de los animales, los bebés e incluso los pacientes de trastornos neurológicos graves, sugirieron los autores del estudio.

Más información

El Instituto Nacional del Ojo de EE. UU. explica cómo funciona la vista.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad