SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

"Se puede acabar con la epidemia de Sida"

Por -
"Se puede acabar con la epidemia de Sida"
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Así lo afirma ONUSIDA, el programa de las Naciones Unidas contra el Sida, a través de un nuevo informe que muestra en dónde estamos parados tras casi 35 años de epidemia.

El número de personas que viven con VIH en el mundo casi no ha cambiado en los últimos dos años, y las muertes por causas vinculadas al Sida se encuentran en su punto más bajo desde la última década, indica el reporte de ONUSIDA.

Oficiales del organismo aseguran que es posible terminar con la epidemia de Sida, a pesar que la cifra de nuevas infecciones sigue siendo alta: 2.1 millones en 2013.

Hoy en día, cerca de 35 millones de personas viven con VIH en el mundo, de las cuales unas 19 millones no saben que están infectadas.

La epidemia de VIH se declaró en 1981 y en 1996 se presentaron en sociedad los cócteles de drogas, tratamientos antirretrovirales que cambiaron de signo la enfermedad: pasó de ser una infección con sentencia de muerte a una condición crónica.

Estas medicinas redujeron drásticamente las muertes a causa del Sida, el sindrome que se desarrolla si la persona con VIH no recibe tratamiento. Ahora, la meta de ONUSIDA también es bajar a casi cero las muertes por Sida, y los nuevos casos en un 90%.

Ambas iniciativas serían imposibles de implementar si no fuera porque están acompañadas de un fuerte empuje de la comunidad internacional para que más personas reciban tratamiento.

A nivel mundial, en 2013, unas 13 millones de personas estaban recibiendo cócteles de drogas, pero 22 millones de seropositivos todavía esperan por estas terapias. El año pasado murieron 1.5 millones de personas por causas relacionadas con el Sida.

Aunque ONUSIDA insiste en que para el 2030 la epidemia global de Sida podrá frenarse porque "estamos en el comienzo del fin de la pandemia", expertos no coinciden con esta afirmación. Sophie Harman, de la Universidad Queen Mary de Londres, considera que el mensaje del organismo no es realista. 

"El problema es que ellos dicen que la epidemia se puede frenar, pero no dicen cómo hacerlo", enfatiza.

ONUSIDA insiste en que se basa en los números para lanzar semejante meta al ojo público: aunque siguen siendo muchas, las nuevas infecciones se redujeron en un 34% desde el 2001, de 3.4 millones a 2.1 millones.

La fuerte duda es si la meta se cumplirá en todas las regiones del mundo, en donde la disparidad en la tasa de infecciones, y en el acceso a los tratamientos, sigue siendo alta, una brecha difícil de cerrar.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad