SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Relacionan la enfermedad renal con riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular en el futuro

Relacionan la enfermedad renal con riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular en el futuro

Dos estudios sopesan el valor de usar la función renal como manera de evaluar otros problemas

JUEVES, 30 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente revela que los pacientes que combaten la enfermedad renal crónica se enfrentan a un riesgo más alto de accidente cerebrovascular y enfermedad cardiaca.

Se informa sobre los hallazgos en un par de estudios, uno de la Universidad de California en Los Ángeles y otro de la Universidad de Cambridge (Inglaterra), que aparecen en la edición del 1 de octubre de BMJ.com.

Las indicaciones anteriores y actuales de la relación entre la enfermedad cardiaca y la enfermedad renal instaron al equipo de la Cambridge, dirigido por Emanuele Di Angelantonio del departamento de atención primaria y salud pública y del equipo de la UCLA dirigido por Bruce Ovbiagele, del centro de accidente cerebrovascular y del departamento de neurología, a sugerir que se deberían considerar las señales preliminares de enfermedad renal como factor clave para evaluar el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular, junto con los niveles de presión arterial y de colesterol.

Sin embargo, usar la enfermedad renal como herramienta de evaluación de la enfermedad cardiaca se complica por el hecho de que la enfermedad renal con frecuencia no se diagnostica por falta de síntomas obvios, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa del editor de la revista.

En primer lugar, el estudio de la UCLA, realizado en conjunto con investigadores de Taiwán, se enfocó en los resultados de 33 estudios que examinaron el índice de flujo de fluido filtrado por los riñones de unos 280,000 pacientes.

El equipo halló que los que tenían niveles de flujo anormalmente bajos tenían un riesgo 43 por ciento superior de accidente cerebrovascular futuro, frente a los que tenían niveles de flujo normales.

Además, como agrupación particular, los asiáticos que tenían bajos niveles de flujo se enfrentaron a un mayor riesgo de accidente cerebrovascular que los que no eran asiáticos y también tenían niveles bajos, observaron Ovbiagele y sus colegas.

En el estudio del equipo de Di Angelantonio, realizado en colaboración con investigadores islandeses, se dio seguimiento a cerca de 17,000 residentes de Islandia durante cerca de un cuarto de siglo.

Al anotar que incluso las señales muy preliminares de enfermedad renal entre los participantes se relacionaron con el riesgo de enfermedad cardiaca, el equipo halló que al agregar la enfermedad renal a los protocolos tradicionales de evaluación, la predicción de la enfermedad cardiaca mejoró "de manera modesta". Específicamente, la evidencia de enfermedad renal resultó siendo la mitad de predictiva que los antecedentes de diabetes y cerca de la sexta parte de predictiva que los antecedentes de tabaquismo.

La enfermedad renal también se relacionó con un mayor riesgo de muerte por complicaciones de salud no relacionadas ni con la enfermedad cardiaca ni con el cáncer.

El equipo de investigadores hizo un llamado a más estudios sobre la relación aparente entre la enfermedad cardiaca y la enfermedad cardiaca, y sobre la utilidad de usar la enfermedad renal como indicador de evaluación.

Más información

Para saber más sobre la enfermedad renal y el riesgo cardiaco, visite la Fundación Nacional del Riñón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad