SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Relacionan algunos antibióticos con una pérdida auditiva en un estudio con ratones

Relacionan algunos antibióticos con una pérdida auditiva en un estudio con ratones

La inflamación provocada por la infección que se está tratando podría hacer más probable que se produzcan daños en el oído

MIÉRCOLES, 29 de julio de 2015 (HealthDay News) -- Una cierta clase de antibióticos usados para tratar infecciones bacterianas letales pone a los pacientes en riesgo de pérdida auditiva, según sugiere una investigación con ratones.

A los recién nacidos con infecciones que suponen una amenaza para su vida a menudo se les dan estos antibióticos, señalaron los investigadores.

Los investigadores se centraron en los antibióticos llamados aminoglucósidos, que los médicos usan para tratar la meningitis, la bacteriemia y las infecciones respiratorias en los pacientes con fibrosis quística. Se sabe que estos medicamentos producen daños en las células sensoriales del oído interno que detectan el sonido y el movimiento.

Los ratones sanos a los que se dio una cantidad pequeña de aminoglucósidos sufrieron una pérdida de la audición en pequeño grado. Pero los ratones con una inflamación típica de las infecciones tratadas con los aminoglucósidos en los seres humanos sufrieron una pérdida auditiva en un grado mucho mayor cuando tomaron los antibióticos, según los investigadores.

La inflamación a partir de infecciones bacterianas aumenta la absorción de aminoglucósidos en el oído interno, lo que aumenta sustancialmente el riesgo de pérdida auditiva, explicaron los autores del estudio.

Los hallazgos aparecen en línea el 29 de julio en la revista Science Translational Medicine.

"En la actualidad, se acepta que el precio que algunos pacientes tienen que pagar por sobrevivir a una infección bacteriana que supone una amenaza para su vida es la pérdida de su capacidad de audición", comentó Peter Steyger, profesor de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello en la Universidad de Ciencia y Salud de Oregón, en Portland, en un comunicado de prensa de la universidad.

"Debemos dar rápidamente a los profesionales clínicos de todas partes alternativas efectivas de tratamiento para las infecciones que suponen una amenaza para la vida que no sacrifiquen la capacidad de oír de los pacientes", añadió.

Cada año, aproximadamente el 80 por ciento de los 600,000 bebés que ingresaron en las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) de Estados Unidos recibieron aminoglucósidos, dijeron los investigadores. La tasa de pérdida auditiva entre los supervivientes de la UCIN está entre el 2 y el 4 por ciento, frente a la tasa de entre el 0.1 y el 0.3 por ciento de los bebés a término completo que sufren de pérdida auditiva por malformaciones genéticas, reportaron los autores.

"Cuando los bebes pierden la audición, empiezan un proceso largo y arduo para aprender a escuchar y a hablar. Esto puede interferir en su trayectoria educativa y su desarrollo psicológico, y todo esto tiene un impacto dramático sobre su trabajo, sus ingresos y su calidad de vida en el futuro", dijo Steyger.

Para proteger la audición de los pacientes, los médicos deberían considerar otros tipos de antibióticos para tratar las infecciones graves. Además, los investigadores han de desarrollar nuevos tipos de aminoglucósidos, sugirieron los autores del estudio.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad