SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Reducir la presión arterial en caso de accidente cerebrovascular agudo no sería beneficioso

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Reducir la presión arterial en caso de accidente cerebrovascular agudo no sería beneficioso

Según los investigadores, tomar medicamentos no mejora los resultados y podría ser incluso perjudicial

VIERNES, 11 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) Según un estudio que parece confirmar las directrices de tratamiento actuales, administrar medicamentos para reducir la presión arterial de los pacientes de accidente cerebrovascular hipertensos parece no tener beneficios y podría ser incluso perjudicial.

"Los médicos no deberían estar recetando medicamentos para¨reducir la presión arterial durante la primera semana de un accidente cerebrovascular agudo en su práctica rutinaria, aunque los investigadores deberían continuar evaluando la seguridad y efectividad de otras intervenciones para la presión arterial en casos de accidente cerebrovascular agudo", señaló el Dr. Graeme J. Hankey, jefe de la Unidad del Accidente Cerebrovascular del Real Hospital Perth de Australia, que está familiarizado con el estudio.

Los investigadores examinaron los efectos de candesartán, un medicamento para reducir la presión arterial, en cerca de mil pacientes de accidente cerebrovascular agudo. Sus hallazgos aparecen publicados en línea el 11 de febrero en The Lancet para coincidir con la presentación del estudio en la Conferencia internacional sobre el accidente cerebrovascular en Los Ángeles.

Cuando se agregan a los resultados de diez ensayos anteriores, este estudio indica que reducir la presión arterial en la primera semana siguiente a un accidente cerebrovascular no tiene beneficios generales sobre los resultados subsiguientes, según Hankey, autor de un editorial acompañante en la revista.

Los médicos no han estado seguros sobre cómo tratar la hipertensión en los pacientes de accidente cerebrovascular agudo y las directrices actuales recomiendan dejarla como está.

Para el estudio, un equipo de varios centros dirigido por el Dr. Eivind Berge del Hospital Universitario Ullevaal de Oslo (Noruega) asignó al azar a 2,029 pacientes de accidente cerebrovascular agudo a tomar candesartán (Atacand) o un placebo. El candesartán es un bloqueador de los receptores de la angiotensina.

En el transcurso de una semana, el medicamento redujo significativamente la presión arterial de los pacientes que lo tomaban Sin embargo, los investigadores hallaron que, durante los seis meses, no surgió diferencia alguna entre los dos grupos en el riesgo de muerte, ataque cardiaco o accidente cerebrovascular.

Además, los pacientes que tomaban el medicamento tendían a tener peores resultados, frente a los que recibían un placebo, aunque este hallazgo no fue estadísticamente significativo, señala el grupo de Berge.

Entre los que toman candesartán, nueve tenían síntomas relacionados con la hipotensión, frente a los cinco que tomaron el placebo. Además, los investigadores anotaron que 18 pacientes que tomaban candesartán sufrieron de insuficiencia renal, frente a 13 que recibían el placebo.

El equipo de Berge revisó otros estudios que también mostraron que reducir la presión arterial en los pacientes de accidente cerebrovascular agudo no tenía beneficios.

Hay otros ensayos en curso, pero hasta que se hayan completado, no vemos razones para el tratamiento rutinario para reducir la presión arterial en la fase aguda del accidente cerebrovascular", concluyeron investigadores.

En un comentario sobre el estudio, el Dr. Larry B. Goldstein, profesor de neurología y director del Centro para el Accidente Cerebrovascular Duke del Centro Médico de la Universidad del mismo nombre, aseguró que "el tratamiento óptimo para la presión arterial elevada en casos de accidente cerebrovascular isquémico agudo ha sido incierto por la falta de ensayos controlados adecuados.

Las directrices actuales recomiendan que la presión arterial en general no debería reducirse durante la fase aguda de un accidente cerebrovascular isquémico porque eso podría comprometer la circulación en el cerebro lesionado. "Este estudio corrobora las recomendaciones existentes", sostuvo.

Más información

Para más información sobre el accidente cerebrovascular, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad