SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Naranja y toronja ¿aumentan riesgo de melanoma?

Por Amy Norton - HealthDay -
Naranja y toronja ¿aumentan riesgo de melanoma?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Un compuesto de los cítricos podría sensibilizar la piel a la luz del sol. El dato surge tras controlar durante 25 años la salud de personas que consumen zumo de naranja y toronjas enteras. 

Las personas que disfrutan de un vaso de jugo de naranja o de toronja fresca podrían aumentar los riesgos de contraer melanoma, que es la más rara variedad de cáncer de piel y también la más letal. 

El dato surge de un estudio realizado con más de 100,000 voluntarios adultos de EE.UU. a quienes se les hizo un seguimiento durante unos 25 años. Los investigadores descubrieron que los que consumían jugo de naranja o una toronja entera tenían mayor riesgo de contraer melanoma, en comparación con las personas que evitaban esas frutas. 

Sin embargo, los expertos enfatizaron rápidamente que los hallazgos, publicados en la edición en línea del 29 de junio de la revista Journal of Clinical Oncology, no prueban que los cítricos provoquen cáncer de piel.

De todos modos, el Dr. Abrar Qureshi, investigador principal del estudio, catedrático de dermatología de la Universidad de Brown y dermatólogo del Hospital de Rhode Island, en Providence, explicó que es posible que ciertos compuestos de los cítricos expliquen esta reacción.  

Algunos alimentos contienen sustancias "fotoactivas" conocidas como psoralenos y furocoumarinas. Y se sabe que vuelven la piel más sensible al sol cuando se aplican de forma tópica, apuntó Qureshi. "Por ejemplo, si a un niño una paleta de cítricos le manchó el mentón, ahí tendrá una quemadura solar", explicó.

Pero aún si los cítricos pueden hacer susceptibles a las quemaduras solares a algunas personas, lo que se debe evitar no es el jugo de naranja, "El cítrico no puede hacer daño sin la exposición excesiva al sol", explicò Qureshi. El mensaje sigue siendo el mismo, dijo el experto: Protege la piel del exceso de sol, permaneciendo a la sombra, usando filtro solar y con un sombrero.

Marianne Berwick, profesora de dermatología de la Universidad de Nuevo México, Albuquerque. investigadora sobre cáncer de piel y autora de un editorial publicado junto al estudio, se hizo eco de ese consejo. "No creo que el público general deba hacer ningún cambio por este estudio,  La dieta debe incluir una amplia variedad de frutas y verduras", dijo.

Para el estudio, los investigadores analizaron datos de otros dos estudios a largo plazo de profesionales sanitarios de EE.UU. Cada dos años, los participantes respondieron a encuestas detalladas sobre su salud y estilo de vida.

Durante unos 25 años, más de 1,800 personas contrajeron melanoma, y el riesgo fue más alto entre las que bebían jugo de naranja o comían una toronja entera con regularidad. Los investigadores encontraron que esto fue así incluso cuando se tomaron en cuenta varios factores más, como los informes sobre su exposición general al sol y los antecedentes de quemaduras solares graves.

Las personas que tomaban jugo de naranja al menos una vez al día tenían un 25% más de probabilidades de contraer melanoma que las que lo bebían menos de una vez por semana. De forma parecida, las personas que comían una toronja entera al menos tres veces por semana, tenían un 41% más de riesgo de melanoma, en comparación con los que nunca la comían.

Por otro lado, no hubo conexión entre el riesgo de melanoma y las naranjas enteras o el jugo de toronja, hallaron los investigadores. Berwick dijo que eso no tiene una explicación clara, y añadió que los hallazgos se deben replicar en otros grupos de estudio para asegurar que el vínculo entre los cítricos y el melanoma es real.

El Dr. Gary Schwartz, vocero de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO), se mostró de acuerdo con estos expertos.

"Aunque los hallazgos son interesantes, es demasiado pronto para recomendar algún cambio general sobre el consumo de toronjas o naranjas", señaló en un comunicado de la ASCO. "Hasta que haya datos concluyentes disponibles, debemos seguir teniendo cuidado y proteger nuestra piel de la exposición al sol".

Qureshi ofreció una explicación potencial sobre el motivo de que solo el jugo de naranja y la toronja entera podrían vincularse al riesgo de melanoma. "Hay tipos distintos de estos compuestos fotoactivos en distintas partes de la fruta", dijo. Es posible que no todos los cítricos sean equivalentes respecto al riesgo de melanoma.

Además, dijo Qureshi, el calor, como el usado para pasteurizar el jugo, neutraliza los compuestos fotoactivos. Esto podría ayudar a explicar por qué el jugo de toronja no se conectó con el riesgo de melanoma.

Pero, entonces, ¿por qué el jugo de naranja sí? Qureshi dijo que, en general, los estadounidenses beben mucho más jugo de naranja que de toronja, y eso podría haber permitido a los investigadores encontrar un vínculo estadístico con el riesgo de melanoma.

Pero por ahora eso sigue siendo especulativo. Qureshi concurrió en que los hallazgos deben confirmarse en otros estudios. "Sin duda no queremos que las personas eviten frutas que en general son buenas para la salud, Simplemente que se tenga en cuenta que hay una asociación con el melanoma, y que se tenga más cuidado sobre la protección solar los días que coman cítricos". concluyó. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad