SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Podrían los nutrientes del pescado proteger al feto del mercurio nocivo?

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
¿Podrían los nutrientes del pescado proteger al feto del mercurio nocivo?

No se observaron problemas del desarrollo en los hijos de mujeres que comían mariscos y pescado con frecuencia en las islas Seychelles, señala un estudio

MIÉRCOLES, 21 de enero de 2015 (HealthDay News) -- A pesar de las preocupaciones sobre la exposición al mercurio, las mujeres embarazadas que comen mucho pescado quizá no hagan daño a sus hijos que todavía no han nacido, sugiere un estudio reciente.

Tres décadas de investigación en las Seychelles, las islas del Océano Índico, no encontraron ningún problema del desarrollo en los niños nacidos de mujeres que consumen pescado del océano con una frecuencia mucho mayor que la mujer estadounidense promedio, concluyó el estudio.

"Comen mucho pescado, históricamente unas doce comidas de pescado por semana, y su exposición al mercurio en el pescado es una diez veces más alta que la de los estadounidenses promedio", señaló el coautor del estudio, Edwin van Wijngaarden, profesor asociado del Departamento de Ciencias de la Salud Pública de la Universidad de Rochester en Rochester, Nueva York. "No hallamos ninguna asociación entre esas exposiciones al mercurio y los resultados del desarrollo".

Los ácidos grasos omega 3 que se hallan en el pescado graso podrían proteger al cerebro de los efectos tóxicos potenciales del mercurio, sugirieron los investigadores.

Hallaron problemas del desarrollo relacionados con el mercurio solo en los hijos de las mujeres que tenían unos niveles bajos de omega 3 pero niveles altos de ácidos grasos omega 6, que se asocian con las carnes y con los aceites de cocina, señaló van Wijngaarden.

"El aceite de pescado vence al mercurio", dijo. "Interactúan entre sí de alguna forma. Hallamos beneficios de los omega 3 en el desarrollo del lenguaje y en las habilidades de comunicación".

Los nuevos hallazgos surgen en medio de una reevaluación sobre los riesgos y las recompensas de comer pescado durante el embarazo.

Unos niveles altos de exposición al mercurio pueden provocar problemas del desarrollo en los niños, anotaron los investigadores. Dado que todo el pescado del océano contiene cantidades residuales de mercurio, durante décadas los expertos en salud han aconsejado a las madres embarazadas que limiten su consumo de pescado.

Por ejemplo, las directrices actuales de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. recomiendan que las mujeres embarazadas limiten su consumo de pescado a dos veces por semana.

Pero en junio, la FDA anunció que planifica actualizar esas recomendaciones y recomendar que las mujeres embarazadas consuman un mínimo de dos a tres porciones de pescado que se sepa que es bajo en mercurio a la semana. La FDA dice que esto incluye a los camarones, al atún claro enlatado, al salmón, al abadejo y al bagre.

"No está claro que la recomendación actual de limitar la ingesta de pescado en realidad se justifique, según los datos actuales", planteó la Dra. Laura Riley, directora médica de trabajo de parto y parto del Hospital General de Massachusetts. "Este estudio genera la misma pregunta una vez más. ¿De verdad es tan malo? ¿Hay que tomar en cuenta los efectos beneficiosos de comer pescado?".

Pero Riley no está convencida de que el aceite de pescado pueda proteger del mercurio. "Se necesitan más estudios antes de poder convencerme de que el pescado de verdad es proactivo", comentó. "Quiero ver los datos".

El nuevo estudio se concentró en las Seychelles, un conjunto de islas al este de África donde el pescado es un alimento básico.

Los investigadores siguieron a más de 1,500 madres y a sus hijos. A los 20 meses de edad, los niños se sometieron a una batería de pruebas diseñada para medir su comunicación, conducta y habilidades motoras. Las madres proveyeron muestras de pelo durante el embarazo para medir los niveles de exposición prenatal al mercurio.

La exposición al mercurio no se correlacionó con unas puntuaciones más bajas en las pruebas, concluyeron los investigadores, y ya se han observado algunos de los niños de las Seychelles en la veintena que viven vidas saludables y normales.

Estos últimos hallazgos sugieren que el aceite del pescado quizá contrarreste el daño provocado por el mercurio, apuntó van Wijngaarden.

Al final, el mercurio solo se asoció con el daño en el desarrollo en los niños cuyas madres tenían unos niveles altos de ácidos grasos omega 6 relacionados con la carne, pero niveles bajos de omega 3 del aceite de pescado, hallaron los investigadores.

"La teoría es que la exposición al mercurio confiere toxicidad porque induce a la oxidación en el cuerpo humano, lo que con frecuencia resulta en inflamación", señaló van Wijngaarden. "Los omega 3 son más antiinflamatorios. La idea sería que reducirían el nivel de inflamación en la madre, suavizando cualquier efecto que el mercurio podría tener sobre el niño no nacido".

Riley dijo que las mujeres embarazadas deben seguir evitando el pescado que se sabe que tiene niveles altos de mercurio, como el tiburón, el pez espada y la caballa real.

Pero dijo que la moraleja del estudio es sencilla. "Coma pescado".

Evitar el pescado que se sabe que es rico en mercurio "sería razonable", aseguró Riley. "Pero no limitaría la cantidad de pescado y mariscos".

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. y el gobierno de las Seychelles, aparece en la edición del 21 de enero de la revista American Journal of Clinical Nutrition.

Más información

Para más información sobre una alimentación saludable en el embarazo, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad