SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Podría el uso de anfetaminas recetadas elevar el riesgo de parkinsonismo?

Por Stacy Lipson, Reportero de Healthday -
¿Podría el uso de anfetaminas recetadas elevar el riesgo de parkinsonismo?

Un estudio halla que los que indicaron que habían usado Bencedrina o Dexedrina tenían una probabilidad 60 por ciento más alta

DOMINGO, 20 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente sugiere que tomar anfetaminas recetadas podría elevar su riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson posteriormente.

Sin embargo, los investigadores anotaron que el estudio no comprobó si había una relación de causa y efecto, por lo que se necesitan más investigaciones para confirmarlo.

Stephen K. Van Den Eeden, autor del estudio e investigador principal de la división de investigación de Kaiser Permanente del norte de California en Oakland, aseguró que la gente que refería usar Bencedrina o Dexedrina en algún momento de su vida tenía una probabilidad sesenta por ciento mayor de desarrollar este trastorno neurológico, en comparación con los que dijeron que nunca habían tomado estos medicamentos.

"Ya sabemos que el uso de anfetaminas conlleva ciertos riesgos", aseguró Van Den Eeden. "Esta es una preocupación que no se ha comprobado, pero necesitamos tener en cuenta si los beneficios superan los riesgos conocidos y quizá los riesgos potenciales".

Las anfetaminas afectan la liberación y la absorción de la dopamina, un neurotransmisor clave que tiene que ver con el desarrollo de la enfermedad de Parkinson, según la información de respaldo del informe. Usualmente se recetan para el tratamiento del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), las lesiones cerebrales traumáticas y un trastorno crónico del sueño conocido como narcolepsia. Estos medicamentos también se recetaban de manera rutinaria para la pérdida de peso cuando comenzó la investigación.

Entre 1964 y 1973, 66,348 participantes de un estudio respondieron a dos preguntas sobre las anfetaminas. La primera preguntaba si la persona había tomado alguna vez medicamentos en general para la pérdida de peso y luego sobre el uso de Bencedrina y Dexedrina en particular. Después de 1995, los investigadores les dieron seguimiento a los participantes y hallaron que a 1,154 se les diagnosticó parkinsonismo. El tiempo de seguimiento promedio fue de 38.8 años. Aunque aquellos que dijeron que habían tomado Bencedrina o Dexedrina mostraron mayor riesgo de un diagnóstico de parkinsonismo, los que simplemente indicaron que habían tomado medicamentos en general para la pérdida de peso, no.

La Dra. Stacy Horn, profesora asistente de neurología clínica del Centro de la Enfermedad de Parkinson y de Trastornos del Movimiento de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia, explicó que pacientes y médicos que estén pensando en recurrir a las anfetaminas recetadas deberían tener en cuenta la relación entre riesgo y beneficio.

"Alguien que no haya tenido éxito con otros medicamentos clásicos podría comenzar a pensar en medicamentos como las anfetaminas", aseguró Horn, que agregó que hacen falta más investigaciones sobre su posible conexión con el parkinsonismo.

"Necesitamos confirmarlo", dijo. "Hace falta incrementar un poco la vigilancia. Debemos examinar a los pacientes que han tenido una adicción y determinar si el riesgo ha aumentado en esas poblaciones".

Horn también recalcó que los investigadores aún no entienden qué factores podrían explicar el desarrollo de la enfermedad de Parkinson, aunque investigaciones anteriores han sugerido una relación con la exposición a toxinas ambientales.

"Parte del problema", explicó Horn, "es no saber si se trata de una correlación directa o de una exposición a otra cosa".

La investigación se publicó el 19 de febrero y está programada para ser presentada en abril durante la reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología en Honolulú.

Debido a que ese estudio estaba destinado para presentarse en una reunión médica, los datos y las conclusiones se deben considerar como preliminares hasta que no sea publicado en una revista revisada por colegas.

Más información

Para saber más sobre la enfermedad de Parkinson, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad