Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Pistorius: ¿la adrenalina que lo hizo triunfar pudo llevarlo a matar?

Por Gabriela Garcia -
Crédito: Getty

El sudafricano Oscar Pistorius vive momentos durísimos tras el incidente en el que mató de cuatro disparos a su novia, la modelo Reeva Steenkamp. En su defensa, declaró que disparó porque creyó que habían ingresado a su casa para robar. Pistorius está muy acostumbrado a las situaciones extremas, pero ésta, sin duda, parece ser la peor que le toca vivir. 

El hombre de 26 años permanece encarcelado hasta que sus defensores pidan la libertad condicional, que se estima ocurrirá esta semana. 

Recientemente se han hallado esteroides prohibidos en el dormitorio del atleta, y se buscan vestigios de estas sustancias en su sangre. Estos fármacos potencian los niveles de testosterona, y el cuadro se complica si se consume alcohol, como parece haber ocurrido - y en grandes cantidades - la noche de los disparos. Los estimulantes podrían haberle causado “una agresividad desmesurada” según apuntan los diarios sudafricanos. Si se confirman las sospechas, podría afectar también su reputación de héroe deportivo. 

La policía sudafricana reveló que el corredor ya tenía antecedentes por violencia doméstica, y en el caso de que se compruebe su culpabilidad, podría recibir una pena de cadena perpetua. Los disparos los cometió con una pistola 9 mm, con la que Pistorius solía hacer prácticas de tiro, en ocasiones durante la madrugada, cuando no lograba conciliar el sueño. 

Este hombre que pasó varias adversidades en su vida, además de haberle amputado ambas piernas a los 11 meses, a los 6 años sufrió el divorcio de sus padres y a los 15 la muerte de su madre luego de una reacción adversa a ciertos medicamentos. En 2008 tuvo un accidente con un bote y recibió lesiones en la cara y el cuerpo, además de romperse dos costillas y recibir 172 puntos. En otra ocasión, andando en bicicleta, se enganchó con un alambre y su pierna quedó suspendida de allí. “Toma muchos riesgos”, declaró su manager Peet van Zyl, ”es su naturaleza, menos mal que logramos que no ande en moto”. 

Sus conocidos aseguran que Pistorius tiene una personalidad intensa, tal vez la que le da la fuerza para sobreponerse cada vez, y triunfar. "Siempre va por todo, y así como lo hace ganar, esta vez lo hizo perder", aseguran. 

El periodista deportivo Michael Sokolove le realizó una gran entrevista para el New York Times, y lo describe como alguien lleno de adrenalina, “feroz, un poco loco o fanático”. Para muestra, cuenta que una noche en Nueva York, y como no podía dormir, el atleta salió a caminar y terminó en el estudio de un tatuador, entre las 2 y las 8.30 de la mañana. El resultado fue un tatuaje de un pasaje bíblico que dice "no corro como un hombre que no tiene metas”.

Sokolove ahora parece conocerlo bien, y asegura que Pistorius quiere obtener lo más posible del mundo, a máxima velocidad y sin cautela. Habitualmente lo critican porque conduce su auto, al que llaman “el monstruo blanco”, a 250 km por hora o 155 millas. Le gustan los caballos de carrera y los animales salvajes, y en una ocasión compró dos tigres blancos que finalmente donó a un zoológico porque se habían puesto demasiado grandes.

Su mente y cuerpo no descansan. Habrá que esperar para ver si, en caso de no tener que terminar sus días en la cárcel, este incidente podrá doblegarlo, si tendrá repercusión en su vida deportiva y si logrará ser de nuevo el atleta de élite que cautivó a tanta gente.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo