SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pesadilla y miedos siguen a un ataque cardíaco

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -

Las pesadillas y un ritmo cardiaco elevado están entre las señales que podrían aumentar el riesgo de un ataque recurrente

Uno de cada ocho supervivientes a un ataque cardiaco experimenta señales de trastorno por estrés postraumático (TEPT), la misma afección que incapacita a muchos veteranos de combate y víctimas de agresiones, según un análisis reciente.

Y el desarrollo de síntomas de TEPT duplica el riesgo de los pacientes cardiacos de un segundo ataque cardiaco o de muerte en un plazo de tres años, hallaron los investigadores.

"Se halla casi exactamente el doble de riesgo de ataque cardiaco recurrente o muerte por ataque cardiaco si tienen TEPT a un mes [del ataque cardiaco original]", señaló Donald Edmondson, profesor asistente de medicina conductual del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Las características comunes del TEPT incluyen pesadillas, conductas de evitación, presión arterial elevada y ritmo cardiaco rápido.

El estudio indica que el TEPT, un trastorno de ansiedad provocado por el trauma, "puede ocurrir por cualquier evento que amenace la vida", advirtió Edmondson.

"El TEPT se ha dado a conocer como un trastorno de combate, lo que es fundamentalmente una mala compresión del TEPT", señaló.

Para el estudio, Edmondson reunió los resultados de 24 estudios publicados de casi 2,400 pacientes cardiacos. En general, el 12 por ciento de los pacientes mostraron síntomas significativos de TEPT, y alrededor del 4 por ciento cumplían con los criterios para un diagnóstico completo del TEPT.

Además, tres estudios que siguieron a más de 600 pacientes de TEPT tras un ataque cardiaco mostraron que esos pacientes tenían casi el doble de riesgo de ataques cardiacos recurrentes o muerte.

En análisis aparece en la edición en línea del 20 de junio de la revista PLoS ONE.

En los estudios, se preguntó a los pacientes sobre los síntomas de TEPT al menos un mes y hasta diez años después de su ataque cardiaco. En promedio, los pacientes fueron entrevistados menos de dos años después.

Los síntomas deben durar por lo menos un mes tras el evento antes de que se pueda hacer un diagnóstico de TEPT, concurren los expertos.

La Dra. Marcia Slattery, directora del Programa de Trastornos de Ansiedad de la Universidad de Wisconsin, afirmó que el nuevo análisis es "un estudio importante".

Hace mucho que los cardiólogos saben que con frecuencia, después de los ataques cardiacos ocurre depresión, apuntó. Sin embargo, la frecuencia con que el equipo de Edmondson halló casos de TEPT y síntomas de TEPT podría sorprenderles, apuntó.

La pregunta clave, planteó Slattery, es quiénes conforman el 12 por ciento que muestran los síntomas. Determinar qué factores de riesgo predisponen a algunos pacientes al TEPT podría ayudar a identificar a los que tienen más probabilidades de necesitar asistencia.

Simon Rego, director de capacitación en psicología del Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York, dijo que el nuevo análisis ilumina un área que no se ha estudiado extensamente.

Los expertos saben que algunos pacientes se recuperan solos, señaló. Para otros, las perspectivas no son tan positivas.

"[En algunos], algo interfiere con el proceso natural de recuperación", señaló Rego. "Las personas que terminan con el diagnóstico tienden a pensar que las memorias son tan amenazantes como el evento mismo".

Como resultado, podrían adoptar conductas negativas, como evitar cualquier cosa que les recuerde el evento. La terapia cognitivo conductual, un abordaje a la terapia estructurado y orientado a las metas, puede ayudar a algunas personas a separar las memorias del evento del evento mismo, apuntó Rego. En el proceso, pueden continuar con un estilo de vida más normal.

Para los pacientes de ataque cardiaco, la moraleja es prestar atención a los síntomas, señaló Edmondson.

"Si un mes tras el ataque cardiaco todavía no puede seguir con su vida, si todavía experimenta el evento o tiene pesadillas, ha llegado la hora de decir algo", planteó.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

Más información

Para más información sobre el TEPT, visite el Instituto Nacional de Salud Mental.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad