SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Perder el empleo puede romperte el corazón

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Perder el empleo puede romperte el corazón

El estrés, la ansiedad y los malos hábitos resultantes pueden provocar problemas cardiovasculares

JUEVES, 11 de abril (HealthDay News) -- Como puede asegurar cualquiera que haya perdido un trabajo, a menudo se siente estrés y preocupación. Pero la salud de su corazón después de quedarse sin empleo también puede dar un vuelco.

Quedarse sin empleo puede provocar problemas cardiacos inmediatos, y el estrés y los malos hábitos que frecuentemente conlleva el desempleo pueden acumularse con el tiempo y causar daños cardiovasculares, afirman expertos en salud.

Para algunas personas, sobre todo para las que no esperaban perder su trabajo o las que tienen importantes obligaciones económicas, ser despedidas puede causarles una afección llamada síndrome del corazón roto. "En una situación muy estresante, en realidad se puede experimentar una liberación grave de adrenalina y descargas del sistema nervioso simpático que pueden provocar que el corazón empiece a latir de forma irregular", comentó el Dr. John Higgins, cardiólogo deportivo del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Houston.

Estos cambios pueden causar realmente un ataque cardiaco a algunas personas, aunque Higgins comentó que la mayoría de las personas que experimentan reacciones de estrés significativas vuelven a la normalidad con el tiempo y sin sufrir un ataque cardiaco.

Los cambios a largo plazo que pueden producirse después de la pérdida del trabajo (como el estrés por razones económicas, los problemas familiares, el descuido de las rutinas diarias y en ocasiones unas conductas de alto riesgo, como un aumento en el consumo de alcohol o una dieta deficiente) pueden provocar que con el tiempo se desarrollen problemas cardiacos, explicó Higgins.

Los factores psicológicos también pueden desempeñar un rol.

"La mayoría de nosotros conocemos los factores de riesgo de enfermedad cardiaca, como un nivel alto de colesterol, la hipertensión y la genética, pero alrededor de un 25 a un 35 por ciento de los casos de enfermedad cardiaca siguen sin tener una explicación", comentó la Dra. Kavitha Chinnaiyan, directora del Hospital Beaumont en Royal Oak, Michigan. "Probablemente haya factores psicológicos que jueguen un papel en estos casos no explicados. Cada vez hay más estudios que examinan el estrés, el enojo, el estrés repentino y los grandes cambios en la vida, como perder el empleo, y todos ellos pueden tener un efecto importante en los eventos cardiovasculares", afirmó.

Un estudio reciente, publicado el 19 de noviembre en la revista Archives of Internal Medicine, descubrió que el riesgo de ataque cardiaco aumentó de forma significativa en las personas de mediana edad y mayores cuando no tenían trabajo. Los investigadores también hallaron que los riesgos aumentaban con cada pérdida de trabajo.

Perder el trabajo, no obstante, no significa que se experimenten automáticamente problemas cardiacos, sobre todo si se toman medidas para proteger la salud cardiaca.

"La reducción de las hormonas del estrés es importante", afirmó Chinnaiyan. "Sabemos, a partir de estudios, que las conductas como la meditación, el yoga y el tai chi funcionan de forma específica para reducir nuestra respuesta al estrés".

La meditación, uno de los medios favoritos de Chinnaiyan para reducir el estrés, "puede ser útil de muchas maneras", afirmó. "Le ayuda a ver sus posibilidades y a tener una perspectiva más clara de qué hacer en cada momento. Podemos seguir algo estresados, pero la meditación nos capacita mejor para afrontarlo". El yoga también puede ser útil para reducir las hormonas relacionadas con el estrés, agregó.

Higgins comentó que es crucial seguir una rutina de ejercicio de forma regular. Recomienda que se haga ejercicio de 30 a 60 minutos la mayoría de los días de la semana. "Esto ayuda a reducir los factores de riesgo cardiaco y la depresión", afirmó. Pero si alguien tiene una depresión clínica significativa, el ejercicio no será suficiente, indicó, y añadió que entonces es importante acudir a un profesional de la salud mental.

También recomienda que se realicen ejercicios de relajación muscular. "Tumbarse y recorrer mentalmente cada grupo muscular de su cuerpo, e ir así relajando progresivamente los músculos", aconsejó Higgins. Señaló que hay disponibles varios CD y programas en Internet que ofrecen instrucciones detalladas sobre los ejercicios de relajación.

Para algunas personas, afirmó Higgins, los grupos de apoyo ante la pérdida del trabajo también pueden ser útiles.

Pero lo que es más importante, afirmó, es recordar que "aunque esté mal, podría estar peor".

Como dijo Higgins: "una de mis citas favoritas de Winston Churchill viene al caso aquí: 'Si estás atravesando el inferno, sigue atravesándolo'".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre cómo prevenir la enfermedad cardiaca.

Para leer la historia de un hombre que afronta el estrés de haber perdido el trabajo, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad