SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Parece que la gente usa los sentidos para mantenerse al tanto de la hora

Parece que la gente usa los sentidos para mantenerse al tanto de la hora

Un estudio sugiere que los estímulos externos, y no el reloj interno, parecen ayudar a juzgar el paso del tiempo

VIERNES, 21 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- La percepción del tiempo de una persona podría estar más influenciada por la información sensorial que por un reloj interno específico, según sugiere un estudio reciente.

Y eso significa que los estímulos externos pueden sesgar la sensación de una persona de cuánto tiempo ha pasado, afirman los investigadores.

"Hay muchas propuestas sobre cómo podría funcionar un reloj interno, pero nadie ha encontrado ni una parte del cerebro que lleve un control del tiempo. Tal vez ese lugar no exista, y nuestra percepción del tiempo se distribuye por todo el cerebro y utiliza cualquier información disponible", comentó en un comunicado de prensa del Colegio Universitario de Londres Maneesh Sahani, de la Unidad de Neurociencia Computacional Gatsby de la universidad, en el Reino Unido.

Sahani y colegas llevaron a cabo una serie de experimentos con voluntarios para evaluar la teoría. En una de las pruebas, veinte participantes observaron círculos de luz que aparecían en una pantalla dos veces de seguido y se les preguntó cuál duraba más. Cuando los círculos aparecían junto con un patrón moteado que cambiaba al azar, pero con un intervalo regular, los participantes podían adivinar mejor, lo que indicaba que juzgaban el tiempo que pasaba al comparar contra la velocidad a la que cambiaba el patrón moteado.

Entonces, los científicos cambiaron las reglas. Pidieron a los participantes que determinaran cuánto tiempo duraban los patrones moteados, pero variaron la velocidad de los intervalos entre los patrones cambiantes. Aunque los patrones cambiaban más rápidamente, los voluntarios juzgaron que duraban más, un fenómeno que sugiere que el cambio sensorial puede sesgar la percepción del tiempo de una persona.

Los investigadores concluyeron que el sentido del tiempo de las personas proviene en parte de la observar la velocidad del cambio en su medio ambiente, y compararla con la velocidad "promedio" esperada de cambio en sus entradas sensoriales.

"Nuestro sentido del tiempo se ve afectado por los estímulos externos, y por tanto es altamente [variable], algo que resuena con lo que la gente siente sobre el paso del tiempo", comentó Sahani.

El primer autor del estudio Misha Ahrens añadió que "es posible sesgar la percepción del tiempo de las personas, lo que no encaja con la idea de un reloj interno rígido. La respuesta sobre el motivo de que esto suceda es que parte de nuestra percepción del tiempo se basa en información sensorial cambiante del mundo externo, que podemos usar para mejorar nuestro juicio sobre el tiempo en un ambiente en que la velocidad de cambio probablemente sea confiable".

El estudio fue publicado en la edición en línea del 20 de enero de la revista Current Biology.

Más información

Para más información sobre nuestro reloj biológico, visite Time of Our Lives de la Universidad de Utah.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad