SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Para muchos, montar en trineo termina en una carrera a la sala de emergencias

Los expertos ofrecen consejos sobre cómo mantener seguros a los niños sin que dejen de disfrutar de los juegos de invierno

JUEVES, 30 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Quizá deslizarse por una pendiente nevada sea emocionante para los niños, pero la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor calcula que 74,000 lesiones por el uso de trineos y las actividades de invierno relacionadas exigieron tratamiento médico ofrecido por proveedores de la salud estadounidenses en 2004.

Para reducir la cantidad de lesiones, La Academia Estadounidense de Pediatría y los médicos del departamento de emergencia del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati ofrecen las siguientes sugerencias:

  • Es vital usar casco. Asegúrese de que su hijo lleve uno. Los trineos pueden alcanzar velocidades de entre 30 y 40 kph (20 y 25 mph) y los traumas encefálicos tienen lugar en cerca del 15 por ciento de las lesiones en trineo que exigen una visita al departamento de emergencias. El cerebro resulta lesionado en más del 40 por ciento de esos casos. Además, se ha demostrado que los cascos son eficaces para prevenir las lesiones cerebrales en los niños que montan bicicleta y podrían ser efectivos también para los que montan en trineo.
  • No permita que los niños monten en trineo sin supervisión de un adulto. Un estudio de la Asociación Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos sugiere que siete de cada diez usos de trineos sin la presencia de un adulto terminan en lesiones. La cifra se reduce a menos de la tercera parte si un adulto está cuidando.
  • No se deslice cerca de árboles y tenga en cuenta obstáculos peligrosos, como agujeros, raíces, tocones de árboles o cercas que podrían estar cubiertos de nieve.
  • Cuando elija una pendiente para montar en trineo, elija una que termine con una base plana. Evite lugares en los que la falda de una colina termina en una calle, estacionamiento o estanque congelado, que pueden ser resbalosos y puede ser difícil detenerse sobre ellos. Los estanques congelados también pueden ser peligrosos porque podrían no soportar el peso de una persona.
  • Vista a los niños con ropa de colores brillantes y en capas para mantenerlos calientes. Asegúrese de que se pongan todos los accesorios para el tiempo invernal (como una chaqueta gruesa y guantes) y no permita que se queden con ropa mojada puesta.
  • Invierta en un trineo que tenga timón y asegúrese de que los niños se sienten con la cabeza hacia adelante para que puedan ver a dónde van y eviten los obstáculos. Los tubos inflables para la nieve pueden ser causa de problemas, pues se mueven con rapidez, no se pueden dirigir y los niños pueden salir volando por los aires si se estrellan.
  • Para evitar colisiones, pídale a los niños que se deslicen por turnos y asegúrese de que no se interpongan en el camino de los demás cuando vuelvan a subir por la colina.
  • Use un trineo de verdad, no una caja de cartón, bandeja o cualquier otra cosa parecida porque no están diseñados para ser timoneados y aumentan el riesgo de lesión.
  • Enséñele a los niños a bajarse del trineo en movimiento si va a estrellarse contra algo o si creen que están desbocados.
  • Nunca permita que un vehículo en movimiento, como un automóvil o un camión, tire de un trineo.

Más información

El Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati tiene más detalles sobre la seguridad en los trineos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad