SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Otro estudio cuestiona las mamografías

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Otro estudio cuestiona las mamografías

Pero los especialistas en el cáncer y en la radiología discrepan con los hallazgos, y dicen que es poco probable que un estudio cambie las directrices

MIÉRCOLES, 12 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Es mucho más probable que las mamografías encuentren tumores de mama insignificantes que un cáncer potencialmente letal en sus primeras etapas, afirma un estudio reciente.

El estudio es el más reciente en cuestionar el valor de las mamografías de rutina.

Pero la nueva investigación fue censurada por críticos que dijeron que los métodos del estudio fueron fallidos, y que los hallazgos no cambian las directrices actuales sobre las pruebas de exploración del seno.

El estudio analizó estadísticas sobre el cáncer del gobierno de EE. UU. para intentar estimar qué tan efectiva ha sido la mamografía desde que comenzó su uso generalizado en los 80.

Concluyó que la incidencia de tumores del seno de gran tamaño (de 2 centímetros o más) entre las mujeres de EE. UU. se había reducido.

Pero los investigadores estimaron que la tendencia se había visto eclipsada por un aumento mucho mayor en la cantidad de mujeres diagnosticadas con tumores pequeños.

Y la mayoría de esos tumores nunca habrían progresado hasta el punto de amenazar la vida de una mujer, apuntó el líder de la investigación, el Dr. H. Gilbert Welch, del Instituto Dartmouth de Políticas de la Salud y la Práctica Clínica de Lebanon, New Hampshire.

Según Welch, la conclusión es que es mucho más probable que la mamografía "diagnostique en exceso" el cáncer de mama, en comparación con detectar pronto tumores más agresivos.

Además, los investigadores dijeron que aunque las muertes por cáncer de mama se han reducido desde los 70, esto se debe sobre todo a mejoras en el tratamiento, no a las pruebas de detección.

Welch anotó que los hallazgos del estudio actual no tienen nada que ver con las mujeres que sienten un bulto en un seno. "Deben hacerse una mamografía", enfatizó.

Pero Welch sugirió que cuando se trata de las exploraciones de rutina, las mujeres pueden decidir según sus valores personales.

Sin embargo, otros expertos en cáncer y en radiología apuntaron rápidamente que el estudio tiene fallos, y defendieron las directrices actuales sobre las pruebas de detección.

"No creo que esto altere de ninguna forma las directrices de las organizaciones importantes", dijo el Dr. Richard Wender, jefe de control del cáncer de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS).

Wender animó a las mujeres a "no perder confianza" en las recomendaciones de la ACS, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU., y otras organizaciones médicas.

Cada grupo difiere ligeramente, dijo Wender, pero todos recomiendan que las mujeres comiencen con las mamografías en algún momento entre los 40 y los 50 años de edad.

"Cuando actualizamos esas directrices, esto se basa en todas las evidencias que hemos encontrado en estudios de alta calidad, no en un solo estudio", comentó Wender.

Las mamografías han sido controversiales durante años, ya que varios estudios han dudado de si los beneficios superan a los riesgos.

Los riesgos importantes son el "diagnóstico excesivo" y el "tratamiento excesivo". La mamografía detecta tumores pequeños, incluyendo tumores tempranos en los conductos lácteos, e inevitablemente la prueba detecta algunos tumores que no representan un peligro para la vida.

Welch señaló que el problema es que los médicos no tienen una forma de predecir cuál de esos minúsculos tumores progresará y cuál seguirá siendo inocuo.

De esa forma, la mayoría de mujeres reciben tratamiento: cirugía, radiación y posiblemente terapia hormonal. Esto significa que algunas mujeres se enfrentan a un "daño real" sin beneficio, apuntó Welch.

Todo el mundo reconoce que hacen diagnósticos en exceso, comentó Wender. Pero este estudio no puede medir el alcance del diagnóstico excesivo, ni el valor de la mamografía, añadió.

Por un lado, es una revisión de datos de un registro de cáncer, una "forma floja de evidencia", dijo Wender.

"¿Cual es la evidencia de mayor calidad?", preguntó. "Comparar un grupo grande de mujeres que se hayan hecho mamografías con un grupo grande de mujeres que no, y seguirlos durante años".

Esos tipos de estudios han mostrado que las mujeres que se someten a mamografías tienen un riesgo más bajo de morir de cáncer de mama, apuntó Wender.

La Dra. Kathryn Evers, directora de mamografía del Centro Oncológico Fox Chase en Filadelfia, enfatizó lo mismo.

"Los ensayos clínicos controlados, que hace mucho que se consideran el 'estándar de excelencia' para la evaluación de las intervenciones, han demostrado que el uso de las mamografías salva vidas", planteó.

El estudio actual usó un método distinto para estudiar las mamografías. Los investigadores analizaron información sobre el tamaño del tumor de mujeres de EE. UU. de a partir de 40 años de edad que fueron diagnosticadas con un cáncer de mama entre 1975 y 2012.

No resultó sorprendente que los investigadores encontraran que la tasa de detección de tumores pequeños (de menos de 2 centímetros de tamaño) aumentó sustancialmente tras la instauración de las mamografías de rutina.

Pero Welch dijo que si las pruebas de detección hubieran estado funcionando como se esperaba (detectando pronto muchos tumores potencialmente letales), debería haber sucedido una reducción comparable en el diagnóstico de tumores grandes.

"No es lo que sucedió", señaló. Hubo un declive en la detección de tumores grandes, pero fue relativamente pequeña.

Los investigadores estimaron que la exploración detectó 162 tumores de mama pequeños por cada 100,000 mujeres, frente a la época anterior a la exploración. Pero es probable que solo 30 de esos 162 tumores hubieran crecido, dijeron los investigadores.

"Pero hay buenas noticias", dijo Welch. "Las muertes por cáncer de mama se han reducido en alrededor de un tercio".

Pero comentó que, según los estimados de su equipo, la mayor parte del crédito debe ser para los avances en el tratamiento. Las muertes se han reducido independientemente del tamaño del tumor de mama, mostraron los hallazgos.

Welch reconoció una limitación del estudio. Los investigadores dieron por sentado que la incidencia verdadera del cáncer de mama en Estados Unidos ha permanecido estable con los años, y que cualquier aumento en los diagnósticos fue resultado de las mamografías.

Pero según el Colegio Americano de Radiología (American College of Radiology, ACR), esa suposición es falsa.

En una declaración, el grupo apuntó a evidencias de que la tasa de cáncer de mama de EE. UU. ha estado aumentando cada año durante cierto tiempo. Si hubieran tomado en cuenta esa tendencia, según la ACR "los hallazgos habrían sido muy distintos: no habrían mostrado evidencia de un exceso de diagnósticos y sí un declive marcado en los cánceres avanzados".

El estudio aparece en la edición del 13 de octubre de la revista New England Journal of Medicine.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer ofrece más información sobre las pruebas de detección para el cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad