SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuevo fármaco para la diabetes llega a México

Por Violeta Merlo -
Nuevo fármaco para la diabetes llega a México
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Controlar los niveles de azúcar en la sangre es muy importante en el tratamiento de las personas con diabetes, a menudo se requieren de varios medicamentos con diferentes mecanismos de acción para controlar el exceso de glucosa, un nuevo fármaco, aprobado para su comercialización en México, ofrecería una innovadora alternativa para eliminar la glucosa a través de la orina.

La canagliflozina es un medicamento perteneciente a una nueva familia terapéutica de inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 (SGLT2), y su mecanismo de acción es diferente a otros antidiabéticos orales porque actúa a través de los riñones, promoviendo la excreción de glucosa en la orina y disminuyendo los niveles de azúcar en sangre en adultos con diabetes tipo II.

El Dr. Alejandro Sosa Caballero, Especialista en Endocrinología y ex secretario de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología explicó que este nuevo fármaco evitaría que el riñón absorba la glucosa al inhibir una de las dos rutas de reabsorción en el órgano, permitiendo que la glucosa que no es utilizada y es filtrada pueda ser expulsada por la orina.

Precisó que para comprender el mecanismo de acción de este fármaco, es necesario recordar que los riñones contribuyen de manera importante para lograr el equilibrio del azúcar en la sangre. “Los SGLT o Transportadores de Glucosa Sodio-dependiente, son proteínas transportadoras que se encargan de reabsorber la glucosa que no es utilizada y acumularla como reserva de energía del cuerpo humano, al inhibir su acción se reabsorbe menos glucosa, lo que origina un mejor control glucémico”, apuntó.

Además, también coadyuva en la regulación de la presión arterial y ayuda a perder peso a los pacientes (entre 3 a 4 kilos en 26 semanas de tratamiento). Se puede usar sólo o en combinación con otros medicamentos. Canagliflozina no está indicado para personas con diabetes tipo I, daño renal y mujeres embarazadas.

Este compuesto fue aprobado para el tratamiento de la diabetes tipo 2 en Estados Unidos, Australia y México será el primer país de América Latina en ponerlo a disposición de médicos y pacientes. En el sector privado tiene un precio promedio de 900 pesos y se espera que llegue al sector público a finales de este año o principios del 2015.

Cifras y datos sobre la diabetes

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay más de 347 millones de personas con diabetes, se prevé que en el año 2030 se convierta en la séptima causa de muerte y cerca de 552 millones, o un adulto de cada10, padecerán la enfermedad. Del total de personas diagnosticas con diabetes en el mundo, un 90% padece diabetes tipo II.

La Asociación Americana de Diabetes (ADA por sus siglas en inglés) refiere que en la diabetes de tipo II, el organismo no produce suficiente insulina o las células ignoran la insulina. La insulina es necesaria para que el organismo pueda utilizar el azúcar. El azúcar es el combustible esencial para las células del organismo y la insulina transporta el azúcar en la sangre hacia las células. Cuando la glucosa se acumula en la sangre en lugar de penetrar en las células, con el paso del tiempo, los niveles altos de glucosa en la sangre pueden dañar los ojos, los riñones, los nervios o el corazón.

En México, datos de la Encuesta Nacional de Salud (ENSANUT 2012) identifican a 6.4 millones de adultos mexicanos con diabetes, es decir, 9.2% de los adultos en el país han recibido ya un diagnóstico de diabetes. De estos pacientes, sólo el 24.5% tiene un control adecuado de la enfermedad.

La OMS estima que 44% de la carga de diabetes a nivel global es atribuible al sobrepeso y a la obesidad. Se estima que, a nivel mundial, mil millones de adultos presentan sobrepeso y 475 millones más son obesos. En la mayoría de las personas en riesgo de padecer diabetes tipo II, la obesidad provoca que el organismo se resista a la acción de la insulina y, si las células beta pancreáticas son incapaces de producir suficiente insulina, se presenta hiperglucemia y diabetes tipo II.

La diabetes tipo II puede traer consigo complicaciones serias que incluyen enfermedad cardiovascular, deterioro de la visión y enfermedad renal. Se ha demostrado que la mejora del control de la glucemia reduce la aparición y la progresión de estas complicaciones.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad