SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nueve de cada diez niños estadounidenses consumen demasiada sal, según los CDC

Por Dennis Thompson, Reportera de Healthday -
Nueve de cada diez niños estadounidenses consumen demasiada sal, según los CDC

Casi la mitad de la ingesta diaria proviene de los diez alimentos que más comen

MARTES, 9 de septiembre de 2014 (HealthDay News) -- Nueve de cada diez niños estadounidenses consumen más sal de la que deben, aumentando su riesgo de por vida de hipertensión y enfermedad cardiaca, muestra un informe reciente del gobierno federal.

En promedio, los niños de 6 a 18 años de edad comen 3,300 miligramos de sodio al día, incluso antes de que se añada sal en la mesa, hallaron los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Las directrices dietéticas actuales recomiendan que los niños consuman menos de 2,300 miligramos al día.

Esos niveles altos de consumo de sal ya están afectando la salud de los niños, advirtió Ileana Arias, subdirectora principal de los CDC.

"Uno de cada seis niños ya tiene un nivel elevado de presión arterial, lo que puede resultar en hipertensión en la adultez, que como sabemos es una causa importante de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular", lamentó Arias. "Esto nos resulta increíblemente preocupante".

Alrededor del 43 por ciento de la sal ingerida por los niños proviene de los 10 alimentos que comen con más frecuencia, hallaron los CDC.

Esos alimentos son la pizza, el pan y los bollos, los fiambres y las carnes curadas, los refrigerios salados, los sándwiches, el queso, las tortitas y nuggets de pollo, los platos de pasta, los platos mexicanos y las sopas.

"Algunos de esos alimentos no solo tienen un sabor salado, sino que son contribuyentes importantes porque tienen un contenido significativo de sodio, y los niños los comen mucho", explicó Arias.

Toda esa sal no solo daña la salud inmediata del niño, sino que también puede conformar sus hábitos alimentarios futuros.

"Sabemos que el gusto por la sal se establece con la dieta a una edad temprana", comentó Arias. "Los niños no solo consumen demasiado sodio, sino que establecen un umbral o gusto alto por la sal más allá de la niñez".

Una experta se mostró de acuerdo en que los efectos a largo plazo resultan preocupantes.

"Aunque los niños no tienen los mismos riesgos a corto plazo por una dieta rica en sal que los adultos, como con todos los aspectos de la nutrición infantil, las comidas que nuestros hijos comen ahora afectan lo que elegirán en la adultez", planteó la Dra. Erica Brody, pediatra del departamento de pediatría del Hospital Pediátrico Kravis de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. "Eso incluye el exceso de azúcar, grasa, y por supuesto también de sal".

Los hallazgos podrían llevar a algunos padres a sacar el salero del comedor, pero eso es solo parte del problema, dijo Arias.

La mayor parte del sodio ya está en la comida antes de comprarla o pedirla, añadieron los investigadores. Aproximadamente el 65 por ciento ya está dentro de las tiendas de comida, el 13 por ciento proviene de la comida rápida y las pizzas de restaurantes, y el 9 por ciento de los alimentos en la cafetería escolar.

Los padres pueden ayudar a sus hijos a leer las etiquetas nutricionales en el supermercado y a pedir la información nutricional en los restaurantes, apuntó Arias.

"Al prestar atención a las etiquetas nutricionales, se puede reducir con facilitad la cantidad de sodio que se come al día", aseguró.

Las familias también pueden servir más frutas y verduras frescas, y preparar la comida usando menos sal, planteó Arias.

Las autoridades federales también han pedido a la industria alimentaria que ayude a reducir los niveles de sal en la comida. Taco Bell, una cadena de comida rápida, se comprometió a reducir la sal en un 20 por ciento en sus productos, y el fabricante gigante de comida ConAgra reporta que ha reducido el sodio en sus productos en un 20 por ciento, comentó Arias.

Los nuevos estándares nacionales de nutrición para las cafeterías escolares también ayudarán, ya que se espera que reduzcan la sal en las comidas escolares entre un 25 y un 50 por ciento para 2022, señaló el informe de los CDC.

Si eso sucede, la ingesta de sal entre los niños en edad escolar podría reducirse en entre 220 y 420 miligramos en los días en que comen comidas en la cafetería.

El Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) ha tomado el liderazgo al reducir la sal en los alimentos que la agencia provee directamente a las escuelas, señaló Kevin Concannon, subsecretario de alimentos, nutrición y servicios del consumidor del USDA.

"Ahora ofrecemos una variedad de opciones sin sal añadida y más bajas en sodio para ayudar a las escuelas a preparar unas comidas más saludables", dijo. "Dos tercios de los productos ofrecidos a través de USDA Foods a las escuelas actualmente no tienen sal añadida en su formulación".

Las escuelas y los distritos escolares también pueden implementar políticas y estándares de compra que reduzcan el sodio en la comida y que ofrezcan alternativas más bajas en sodio en las máquinas expendedoras, tiendas y cafeterías escolares, según el informe de los CDC.

Los autores del estudio sacaron sus conclusiones usando datos de más de 2,000 niños que participaron en la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de los CDC de 2009-2010.

Más información

Para más información sobre la sal, consulte a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad