SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuevas pistas sobre la amenaza que supone el Zika para el feto y cómo detenerla

Nuevas pistas sobre la amenaza que supone el Zika para el feto y cómo detenerla

Los científicos afirman que el virus usa dos rutas para llegar al feto, pero un antibiótico podría detener esa trasmisión

MARTES, 19 de julio de 2016 (HealthDay News) -- La infección materna con el virus del Zika, trasmitido por los mosquitos, puede conllevar unos peligros graves para el feto.

Ahora, los científicos afirman que han obtenido una información nueva con respecto a cómo el virus infecta al feto, y un medio potencial de prevenir la infección.

El Zika puede provocar defectos congénitos graves si una mujer se infecta cuando está embarazada. En Brasil han nacido miles de bebés con la cabeza y el cerebro anómalamente pequeños, una afección llamada microcefalia.

"Muy pocos virus llegan al feto durante el embarazo y provocan defectos congénitos", indicó la investigadora principal del estudio, Lenore Pereira, profesora de biología celular y de tejidos en la Universidad de California, en San Francisco.

Comprender mejor cómo hace esto el Zika "podría ser la pregunta más esencial para pensar en modos de proteger al feto cuando la madre se infecta", dijo en un comunicado de prensa de la universidad.

Basándose en un trabajo de laboratorio, el equipo de Pereira descubrió que el Zika infecta a numerosos tipos de células de la placenta y la bolsa amniótica, el saco lleno de líquido que rodea y protege al feto en el útero. El virus también pasa por dos rutas distintas para llegar al feto en desarrollo.

Hay una ruta a través de la placenta, que se establece en el primer trimestre del embarazo, o una ruta a través de la bolsa amniótica que solamente aparece en el segundo trimestre, reportó el equipo de investigación.

En sus pruebas, los investigadores también encontraron que un antibiótico antiguo llamado duramicina bloqueó de forma efectiva al virus para que no se replicara en el tipo de células que creen que contribuyen a la trasmisión del Zika a través de ambas rutas.

En un trabajo en el laboratorio anterior, se encontró que la duramicina ayudaba a luchar contra el virus del dengue y del Nilo Occidental, que son flavivirus, el mismo grupo de virus que incluye al Zika.

"La duramicina bloquea eficientemente la infección de varios tipos de células de la placenta y del tejido intacto de la placenta humana en el primer trimestre con cepas del virus del Zika contemporáneas, aisladas recientemente del brote actual en América Latina", señaló en el comunicado de prensa la coautora del estudio, Eva Harris. Harris es profesora de enfermedades infecciosas y vacunología en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de California, en Berkeley.

La ciencia inicial como esta a menudo no da resultado en los seres humanos, así que es necesario que se investigue más. Pero Harris cree que "la duramicina o medicamentos parecidos podrían reducir de forma efectiva o evitar la trasmisión del virus del Zika de la madre al feto mediante las dos rutas potenciales y prevenir los defectos congénitos asociados".

Los hallazgos aparecen en la edición del 18 de julio de la revista Cell Host & Microbe.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las enfermedades transmitidas por los mosquitos.

Estas preguntas frecuentes le informarán sobre lo que usted debe saber del Zika.

Para ver la lista de los CDC de los lugares donde el virus del Zika está activo y que podrían representar un peligro para las mujeres embarazadas, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad