SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuevas directrices sobre la enfermedad cardiaca para las mujeres

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Nuevas directrices sobre la enfermedad cardiaca para las mujeres

La recomendación de la American Heart Association recalca la prevención con dieta, ejercicio y control del peso

MARTES, 15 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Según la American Heart Association, prevenir ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares es muy similar para los hombres y las mujeres. Sin embargo, hay algunas diferencias pequeñas pero importantes.

Cada año, 55,000 mujeres más que hombres sufren un accidente cerebrovascular en los EE. UU. Los hombres tienen más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco.

Un factor de riesgo importante para el accidente cerebrovascular es la fibrilación auricular, un ritmo cardiaco anormal que incrementa el riesgo de una mujer de sufrir un accidente cerebrovascular entre cinco y seis veces. Para prevenir el accidente cerebrovascular, las mujeres deben asegurarse de haber consultado a su médico y de estar tomando los medicamentos adecuados para controlar la fibrilación auricular, según las directrices.

Las mujeres también tienen otros factores de riesgo únicos que pueden incrementar las probabilidades de accidente cerebrovascular, como el embarazo, las pastillas anticonceptivas y la terapia de reemplazo hormonal durante la menopausia.

Ciertas complicaciones del embarazo, como la preeclampsia (hipertensión y proteinuria), embarazo prematuro, tener un bebé pequeño para su edad gestacional y diabetes de la gestación, se relacionan con problemas cardiacos posteriores, algo que las mujeres y sus médicos no saben.

"Consideramos el embarazo como una prueba de esfuerzo físico y metabólico. Las complicaciones son como perder la prueba", aseguró la Dra. Lori Mosca, presidenta del comité que escribió las directrices y director de cardiología preventiva del Hospital Presbiteriano de Nueva York. "Se trata de un indicador precoz de un problema y existe un mecanismo común entre las complicaciones del embarazo y la enfermedad cardiovascular, la disfunción metabólica y vascular".

Las nuevas directrices para prevenir la enfermedad cardiaca en las mujeres aparecen en línea y en la edición impresa del 21 de marzo de Circulation.

La enfermedad cardiaca es la causa principal de muerte para las mujeres, pero apenas el 54 por ciento de ellas lo sabían en 2009, según la información de respaldo del estudio. Aún así, esta conciencia ha aumentado sustancialmente desde 1997, cuando apenas el 30 por ciento sabía que la enfermedad cardiaca no era principalmente una "enfermedad masculina", anotaron los autores.

Además, los índices crecientes de obesidad y diabetes amenazan con abrumar las mejoras.

Los investigadores han hallado que dos de cada tres mujeres mayores de veinte tienen exceso de peso o son obesos. Además, luego de reducirse durante cuatro décadas, los índices de muerte por enfermedad cardiaca parecen estar aumentando entre mujeres estadounidenses entre los 35 y los 54.

Las mujeres negras han resultado particularmente afectadas por la hipertensión y la enfermedad cardiaca, mientras que las hispanas han más que duplicado los índices de diabetes frente a las blancas no hispanas (12.7 por ciento frente a 6.5 por cierto).

Para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca, las mujeres deben mantener su colesterol total en 200 mg/dl o menos, la presión arterial en 120/80 mm Hg y tener glucemia en ayunas por debajo de 100 mg/dl.

Las mujeres deben mantener un índice de masa corporal de menos de 25 y evitar fumar, reducir la sal, comer muchas frutas, verduras y granos enteros, y hacer al menos 150 minutos de actividad física moderada por semana o 75 minutos de actividad vigorosa, según las directrices.

Los estudios han demostrado que apenas cerca del cuatro por ciento de las mujeres entre 50 y 79 hacen todas estas cosas, y se les considera en el riesgo más bajo de enfermedad cardiaca, el 72 por ciento tenía "algo de riesgo" de enfermedad cardiaca, mientras que el 11 por ciento tenía un riesgo elevado, que se define como una probabilidad de 20 por ciento o más de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular en los próximos diez años.

Entre otras actualizaciones de las directrices para 2011 se encuentran las siguientes:

  • Reconocimiento de que enfermedades como el lupus y la artritis reumatoide incrementan el riesgo de enfermedad cardiaca en las mujeres.
  • Hay poca evidencia de que el uso de terapia de reemplazo hormonal, antioxidantes y ácido fólico prevengan la enfermedad cardiaca en las mujeres, además de que hay evidencia de daño potencial. Tampoco hay suficiente evidencia de que el uso rutinario de aspirina en baja dosis para prevenir ataques cardiacos sea efectivo para las mujeres.

La evidencia científica sobre las mujeres y la enfermedad cardiaca sigue siendo limitada. "Las mujeres que vemos usualmente están más enfermas, son mayores y tienen más comorbilidades que las que participan en ensayos clínicos", aseguró Mosca. Por ejemplo, las mujeres tienden a experimentar más efectos secundarios por las estatinas. "No hay evidencia lo suficientemente sólida para el uso de las estatinas como prevención primaria en las mujeres", dijo. "Queremos que ensayos futuros publiquen datos por sexo, no solo para los beneficios, sino también para los efectos secundarios".

La Dra. Annabelle Volgman, directora médica del Centro Cardiaco para Mujeres Rush de Chicago, aseguró que aún queda mucho camino por recorrer para asegurar que las mujeres entiendan el riesgo de enfermedad cardiaca.

"El 54 por ciento de las mujeres conocen el riesgo, pero eso significa que el 46 por ciento de las mujeres aún no saben que es la causa principal de muerte", aseguró Volgman. "Y aunque ha habido una reducción en los índices de mortalidad por enfermedad cardiaca en las mujeres, estamos viendo más mujeres jóvenes de entre 35 y 54 que sufren accidentes cerebrovasculares".

Pradaxa (dabigatrán) es una buena alternativa a Coumadin (warfarina) para tratar la fibrilación auricular.

"He encontrado que las mujeres se muestran más reacias a tomar medicamentos que los hombres. Yo siempre digo que es como Prada pero con 'xa' al final", señaló Volgman.

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre la prevención de la enfermedad cardiaca en las mujeres.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad