SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muichos estadounidenses ni siquiera saben que son gordos

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -

Una encuesta de Harris Interactive/HealthDay halla que el 30 por ciento de los que tienen sobrepeso cree que su peso es normal

JUEVES, 2 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Muchos estadounidenses tienen percepciones sesgadas en lo que se refiere a su peso, a menudo creen que son más delgados de lo que en realidad son, aún cuando la báscula les dice lo contrario, según halla una nueva encuesta.

Como parte de la encuesta de Harris Interactive/HealthDay, a los encuestados se les pidió que suministraran información sobre su estatura y peso, y los que realizaron la encuesta calcularon sus índices de masa corporal (IMC), una razón del peso en función de la altura. Luego se preguntó a los encuestados en qué categoría de peso pensaban que se encontraban.

Treinta por ciento de los que estaban dentro de la categoría de "sobrepeso" pensaban que tenían en realidad un peso normal, mientras que el 70 por ciento de los clasificados como obesos sentían que simplemente tenían sobrepeso. Entre el grupo más pesado, de obesidad mórbida, casi el 60 por ciento se veía asimismo como obeso, mientras que 39 por ciento consideraba que tenía sobrepeso.

Estos hallazgos podrían ayudar a explicar por qué las tasas de sobrepeso y obesidad en Estados Unidos siguen creciendo, señalan los expertos.

"Aunque algunas personas tienen una imagen corporal acorde con su IMC real, para muchos esto no es así y quizá sea ahí donde radique parte del problema", dijo Regina Corso, vicepresidenta de Harris Poll Solutions. "Si no reconocen el problema o la gravedad del mismo, son menos propensos a hacer algo al respecto".

Y eso significa que la obesidad podría convertirse en la nueva norma y aumentar el espectro de las tasas crecientes de amenazas de salud como la diabetes, la enfermedad cardiaca y algunos cánceres.

"Creo que muchas personas no están seguras de cuál debería ser su peso", señaló Keri Gans, dietista registrada y vocera de la American Dietetic Association. "Muchos han crecido en una cultura en la que la mayoría de la gente tiene sobrepeso y esa es la norma, o han estado rodeados por muchas personas famosas y la moda en los medios y creen que estar muy delgado es la norma".

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 34 por ciento de los adultos de 20 años o más es obesos, y el 34 por ciento tiene sobrepeso. Entre los niños, el 18 por ciento de los adolescentes de 12 a 19 años es obeso, el 20 por ciento de los niños de 6 a 11 años es obeso al igual que el 10 por ciento de los niños de 2 a 5 años.

La mayoría de los encuestados que sentían que eran más gordos de lo que deberían ser culpaban a la pereza, y no a los malos hábitos alimenticios, de su situación.

"Según la mentalidad de la mayoría de los estadounidenses, no lo ven tanto como un problema alimenticio sino de falta de ejercicio", señaló Corso.

De acuerdo con la encuesta, el 52 por ciento de las personas con sobrepeso y el 75 por ciento de los obesos y obesos mórbidos sentían que no hacían suficiente ejercicio.

"Veíamos el estigma [del síndrome] del teleadicto", señaló Corso. "Tres de cada cinco estadounidenses en total señalan que no hacen tanto ejercicio como deberían".

Gans agregó: "Es triste que el 59 por ciento de las personas encuestadas sepa que debe hacer más ejercicio, pero aún así no lo hace. Quizá se ponen el listón demasiado alto y olvidan que simplemente caminar cuenta como ejercicio".

La alimentación parecía menos culpable que la falta de ejercicio en la mente de la gente, ya que el 36 por ciento de los encuestados que tenían sobrepeso, el 48 por ciento de los encuestados obesos y el 27 por ciento de los que tenían obesidad mórbida sentían que comían más de lo que "deberían en general".

Un tercio de las personas con sobrepeso, el 55 por ciento de las personas obesas y el 59 por ciento de los obesos mórbidos creían que comían demasiado de los tipos de alimentos incorrectos.

En cuanto a las intervenciones para bajar de peso, los encuestados consideraban que la cirugía era el método más efectivo, seguido por los medicamentos con receta y luego por los suplementos dietéticos y medicamentos sin receta.

Casi la mitad creía que los procedimientos como la cirugía de derivación gástrica y las grapas estomacales o bien eran muy o bastante eficaces para ayudar a la gente a reducir el tamaño de su estómago. La fe en estas soluciones era similar, independientemente del peso de los encuestados.

"A los estadounidenses les gusta el camino fácil y es por eso que piensan en la cirugía a pesar de que existen muchas otras opciones que funcionan", señaló Corso. "Además, muchas personas dan marcha atrás a la cirugía. Estas cifras son alarmantes".

El Dr. Mitchell Roslin, jefe de cirugía para la obesidad del Hospital Lenox Hill en Nueva York, señaló que "cuando [el Dr. Everett Koop, cirujano general en la década de 1980] escribió 'Shape Up America', dijo que el mayor problema de salud que enfrentaba Estados Unidos no era el sida ni el cáncer, sino la obesidad y el estilo de vida sedentario. Desde entonces... hemos observado un incremento en la obesidad a pesar de todos los esfuerzos que se han llevado desde 1980 hasta ahora".

"El público estadounidense lo sabe, pero es difícil y es algo para lo que aún no está preparado", agregó Corso. "Esta llamada de atención no es tan fuerte como debería".

En la encuesta participaron 2,418 adultos (de 18 años y más) que fueron encuestados en línea entre el 17 y 19 de agosto.

Más información

Para más información sobre los resultados y metodología de la encuesta, visite Harris Interactive.

Para conocer su IMC, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad