SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muchos padres cambian el asiento de coche para el niño demasiado pronto, muestra una investigación

Los modelos orientados hacia delante son inseguros antes de los dos años de edad, advierten los expertos

LUNES, 19 de enero de 2015 (HealthDay News) -- Casi tres cuartas partes de los padres estadounidenses colocan a sus niños en asientos de coche orientados hacia delante antes de que hacerlo resulte seguro, revela un estudio reciente.

Las directrices publicadas por la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomiendan que se use un asiento de coche para el niño orientado hacia detrás hasta que el niño tenga al menos dos años de edad, o hasta que haya superado el límite de peso/estatura del asiento.

Para el estudio, investigadores de la Universidad de Michigan compararon los hallazgos de encuestas a padres estadounidenses llevadas a cabo alrededor de un mes tras la publicación de las directrices de la AAP, y una vez más en 2013.

La primera encuesta encontró que el 33 por ciento de los padres de niños de uno a cuatro años de edad habían comenzado a utilizar asientos de coche orientados hacia delante cuando el niño tenía un año o menos de edad, y que apenas el 16 por ciento esperaron hasta los dos años o más para usar un asiento orientado hacia delante.

En la encuesta de 2013, el 24 por ciento de los padres dijeron que le habían dado la vuelta al asiento más o menos cuando su hijo cumplió un año, y el 23 por ciento dijeron que esperaron hasta los dos años o más para comenzar a usar un asiento orientado hacia delante, hallaron los investigadores.

"Hemos observado cierta mejora, y una mayor proporción de padres que reportan que esperan más tiempo para hacer el cambio a un asiento orientado hacia delante", señaló en un comunicado de prensa de la universidad la autora líder del estudio, la Dra. Michelle Macy, del Hospital Pediátrico C.S. Mott de la Universidad.

"Pero casi una cuarta parte de los padres voltean a sus hijos antes de su primer cumpleaños. Y pocos padres reportan esperar hasta que cumplan dos años para realizar el cambio", añadió Macy.

"Lograr que los padres retrasen la transición a un asiento de coche orientado hacia delante representa una oportunidad para mejorar la seguridad de los pasajeros en Estados Unidos", explicó Macy.

Los accidentes de tráfico son una importante causa de muerte entre los niños menores de 4 años, anotaron los autores del estudio en el comunicado de prensa.

"Hay muchos motivos para que los padres estén ansiosos por cambiar de un asiento orientado hacia detrás a uno orientado hacia delante, como la percepción de que sus hijos son demasiado grandes, el deseo de ver a sus hijos mientras conducen y que sacar a sus hijos de un asiento orientado hacia delante es más fácil", dijo Macy.

"Pero retrasar el cambio puede significar una gran diferencia", aseguró. "En Suecia, el hecho de que niños de hasta cuatro años vayan en asientos orientados hacia detrás es culturalmente aceptado, y las muertes infantiles por accidentes de tráfico son de las más bajas del mundo".

Más información

Safercar.gov ofrece más información sobre los asientos de seguridad para los coches.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad