SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muchos medicamentos sin receta para niños tienen etiquetas poco claras

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Muchos medicamentos sin receta para niños tienen etiquetas poco claras

Investigadores advierten que las confusiones relacionadas con las dosis podrían tener consecuencias graves

MARTES, 30 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente sugiere que la advertencia a los padres de seguir cuidadosamente las instrucciones en las etiquetas de los medicamentos de venta libre para niños podría ser inútil.

El estudio halló que la mayoría de los medicamento para el resfriado y la tos, los analgésicos, antialérgicos y medicamentos estomacales más populares simplemente no explican las dosis muy bien para empezar. Tampoco hay mucha coherencia en las etiquetas de los productos.

"Casi todos los productos mostraban incoherencias", señaló la Dra. H. Shonna Yin, autora líder de un estudio dado a conocer de manera preliminar que será publicado el 15 de diciembre en la edición impresa de la Journal of the American Medical Association.

La Dra. Karen Wilson, profesora asistente de pediatría del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York consideró los resultados "estremecedores", aunque no del todo sorprendentes.

"Tener incoherencias en las etiquetas de medicamentos de venta sin receta que usan los niños obviamente incrementa bastante las probabilidades de usar dosis incorrectas", dijo. "Pero como madre y como médica, sé que eso de las dosis no es fácil de descifrar".

"Este es un problema real", agregó el Dr. G. Randall Bond, director médico del Centro de Información sobre Medicamentos y Envenenamiento de Cincinnati del Hospital Infantil de esa ciudad. "Me parece que hará una gran diferencia si podemos encaminarnos a las metas [que establecieron los autores]".

Pero también señaló que aunque "una gran cantidad de visitas a la sala de emergencias se relacionan con [los medicamentos de venta libre], muy pocas de ellas se relacionan con problemas con las dosis. La mayor parte del tiempo se trata de niños que se metieron al gabinete de los medicamentos. "Esa es la verdadera razón".

El estudio surge casi exactamente un año después de que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los EE. UU. emitiera directrices voluntarias que recomiendan que los fabricantes de medicamentos comunes de venta sin receta sean más coherentes con las indicaciones sobre las dosis e incluyan instrumentos de medición junto con los productos, entre otras sugerencias.

La Consumer Healthcare Products Association, que representa a estos fabricantes, también emitió directrices voluntarias.

"Esta iniciativa tuvo lugar después de que salieran a la luz varios informes acerca de sobredosis accidental atribuidas a problemas relacionados con etiquetas malas e incoherentes"; aseguró Yin, profesora asistente de pediatría de la Facultad de medicina de la NYU. "No establecen mandatos específicos y no tienen un plazo de cumplimiento, por lo que quisimos documentar el tamaño de este problema. ¿Será suficiente con las directrices voluntarias? También queríamos una línea de base para determinar si los productos cambiaban".

Los padres cometen errores con las dosis cerca del cincuenta por ciento de las veces", aseguró Yin.

Aunque la mayoría de estas ingestiones de dosis incorrectas no son graves, algunas, como las sobredosis de acetominafén pueden conducir a insuficiencia hepática y muerte, aseguró Wilson.

Yin y sus colegas examinaron doscientos medicamentos líquidos de venta libre para niños menores de doce años que se vendieron al año siguiente a la publicación de las recomendaciones. Esto representó un 99 por ciento de todos los productos que hay.

Cerca de las tres cuartas partes de los productos sí incluían dispositivos de medición, pero para el 98.6 por ciento de ellos, lo que decían las indicaciones no coincidía con las marcas de la cuchara o la taza.

Entre esto había marcas necesarias que no estaban allí o marcas adicionales innecesarias.

Poco más del cinco por ciento de los productos usaban medidas rebuscadas, como copitas o centímetros cúbicos. Algunas abreviaciones no estaban definidas.

Además de hacer coincidir las instrucciones del dispositivo con las de la etiqueta, Yin (y la FDA) recomiendan que se usen medidas uniformes, preferiblemente mililitros, porque es fácil confundir incluso cucharadas con cucharaditas.

Y teniendo en cuenta el alcance del problema", nos preocupa bastante que las directrices voluntarias no logren resolver el problema", aseguró Yin. "La FDA podría necesitar establecer estándares y regular productos".

Entretanto, dijo, los padres deberían seguir prestándole atención a las etiquetas y, si no entienden lo que se indica (quizá porque no tiene sentido), deben preguntar a su médico o farmacéutico.

Más información

Para más información sobre los medicamentos de venta libre para los niños, diríjase al Centro de Información al Ciudadano Federal (Federal Citizen Information Center).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad