SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muchas mujeres no pierden el peso que ganan durante el embarazo, según un estudio

Por Maureen Salamon, Reportero de Healthday -
Muchas mujeres no pierden el peso que ganan durante el embarazo, según un estudio

Un tercio de las que habían tenido un peso normal antes de dar a luz tenían sobrepeso o eran obesas un año después

MARTES, 9 de diciembre de 2014 (HealthDay News) -- Los temores de las mujeres de que el peso que se gana en el embarazo se mantendrá luego son validados por una nueva investigación que sugiere que tres cuartas partes de las que acaban de ser madres tienen más peso un año después de haber dado a luz que antes de quedar embarazadas.

Al analizar los datos de casi 800 mujeres de bajos ingresos, los investigadores también hallaron que una tercera parte de las que tenían un peso normal antes del embarazo tenían sobrepeso u obesidad un año después del parto. Casi una cuarta parte de todas las que acababan de ser madres seguían teniendo más de 20 libras (9 kg) adicionales.

"Desafortunadamente esto mostró que el embarazo por sí mismo lleva a la obesidad o a [tener] sobrepeso a una gran cantidad de mujeres", dijo la autora del estudio, la Dra. Loraine Endres, profesora clínica asistente de obstetricia y ginecología en la Universidad de Chicago.

"Es una cuestión muy importante", añadió. "Todos vemos el aumento de la cantidad de personas obesas en nuestro país y las consecuencias para la salud que derivan de ello, como la diabetes y la hipertensión. Realmente quería ver dónde empieza esto para las mujeres y ver si hay alguna manera de cambiarlo".

Aproximadamente el 35 por ciento de las mujeres mayores de 20 años son obesas y el 34 por ciento tienen sobrepeso, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más se considera como obesidad, y un IMC de 25 a 30 se califica como sobrepeso. El IMC es una proporción entre la estatura y el peso que calcula la grasa corporal.

Endres y sus colaboradores recogieron los datos de 774 mujeres de 5 lugares de Estados Unidos. Se entrevistó a las participantes tres veces en los 12 meses después del parto, y se midió la estatura y el peso a los 6 y los 12 meses después del parto.

Las mujeres aumentaron un promedio de 32 libras (14.5 kg) mientras estaban embarazadas y pesaban un promedio de casi 173 libras (78.4 kg) un año después del parto. Aproximadamente el 75 por ciento tenían un peso superior al que tenían antes del embarazo, lo que incluía a un 47 por ciento que mantenían más de 10 libras (4.5 kg).

Los factores que parecieron ayudar a la pérdida del peso ganado en el embarazo incluyeron el amamantamiento y realizar un ejercicio moderado, según el estudio.

"El mayor problema es que una gran cantidad de mujeres ganan demasiado peso durante el embarazo", dijo Endres. "Cuanto más se aumente, más difícil será perder ese peso. Desde el momento en que las mujeres conciben, como proveedores de atención sanitaria debemos empezar a hablar con ellas sobre un aumento apropiado de peso y sobre el hecho de seguir activas".

Las mujeres que quedan embarazadas también deberían comprender que lo de que "comen para dos" es un mito, señaló, y solamente deberían consumir entre 300 y 400 calorías adicionales al día cuando estén embarazadas si esperan un solo hijo.

El hecho de que las mujeres del estudio tuvieran unos ingresos bajos podría haber influido en los resultados, dijo Endres. Perder peso podría haber sido más difícil para estas madres por la falta de dinero para apuntarse a un gimnasio, por ejemplo, o quizá no "tengan siquiera un lugar seguro en su barrio por donde dar un paseo", señaló.

El Dr. Timothy Hickman, director de endocrinología reproductiva e infertilidad en el Hospital Metodista de Houston, en Texas, dijo que los hallazgos son "exactamente lo que anticipaba". Pero señaló que hacer ejercicio y dar el pecho después del parto pueden ayudar a las mujeres a evitar seguir teniendo el exceso de peso del embarazo.

"Usted no está predestinada a que ocurra esto", dijo. "Cualquiera está en riesgo de aumentar [en exceso] de peso durante el embarazo si no se dispone de un plan específico. Esta [investigación] habla de estar en el mejor estado de forma posible antes de concebir y tener un plan para perder peso después".

Los esfuerzos por perder peso de las madres recientes podrían beneficiarse de realizar más visitas al médico después del embarazo que simplemente la visita rutinaria al médico que se realiza 6 meses después de dar a luz, dijo Endres. "Quizá necesitemos ver a las mujeres con más frecuencia", para ayudarles a pasar por este momento fundamental, dijo.

El estudio fue publicado en línea el 8 de diciembre en la revista Obstetrics & Gynecology, como adelanto de su publicación impresa en enero de 2015.

Más información

El Instituto de Medicina ofrece consejos sobre cómo perder peso tras el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad