SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Millones de niños de EE. UU. aún pueden comprar los 'nocivos' cigarrillos electrónicos, según los CDC

Millones de niños de EE. UU. aún pueden comprar los 'nocivos' cigarrillos electrónicos, según los CDC

Diez estados y el D.C. permiten las ventas a los niños, señala un informe

JUEVES, 11 de diciembre de 2014 (HealthDay News) -- Más de 16 millones de niños estadounidenses pueden comprar cigarrillos electrónicos de forma legal, aunque los dispositivos no son seguros para ellos, advierte un informe reciente del gobierno.

El informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. también encontró que cientos de millones de estadounidenses no están protegidos contra la exposición en interiores al aerosol de segunda mano de los cigarrillos electrónicos.

El "aerosol no es vapor de agua inocuo, puede contener nicotina y otras toxinas", advirtió en un comunicado de prensa de los CDC Brian King, asesor científico principal de la Oficina de Tabaquismo y Salud de la agencia.

40 estados prohíben la venta de cigarrillos electrónicos a los menores de edad, pero diez estados y el Distrito de Columbia permiten ese tipo de ventas. Eso significa que más de 16 millones de niños de hasta 17 años pueden comprar los dispositivos en esos estados de forma legal, determinaron los investigadores.

Los datos más recientes muestran que el 4.5 por ciento de todos los estudiantes de secundaria y el 1.1 por ciento de todos los estudiantes de intermedia de EE. UU. habían usado cigarrillos electrónicos en los 30 días anteriores, según el informe.

"Sabemos que los cigarrillos electrónicos no son seguros para los jóvenes", enfatizó en el comunicado de prensa el Dr. Tim McAfee, director de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC.

Aunque los cigarrillos y otros sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN) "podrían tener el potencial de beneficiar a los fumadores adultos establecidos si se usan como un sustituto completo para todos los productos de tabaco de fumar, los SEAN no deben ser usados por los jóvenes y adultos que no sean usuarios de tabaco, debido a los efectos nocivos de la nicotina y otras exposiciones de riesgo, además del riesgo de pasar a otras formas de uso de tabaco", apuntó McAfee.

Las emisiones de segunda mano de los cigarrillos electrónicos son otro problema. 26 estados y el Distrito de Columbia prohíben fumar en restaurantes, lugares de trabajo y bares, pero apenas tres de esos estados (Nueva Jersey, Dakota del Norte y Utah) también prohíben el uso bajo techo de los cigarrillos electrónicos, señaló el informe.

Eso significa que más de 300 millones de estadounidenses, entre ellos 70 millones de niños, se exponen al humo de segunda mano de los cigarrillos o al aerosol de segunda mano de los cigarrillos electrónicos, según el estudio, que aparece en la edición del 11 de diciembre de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report, publicada por los CDC.

"La exposición a la nicotina puede dañar al desarrollo del cerebro adolescente, y puede ser tóxica para los fetos. El estándar para la protección de la salud de los niños y de los transeúntes debe ser un aire limpio, libre de humo de segunda mano y del aerosol de los SEAN", planteó King.

Los cigarrillos electrónicos se mercadean como una forma de ayudar a la gente a dejar de fumar, pero no hay prueba de que en realidad mejoren las probabilidades de que los fumadores abandonen el hábito a largo plazo, señalaron los CDC. Los métodos probados incluyen consejería y fármacos.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre los cigarrillos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad