SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Marihuana y tabaco, el riesgo real de la doble adicción

Por HealthDay/HolaDoctor -
Marihuana y tabaco, el riesgo real de la doble adicción
CRÉDITO: ISTOCK

Las personas que mezclan marihuana con tabaco tienen un riesgo más alto de dependencia y tienen una motivación más baja para encontrar apoyo con el objetivo de dejar esas drogas, según unos investigadores.

Mil millones de personas en todo el mundo consumen tabaco y 182 millones fuman marihuana, lo que hace que sean dos de las drogas más populares del mundo, según la Organización Mundial de la Salud y la Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas.

Muchas personas mezclan ambas drogas para ahorrar dinero. El tabaco también hace que la inhalación de marihuana sea más eficiente. Pero esta práctica podría aumentar la probabilidad de que los usuarios se vuelvan dependientes, según los investigadores.

"La dependencia al cannabis y la dependencia al tabaco se manifiestan de formas parecidas, así que a menudo es difícil diferenciarlas en las personas que consumen ambas drogas", dijo Chandni Hindocha, la autora principal del estudio.

"El cannabis es menos adictivo que el tabaco, pero mostramos aquí que mezclar tabaco con cannabis reduce la motivación para dejar de consumir estas drogas", añadió Hindocha, estudiante de doctorado en la unidad de psicofarmacología clínica del Colegio Universitario de Londres.

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron las respuestas a una encuesta realizada a casi 34,000 usuarios de marihuana de 18 países distintos de Europa, América del Norte y del Sur, y Australasia que participaron en la Encuesta Global sobre Drogas de 2014, una encuesta anónima realizada en línea.

La marihuana se consume de distintos modos en todo el mundo, dijeron los autores del estudio. Mezclar marihuana con tabaco es mucho más popular en Europa que en otras partes del mundo, informaron los investigadores el 5 de julio en la revista Frontiers in Psychiatry.

Mezclar marihuana con tabaco es popular en hasta un 91 por ciento de los consumidores de marihuana europeos, frente al 52 por ciento de los australianos y solo el 21 por ciento de los neozelandeses.

Los métodos de mezcla con el tabaco son incluso menos populares en el continente americano, donde solamente los usan el 16 por ciento de los usuarios de marihuana de Canadá, el 4 por ciento de los de Estados Unidos y aproximadamente el 17 por ciento de los de México y Brasil, reportaron los investigadores.

El 13 por ciento de los encuestados en Canadá y el 11 por ciento de los de Estados Unidos afirmaron que usaban vaporizadores de marihuana, que no usan tabaco. Este método es menos popular en otras partes del mundo, según los investigadores.

Pero el modo en que las personas consumen marihuana puede afectar a su motivación para dejarlo o para buscar ayuda profesional para hacerlo, añadieron los autores del estudio.

Las personas que preferían los métodos de consumir marihuana sin tabaco eran un 62 por ciento más propensas a buscar ayuda profesional para consumir menos marihuana. Y eran un 81 por ciento más propensas a buscar ayuda profesional para consumir menos tabaco, mostraron los hallazgos.

"Nuestros resultados enfatizan la importancia de las rutas de administración cuando se analizan los efectos del cannabis en la salud", dijo en un comunicado de prensa de la revista Michael Lynskey, especialista en adicciones del Colegio Real de Londres.

"Dado que hay un entorno legislativo cambiante con respecto al acceso al cannabis en muchas jurisdicciones, la investigación debería enfocarse más en la reducción del uso de las rutas de administración que implican la administración conjunta de tabaco", añadió Lynskey.

Los efectos negativos para la salud del tabaco son bien conocidos. Los efectos a corto plazo del consumo de marihuana incluyen la pérdida temporal de las habilidades motoras, de la memoria de trabajo y de las habilidades de toma de decisiones. El consumo a largo plazo de marihuana podría llevar a la dependencia, a reducciones permanentes en la función cerebral, además de a la enfermedad cardiaca y la enfermedad pulmonar, y a algunas formas de cáncer, según la Organización Mundial de la Salud.

Más información

La Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental de EE. UU. tiene más información sobre el tabaco y la marihuana.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad